Síguenos

BlackBerry

BlackBerry ha publicado resultados financieros preliminares correspondientes a su segundo trimestre fiscal, y la realidad es que son terribles para los intereses de la compañía canadiense, con unos ingresos un 50% por debajo de lo esperado. Las pérdidas registradas en el periodo están cerca de los 1.000 millones de dólares, la causa principal es el desastre que ha supuesto el lanzamiento de BlackBerry Z10, y el stock acumulado sin vender.

En lo que respecta a ventas, solo se han puesto en el mercado 3,7 millones de smartphones, la mayoría – BlackBerry 7 – de la generación anterior. Claramente BlackBerry 10 no ha sido el revulsivo necesario para aguantar la cuota de mercado que tenían, y como ya sabemos, Windows Phone les pasó de largo en los últimos meses.

Las medidas que se van a tomar son drásticas, despidiendo a 4.500 empleados y reduciendo gastos en un 50% hasta 2015. Un futuro más sano de la compañía podría tener que ver con la creación de software y servicios, dejando a un lado la fabricación de teléfonos.

Por lo pronto pasarán de seis a cuatro terminales en el mercado (dos de gama alta y dos de entrada). En boca de Thorsten Heins, anuncian que se centrarán en el mercado corporativo y profesional, ya que entre los consumidores no han podido rascar bola con la apuesta actual, BlackBerry 10.

Repasando los últimos movimientos de la compañía, tenemos que mañana habrá lanzamiento oficial de BlackBerry Messenger en Android, pasado para iPhone, y durante esta semana han presentado el último teléfono de la casa, la BlackBerry Z30.

Vía | Cnet | Reuters

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios