Compartir
Publicidad

Yoigo ya es de MásMóvil, es turno para decidir qué hacer con cada marca

Yoigo ya es de MásMóvil, es turno para decidir qué hacer con cada marca
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La historia de la venta de Yoigo da casi para escribir una novela. Fueron varias las ocasiones en la que se rumoreó con que los accionistas del cuarto operador querían salir de España, aunque constancia de intento serio solo tenemos la de 2013, en la que TeliaSonera rechazó vender su negocio por menos de 1.000 millones de euros. Pero la de este año parecía la definitiva, y así ha sido.

TeliaSonera y los accionistas españoles de Yoigo confirmaban el pasado 21 de junio la venta del operador a MásMóvil, tras unas intensas negociaciones en las que también estuvo de por medio Zegona, fondo dueño de la asturiana telecable. Y tras el aprobado, aplauso incluido, por parte de la CNMC, MásMóvil ha comunicado hoy que ya ha cerrado definitivamente la compra, por lo que es tiempo para ponerse a trabajar en la integración de Yoigo y Pepephone.

La MásMóvil de hoy no se parece en nada a la de hace un año. El virtual que nació de la nada, sin grandes inversores detrás y con un pequeño equipo, dio su primer gran paso con su fusión con Ibercom, un operador dedicado al sector empresarial. Desde aquella unión se sucedieron las compras, aunque en principio pequeñas, hasta que llegó el segundo gran paso: hacerse con las redes fijas sobrantes de Jazztel.

Ese logro le dio una nueva dimensión al virtual, que le permitieron crear una oferta convergente propia. Pero para de verdad poder competir con los tres grandes, aunque siempre con otro tamaño, a MásMóvil le faltaba lo más importante: una red móvil propia. Y aunque muchos dudábamos e incluso algunos creían disparatada la idea de que el virtual se hiciese con un operador varias veces más grandes que ellos, la compra de Yoigo se produjo.

¿Qué marcas sobrevivirán?

Ahora que ya están más que cerradas tanto la compra de Pepephone como la de Yoigo, MásMóvil tiene un duro trabajo por delante. Además de la integración de los empleados de las tres empresas, repartidos en distintas sedes actualmente, y de la integración de los sistemas, quizás el punto más difícil sea decidir qué hacer con cada una de las marcas con las que cuenta actualmente el ya no virtual.

La más conocida de todas es claramente Yoigo y parece que será la principal apuesta, añadiendo a su catálogo de tarifas actuales paquetes convergentes, intentando también captar las líneas fijas de esos más de tres millones de clientes de móvil. Pepephone quizás no sea tan conocida entre el público en general, pero tiene una muy buena imagen, por lo que podría ser ideal para usar su marca para tarifas no convergentes y económicas.

Yoigo podría quedarse como marca para tarifas convergentes y tarifas móvil de alto valor y Pepephone para tarifas móviles económicas

Quizás MásMóvil se resista a dejar de usar su propia marca, pero es claramente menos conocida que Yoigo y no tiene la reputación de Pepephone, aunque la lógica dice que mantener tres marcas, con el gasto en marketing y publicidad que ello supone, no sería una buena idea. Y eso sin hablar de la marca Happy Móvil, que podría mantenerse orientándola a tarifas para llamar al extranjero. Estaremos atentos a todos los movimientos.

En Xataka Móvil | ¿Se convierte MásMóvil en el cuarto operador tras comprar Pepephone y Yoigo?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos