Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Tres situaciones límite y tu Xperia™ Z seguirá como nuevo

Tres situaciones límite y tu Xperia™ Z seguirá como nuevo
3 comentarios

Tal y como ya comentamos en la entrada La resistencia del Xperia™ Z a prueba, este smartphone combina a la perfección la elegancia con la resistencia a todo tipo de golpes y circunstancias. Y es que si algo ha demostrado la compañía japonesa es que la resistencia en un dispositivo elegante ya no es utópico.

La clave de dicha resistencia está en que cuenta con certificaciones IP55 e IP57, que aseguran ser más fuerte que el polvo y el agua, lo cual permite que se convierta en nuestro amigo inseparable que podrá acompañarnos a cualquier sitio que decidamos, sin miedo a que le pase nada. ¿Hablamos de situaciones límites?

Situación 1: Un día en la playa.

Imagina que quieres pasar el día en la playa. Lo normal es que guardes tu dispositivo en alguna bolsa, por lo general, que cuelga de la sombrilla, con el fin de que no roce la arena. Ahora, la capacidad de los smartphones permite que hagamos todas las fotos que queramos. Eso sí, con el cuidado de volver a guardar el móvil en la bolsa con el fin de que no se estropee el terminal. Ahora con nuestro Xperia™ Z no tenemos nada que temer.

Y es que no solo podremos fotografiar desde la orilla sino que podremos llevarlo con nosotros al agua, y hacer fotos mientras tomamos un baño. Y si una vez que salgamos, el móvil se nos cae a la arena, no pasa nada: no se rallará. Además, como se puede mojar, nada más fácil que echar agua sobre él para limpiarlo. Si después de todo eso, tus pequeños lo quieren utilizar para jugar, no te preocupes. Seguirá como el primer día.

Situación 2: ¡Todos a la piscina!

¿Qué te parecería consultar tus llamadas, hablar a través de mensajería instantánea o hacer las mejores fotos mientras tienes los pies en el agua de la piscina y sin temer a las salpicaduras? Puede parecer algo de otro mundo pero no lo es. Y es que con el Sony Xperia™ Z no hay nada a lo que tenerle miedo mientras estás en la piscina. Es más, puede sacarle todas las posibilidades que se te antojen.

Y es que nuestro dispositivo puede ser sumergido bajo agua hasta 30 minutos a 1 metro de inmersión. Es decir, no solo puedes estar en el borde de la piscina. ¡También puedes estar con tu smartphone mientras te bañas! E incluso en la propia ducha. ¿No te parece todo un acierto?

Situación 3: ¿Nos vamos a la montaña?

El verano normalmente se asocia a la playa o a la piscina, sitios ideales para refrescarnos en momentos de calor. Sin embargo, hay quien decide pasar sus días en la montaña, haciendo escalada o senderismo y disfrutando del paisaje natural. Coge tus deportivas, tu cantimplora y, sobre todo, tu Sony Xperia™ Z. La tecnología que incluye permite, no solo que no se ralle, como hemos comentado, sino también a que sea resistente al polvo.

Otro de los grandes peligros de todo smartphone es la lluvia, por la que ya no tendremos que preocuparnos con nuestro Sony Xperia™ Z. Y si mientras caminamos se nos cae al suelo y choca con alguna roca, tampoco pasará nada. Tu dispositivo inteligente seguirá igual que cuando lo compraste.

Y es que como hemos dicho en repetidas ocasiones, con un diseño singular en cristal templado, la clave está en su resistencia, asegurando ser un todoterreno frente al polvo y al agua, hasta 30 minutos a 1 metro de inmersión, incluso soportando caídas de un metro. Cada uno de los puertos del terminal están debidamente sellados, haciendo de él un dispositivo adecuado para la playa, la piscina o la montaña. Y a ti, ¿se te ocurre algún otro “lugar extremo”?

Imagen | Noticias.iruya.com

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio

Explora en nuestros medios