Sigue a

LiveProfile

Desde que Whatsapp encontrara la primera pepita del filón, las aplicaciones de mensajería se han convertido en algo parecido a Arkansas en plena fiebre del oro. Todo el mundo lanza una y todo el mundo asegura que la suya es la definitiva. La última veta (que no beta) descubierta, en este caso, se llama LiveProfile.

Antes de entrar en harina sobre la aplicación, su primer punto a favor es que aspira a ser multiplatarforma de veredad. Actualmente está disponible para IOS, Android y Blackberry OS, pero está en el horno una segunda versión para Symbian, Maemo y Meego. Ya sólo les faltaría Windows Phone y Bada para merecer el apelativo de multiplataforma.

La aplicación en sí es un combinado muy opotunista de un montón de programas. La gestión de contactos, importables desde los de nuestro teléfono, es similar a la de GoogleTalk, mostrando en todo momento quien está en línea y quien no.

Los mensajes se despliegan al estilo Wathsapp. LiveProfile ha querido diferenciar de manera muy visual si el mensaje ha sido leído por nuestro destinatario o no, y lo hace con letras. Una S en el mensaje indica que ha sido enviado al servidor, una D indica que ha llegado a los móviles de nuestros receptores y una R indica que estos lo han leído. Lo que no queda claro es cómo determina esto último ya que, a priori, con sólo dejar la aplicación abierta podría aparecer como leído.

LiveProfile permite adjuntar fotos o vídeos a los mensajes, y tiene una vocación muy social. Aparte de sincronizarse, si queremos, con Facebook y Twitter, la aplicación permite crear un perfil propio.

Aún es pronto para saber si LiveProfile es la aplicación de mensajería definitiva o no. La competencia en este campo es cada vez mayor y a veces la mayoritaria es más una cuestión de moda que de otra cosa.

Más información | LiveProfile

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios