Compartir
Publicidad
Publicidad

El iPhone que se carga mientras caminas podría ser una realidad algún día... o no

El iPhone que se carga mientras caminas podría ser una realidad algún día... o no
Guardar
24 Comentarios
Publicidad

Es posible que algunos aún recordéis un experimento de inducción electromagnética en el instituto. Aquel en el que el movimiento de un imán en el interior de una espiral de cobre daba como resultado la producción de electricidad. Pues bien, Apple ha tomado esto como partida para la última de sus patentes quien sabe si con la intención de desarrollarla algún día. ¿Os imagináis un dispositivo que cargue la batería mientras camináis, practicáis footing o simplemente con agitarlo?

Claro está, un sistema tal sería demasiado grande para incorporarlo a un iPhone. Según los de Cupertino, la idea es imprimir bobinas con finas trazas de cobre conductor en el interior de las placas que ofrecen soporte al resto de chips en las tripas de un dispositivo. Según Apple, se podrían generar configuraciones de alta densidad con la impresión de múltiples capas de bobinas en las placas de los circuitos. Tan sólo hace falta añadir los imanes móviles para conseguir el efecto deseado.

Sobre el papel se presenta como una de tantas ideas innovadoras. Pero la realidad es otra; es necesario un amplio despliegue en terreno de ingeniería para que dicho sistema de carga fuera una realidad, además de contemplar la viabilidad energética del invento. ¿Cuanto deberíamos correr para conseguir aumentar un 10% la carga de la batería?

Mientras la potencia de los procesadores se incrementa de acuerdo a la ley de Moore, todo lo concerniente al desarrollo de baterías que proporcionan mayor autonomía parece caído en un insano letargo del que parece no querer salir, considerando un logro que un smartphone actual alcance las 12 horas de funcionamiento continuado sin pasar por la pertinente estación de carga.

Vía | AppleInsider.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos