Compartir
Publicidad

El primer procesador de Xiaomi deja benchmarks y algunos datos para que lo vayamos conociendo

El primer procesador de Xiaomi deja benchmarks y algunos datos para que lo vayamos conociendo
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya bastantes meses llegó a los medios un rumor que parece, a tenor de la última información recibida, cada vez más sólido. Xiaomi tenía intención de empezar a construir sus propios procesadores y montarlos en sus terminales. Este movimiento supondría que se convertiría automáticamente en competencia de Qualcomm, Samsung y compañía pero también que tanto Qualcomm como MediaTek podrían acabar saliendo de las líneas de producción del fabricante chino.

Aquella noticia llegó en febrero y ahora, a mediados de octubre, llegan a los medios datos sobre el que sería el primer chip de Xiaomi. Con el nombre de Meri, no sabemos si como nombre definitivo o como nombre interno, se han filtrado algunas imágenes que desvelan información sobre el futuro procesador. Un procesador que podría ver la luz dentro de no demasiado tiempo aunque el próximo lanzamiento previsto de Xiaomi es el Mi Note 2 y el chip no parece ser de gama alta. Como decimos, no lo parece.

Algunos datos del Xiaomi Meri

Xiaomi Meri

Según las imágenes filtradas, estaríamos hablando de un procesador con base ARM, no distinto a los que vemos construidos por MediaTek, Exynos o muchos Qualcomm, al menos los ajenos al grupo con núcleos Kryo. La propia GPU elegida nos de algunas pistas, una Mali-T860 que hace pensar que se encuentra en compañía de núcleos Cortex-A53 o Cortex-A57. Hablaríamos, por tanto, de un procesador de gama media al alejarse de los últimos núcleos A72 y A73 de ARM, los más potentes hasta el momento.

Creemos conocer el tipo de núcleos montados en este Xiaomi Meri pero no sabemos su número, si estamos ante un procesador de cuatro, de ocho o quizá de diez núcleos, con la configuración de triple clúster que ya usa MediaTek en su línea Helio. Lo que sí tenemos son algunos benchmarks que vuelven a demostrar que hablamos de un procesador de gama media.

Los benchmarks miden el rendimiento de todo el sistema, desde la CPU hasta la GPU, e incluso de la velocidad de la RAM o de escritura en el disco. Es por ello que los benchmarks filtrados no dependen al 100% del procesador pero sí nos dejan elucubrar de qué tipo de chip hablamos. Los benchmarks dicen que estamos ante un equivalente en potencia del Snapdragon 808, o quizá de algún modelo anterior como el Snapdragon 805.

Benchmarks

Una potencia que a día de hoy se equipararía a líneas de gama media como la Snapdragon 617, por ejemplo, o los Helio P10. Esto significaría que Xiaomi estaría adentrándose en el mercado de los procesadores propios, pese a haber elegido a ARM en lugar de optar por desarrollos propios, y que lo haría eligiendo la gama media para empezar. Una gama en la que, recordemos, Xiaomi se mueve como pez en el agua.

Vía | Slashgear
En Xataka Móvil | Xiaomi, a punto de convertirse en el cuarto gran fabricante de móviles con procesadores propios

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos