Compartir
Publicidad

MásMóvil compra Yoigo a cambio de 612 millones de euros

MásMóvil compra Yoigo a cambio de 612 millones de euros
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yoigo por fin tiene nuevos dueños. Su andadura en España siempre ha sido complicada, le costó años arrancar, y tras sus inicios ha habido varios intentos de venta por parte de su mayor accionista, la nórdica TeliaSonera. Sus principales mercados están en el Norte y Este de Europa, por lo que Yoigo era la marca rara, alejada del resto de su negocio.

Y tras no lograr la venta en 2013, pedían 1.000 millones de euros y no los consiguieron, en 2016 la venta volvió a los titulares. La pelea estaba entre Zegona, el fondo británico que adquirió telecable en 2015, y MásMóvil, y aunque los primeros tomaron ventaja inicialmente, lo lento de las negociaciones indicaban que algo no iba bien. Y así ha sido, ya que MásMóvil acaba de anunciar que compra Yoigo por 612 millones de euros.

Si ayer Zegona decía que tenían un acuerdo total con TeliaSonera para comprar Yoigo pero que había sido vetado por los accionistas minoritarios, hoy MásMóvil ha dado la que no ya no era tan sorpresa. A cambio de 612 millones de euros, el virtual sí ha logrado convencer a ACS, FCC y Abengoa, empresas españolas que sumaban un 23% de las acciones del operador.

Un precio inferior al rumoreado

Parece que MásMóvil ha jugado bien sus bazas, atendiendo al precio que pagarán por Yoigo. Los rumores apuntaban a que Zegona habría ofrecido 550 millones de euros, mientras que MásMóvil habría puesto sobre la mesa 700 millones de euros. Aunque el fondo no dio cifras, se lamentaba de que el otro pujador pusiese una cifra desmesurada sobre la mesa, pero no ha sido tanto.

MásMóvil pagará por Yoigo 7,3 veces su EBITDA, cuando estas operaciones suelen acercarse a un multiplicador de 10 u 11

De hecho, los 612 millones de euros que pagará MásMóvil por todas las acciones y deuda de Yoigo no es una cifra elevada si la comparamos con otras transacciones del mercado español. Lo habitual en este tipo de operaciones es que la cifra a pagar se aproxime a 10 u 11 veces el EBITDA del último ejercicio completo de la compañía adquirida, y en este caso el multiplicador es de 7,3.

La financiación de la operación será mixta. Una parte saldrá de la ampliación de capital de 230 millones de euros que está prevista que se apruebe este mismo jueves, mientras que el importe restante corresponderá a una nueva emisión de deuda. Como señal, MásMóvil ya ha entregado a TeliaSonera los primeros 30 millones de euros de la compra.

Turno para la CNMC

Una vez que hay acuerdo total entre MásMóvil y todos los accionistas de Yoigo, el turno es para la CNMC. El regulador tendrá que dar su visto bueno a la operación, aunque es de esperar que las trabas sean mínimas por no decir inexistentes. Los problemas suelen venir cuando un operador con red propia compra a otro que también la tiene, y en este caso las frecuencias en manos de MásMóvil son mínimas.

Además, desde Bruselas eligieron a MásMóvil como el operador que tenía que ejercer la presión competitiva sobre el resto al desaparecer Jazztel, de quien recibió una gran red de ADSL en alquiler y 720.000 hogares pasados por fibra. Que ese operador que quieran reforzar consiga una red móvil propia, además de sus clientes, no sería más que una buena noticia para que la competencia siga creciendo.

Nos toca ahora analizar el tamaño de la nueva MásMóvil, incluyendo además la operador de compra de Pepephone, pero parece que el virtual (que dejará de serlo) ya podrá decir que son el cuarto operador.

En Xataka Móvil | ¿Se convierte MásMóvil en el cuarto operador tras comprar Pepephone y Yoigo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio