Compartir
Publicidad

Motivos para adquirir un Windows Phone 7

Motivos para adquirir un Windows Phone 7
109 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Decía Ramón Campoamor que nada es verdad ni mentira, que dependía del color del cristal con el que se mira. No le sobraba razón a este buen escritor y vamos a refutar su teoría en una serie de dos artículos sacando los puntos a favor y en contra de Windows Phone 7, el emergente sistema operativo remozado de Microsoft, que aún vive a la sombra de dos gigantes como iOS y Android, pero con la alianza de Nokia para equilibrar una balanza que ambos tenían desfavorable.

Intentaremos tomar como referencia en algunas características a sus rivales de mercado, para apreciar así con más criterio sus virtudes y defectos. En este primer artículo abordaremos sus bondades y las condesaremos en sus cinco pilares más positivos, aquellos que pueden hacer que nos decantemos por un Windows Phone en nuestra próxima adquisición.

Tiempo de inicio


Windows Phone 7 arranca en apenas 20-25 segundos y es plenamente operativo. Nada de tiempos de carga en su horizonte, una vez metemos el pin y vemos el escritorio principal.No tenemos lecturas de tarjetas de memoria externa (ya que no hay), ni procesos en segundo plano consumiendo recursos y falseando el arranque que permita darle uso intensivo al teléfono.

Siendo WebOS (unos 2 minutos largos) probablemente el sistema más lento en inciarse, Android e iOS a continuación, y con clara influencia del número de aplicaciones instaladas, es cierto que se agradece este detalle de poder tener el teléfono disponible en tan poco tiempo para un sistema tan completo.

La interfaz


La interfaz visual es una delicia, sin repercutir en la velocidad del teléfono. Las transiciones, desplazamientos y animaciones de los hub son una bocanada de aire fresco en un mundo de múltiples escritorios que parecen estandarizados en el resto de sistemas. Sólo se encuentran un poco por debajo de iOS en términos de velocidad y manejabilidad, lo que ya es un logro. Es complicado apreciar ralentizaciones aún realizando sincronizaciones en segundo plano.

Sencillez y minimalismo


La sencillez y el minimalismo como objetivo. El menú se reduce al listado de aplicaciones y a los accesos directos que dejemos a modo de hubs en el escritorio principal. La simplicidad por bandera en persecución de la velocidad y facilidad para manejarlo con tres botones y sin apenas entrar en más de un nivel de submenú.

Aquellos que busquen personalizar el sistema a su antojo, se equivocan de sistema operativo. Los que busquen encontrar todo a la primera, acertarán plenamente.

Batería


La gestión de la batería es superior a la media de los smartphones. La ausencia de multitarea puede influir claramente en este aspecto, pero objetivamente noto una duración un casi un 50% superior respecto a un Samsung Galaxy S, Palm Pixi Plus o Iphone 3GS, que se mantienen muy parejos en una autonomía diaria dando uso medio a todas las funciones del smartphone. Es decir, hablamos de casi dos días en uso frente a un día largo sin apagarlo por las noches.

Xbox Live


Xbox LIVE es un aliciente para todo jugador que se precie. Partiendo de la base de que por ahora no está muy aprovechado el rebufo que podría tomar de su hermana mayor Xbox 360, compartiendo títulos de Xbox Live Arcade, para empezar. Se nota la diferencia respecto a juegos convencionales de otras plataformas, el acabado de IloMilo puede ser de los mejores ejemplos del Marketplace para Xbox LIVE. Al margen de las posibilidades de futuro como plataforma al estilo Playstation Suite.

Dejaremos para otro artículo los cinco puntos débiles de Windows Phone 7, mientras tanto, disfrutemos de sus virtudes y podremos comparar más objetivamente lo que nos puede aportar la actualización inminente que deseamos en el MWC de barcelona y los futuros Nokia con Windows Phone 7.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos