Compartir
Publicidad
Publicidad

Todas las fotos que antes no podías hacer con el móvil y ahora sí

Todas las fotos que antes no podías hacer con el móvil y ahora sí
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen muchísimos tipos y modelos de cámaras de fotos pero, si hay algo en lo que coinciden todos los fotógrafos, es que la mejor cámara del mundo es la que tienes entre las manos en este momento. Todas las grandes cámaras no sirven de nada si no están contigo en el instante en que necesitas tomar esa foto, y por eso el mundo de la fotografía está volcándose con las cámaras de nuestros móviles.

En los últimos años hemos visto cómo las cámaras que incorporan nuestros teléfonos han pasado de ser meras cámaras anecdóticas para ilustrar un mensaje a las cámaras más utilizadas del mundo, con gran calidad y cada vez más posibilidades, acortando distancias con las cámaras profesionales. Y para olvidar ese viejo mito de que las cámaras de los móviles no sirven para nada, he aquí una lista de las posibilidades que nos ofrecen hoy día.

Ajustes manuales como una cámara profesional

Hace unos años todas las cámaras de móviles hacían fotos únicamente en modo automático, que elegía todos los parámetros de la toma sin preguntarnos qué tipo de fotos queríamos hacer. Pero ahora, en móviles como los Moto G5S y Moto G5S Plus, tenemos la opción de ajustar los parámetros manualmente como si fuese una auténtica cámara profesional: podemos variar el tiempo de exposición, sensibilidad, balance de blancos, modo de AF, modo de medición…

Con el archivo RAW guardamos toda la información de la toma

Incluso podemos guardar el archivo RAW de nuestras fotos, de manera que no solo obtengamos una imagen JPG procesada, sino toda la información de la toma y con todas las posibilidades de edición que el archivo en crudo nos brinda. Además, este archivo suele ser en formato DNG, el más abierto y estándar de los formatos, de manera que cualquier programa de edición profesional puede trabajar con él perfectamente.

Interfaz

Con calidad para imprimir

Por todos es sabido que más megapíxeles no es sinónimo de más calidad de imagen, pero sí que es un indicativo del tamaño al que podemos llegar a imprimir una buena foto que hayamos sacado con esa cámara. Y lejos han quedado las pequeñas cámaras de 2Mpix, pues con la mayoría de las cámaras actuales podemos hacer grandes ampliaciones con gran calidad y definición. Por ejemplo, con una cámara de 13Mpix podríamos hacer ampliaciones hasta 30x45cm con definición fotográfica y colgarlas en nuestra pared.

Y no solo de píxeles vive la fotografía. Las ópticas que incluyen los móviles están cada día más cuidadas y mejor pulidas para arrojar una nitidez acorde a la alta definición de los sensores. Incorporan varias lentes y hasta elementos flotantes para que podamos apreciar detalles y sin trepidación incluso al ampliar la imagen.

Photo 297648

Largas exposiciones e ISO alto

Dado que podemos configurar nosotros mismos los parámetros de la fotografía, las posibilidades creativas se disparan incluso a terrenos antes reservados a grandes cámaras, como la fotografía nocturna o incluso la exigente astrofotografía. Armados con un trípode donde montar nuestro móvil, podemos hacer fotos de larga exposición cuando las condiciones de luz sean escasas o cuando queramos captar el movimiento de objetos.

Armados con un trípode podemos hacer fotos nocturnas de larga exposición

Y, si parecía imposible hacer fotos del cielo nocturno con un móvil, con una larga exposición, la gran apertura de diafragma de las lentes y los altos valores ISO que podemos alcanzar hoy día, podemos captar hasta las más pequeñas estrellas del firmamento. Y, además, como están en formato RAW, en su edición podemos rescatar gran cantidad de detalle que resulte en fotos espectaculares.

Estrellas

Panorámicas perfectas

Las fotos panorámicas llevan ya unos años entre nosotros, pero la velocidad y precisión con las que se componen ahora permiten hacer fotos antes imposibles. Es el caso, por ejemplo, de las fotos de grupos de personas cuando queremos que entren todos en la misma toma. Aquí cada uno se mueve a su aire por mucho que intenten estar quietos, con lo que las composiciones hace unos años resultaban en personas cortadas por la mitad o con dos caras.

Hoy, con un suave movimiento horizontal de muñeca nuestro móvil observa todo su alrededor y compone una foto panorámica donde todo sale en su sitio y aplica los recortes o superposiciones que requiera para que salga perfecta y nítida, compensando cambios de luminosidad y hasta permitiéndonos observarla en 360º girando nuestro móvil.

Panoramica

Simular pequeña profundidad de campo

Una de las mayores revoluciones en el sector móvil y que no tiene parangón en el mundo réflex es la de incorporar varias cámaras en un solo dispositivo. Y no nos referimos solo al paso que se dio al incorporar una óptica en el lado de la pantalla para poder hacer videollamadas o selfies, sino a montar dos potentes cámaras una al lado de la otra para aumentar las posibilidades fotográficas de éstas.

Con dos cámaras podemos conseguir distintas distancias focales o profundidad de campo

Este binomio puede cumplir distintos papeles en función de cómo se diseñen las cámaras. Pueden tener dos distancias focales distintas, captar únicamente luminancias o, incluso, como en los Moto G5S Plus, conseguir simular una muy pequeña profundidad de campo, algo hasta ahora sólo posible con cámaras con grandes sensores. Es decir, podemos hacer que la zona enfocada se restrinja únicamente a nuestro sujeto principal, dándole protagonismo visual frente al resto de la escena desenfocada.

Campo 1

Vídeo 4K y cámara lenta

No solo de fotos pueden presumir las cámaras actuales. La capacidad de grabar vídeo de gran calidad se ha convertido en un indispensable para la vida moderna, ya sea para grabar nuestros recuerdos en una gran película o para contar lo que está pasando en un extremo del planeta a todo el mundo. Y aquí los móviles, al incorporar procesadores tremendamente potentes y grandes memorias que hasta se pueden ampliar con tarjetas microSD, tienen una ventaja importante.

Al poder procesar una gran cantidad de información por segundo pueden generar más fotogramas y más grandes, y almacenarlos en amplia memoria sin miedo a que se llene. Así, móviles de última generación como el Moto G5S Plus pueden grabar vídeo a 4K 30fps para tener las películas más definidas de nuestra vida, o bien vídeo FullHD 60fps para poder generar vídeos a cámara lenta x2 sin pérdida de calidad, todo ello con estabilizador de imagen para que los movimientos sean suaves y sin trepidación, algo que hace solo unos años era imposible.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos