Compartir
Publicidad

Por qué Samsung debería eliminar la línea Note e integrar el S Pen en los Galaxy S

Por qué Samsung debería eliminar la línea Note e integrar el S Pen en los Galaxy S
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se recuerda un desastre de tales proporciones en toda la historia de la telefonía móvil, más aún tratándose de un fabricante del peso de Samsung, el actual líder del mercado con casi uno de cada cuatro teléfonos vendidos en el planeta. El camino del Galaxy Note 7 ha sido accidentado desde que comenzaron a surgir los primeros problemas con sus baterías, y ha acabado como el fabricante retirando todas las unidades ya vendidas o almacenadas por los distribuidores.

El problema que afronta ahora el gigante coreano no es pequeño pues su lenta reacción en todo el proceso que ha desembocado en el alto a las ventas ha dañado la imagen del terminal, y posiblemente de toda su familia. Si los primeros accidentes y el primer recall fueron dañinos para la compañía, los modelos de reemplazo que volvieron a mostrar problemas han sido definitivos. Samsung debería eliminar la línea.

Un problema de imagen difícil de gestionar

Note 7

Llegados a este punto, y una vez que los problemas de imagen de un modelo trascienden los medios puramente tecnológicos, tal vez lo mejor sea cortar por lo sano. Lo que podrían haber sido unas cuantas unidades dañadas y una retirada a tiempo y sin tanto ruido se ha convertido en avisos desde los medios de comunicación generalistas, los que realmente calan en la memoria colectiva, para que se apague el terminal ante riesgo de explosión. En algunos casos no se mencionaba humo, ni que podría arder. Su usó el término combustión.

Las aerolíneas han acrecentado aún más la imagen de un Galaxy Note 7 que será recordado como el móvil que ardía. Un terminal que recibió las mejores calificaciones en análisis que se le recuerdan a Samsung y que puede ser el causante de que su línea haya llegado hasta aquí. Así debería ser pues la memoria de la población es selectiva. De igual forma que muchos usuarios no saben que su terminal es un Android y piden "un Galaxy" al llegar a las tiendas, desconociendo en muchos casos que los modelos son muchos y muy variados, lo que quedará en la memoria de todos es que los Note explotaban. Los Note, no un modelo concreto.

El daño a la imagen de toda la línea puede ser irreparable y quizá a Samsung le convenga reconducir la situación. El nicho de usuarios que acude al Note año tras año en busca de las ventajas de su capa y su S Pen no debe olvidarse y por eso Samsung debería integrar los Note dentro de la línea S. No como S Note, pues el apellido arrastraría la mala imagen anterior.

¿Qué tal Samsung Galaxy S8 Pro?

Galaxy S7 Edge

Vistos los movimientos de Samsung en los últimos años, unificando características entre todos sus modelos, lo más sensato que podría hacerse es crear una nueva subdivisión dentro de los Galaxy S. El Samsung Galaxy Note 7 se diferenció muy poco con respecto al Galaxy S7 y al Galaxy S7 Edge, y la experiencia de haber probado con un Galaxy S6 Edge Plus el pasado año aún permanece en nuestra memoria.

Samsung podría así seguir produciendo sus Galaxy Note en la segunda mitad del año pero tal vez como un tercer brazo de los Galaxy S. Pensemos en que el Galaxy S8 podría tener la pantalla curva en ambos modelos, diferenciándose únicamente en el tamaño de la pantalla. ¿Y si a los dos terminales se le sumase un tercer modelo apellidado Pro?

Samsung Galaxy S8 de 5 pulgadas, Samsung Galaxy S8 Plus de 5,5 pulgadas, Samsung Galaxy S8 Pro de 5,7 pulgadas. Dos idénticos, uno con un S Pen embutido en el cuerpo. Así el fabricante mataría dos pájaros de un tiro pues aportaría un valor diferencial con el S Pen a la que es en estos momentos su línea más comercial, la línea S. La línea que atesora para sí todas las buenas críticas de las dos últimas generaciones.

Si lo ponemos en perspectiva y, como se suele decir en términos futbolísticos, echamos la pelota al suelo, lo mejor que puede hacer Samsung en estos momentos es cerrar definitivamente la línea Note e integrarla con los Galaxy S para los próximos años. Como decíamos, una crisis de imagen de este nivel es muy difícil de reconducir, es mejor cerrar una vía y abrir otra.

En Xataka | Oficial: Samsung detiene las ventas y reemplazos del Galaxy Note 7 a nivel mundial
En Xataka Móvil | Samsung y el problema de las baterías del Note 7 a fondo: ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos