Publicidad

Todo sobre fotografía móvil (2): el teleobjetivo
XatakaMovil

Todo sobre fotografía móvil (2): el teleobjetivo

Publicidad

Publicidad

En el primer artículo de nuestra serie sobre la fotografía móvil tocó hablar sobre las lentes grandes angulares, y hoy tomaremos un camino muy parecido aunque en sentido contrario. Retomamos el concepto de la distancia focal aunque en lugar de usarlo en nuestro beneficio para alejar objetos, lo que ahora toca es acercarlos.

Ése es básicamente el significado de un objetivo telefoto o de un teleobjetivo, según como decidamos llamarlo. Un teleobjetivo es todo aquel que acerca los objetos a nosotros sin trucos de software, simplemente usando su propia óptica. Y pese a que los más puristas decidan no considerarlo así, son los responsables de que muchos teléfonos a día de hoy tengan ya zoom óptico como una de las opciones de su cámara múltiple.

La distancia focal y los teleobjetivos

Distancia Focal La distancia focal. Gráfico de Salvatore Barba

Como decíamos en la introducción, toca retomar el concepto de la distancia focal aunque ahora para acercar en lugar de para acercar. Decíamos que la distancia focal era la distancia en milímetros (o equivalente) entre el centro óptico de la cámara y el sensor fotográfico. En este caso, el sensor ubicado en el corazón del teléfono móvil.

La diferencia es que aquí ya no hablamos de distancias focales inferiores a los 35 milímetros, o a los 18 milímetros cuando hablamos de súper grandes angulares, sino a superiores a los 35 milímetros. De hecho, en teléfonos móviles se suele hablar de teleobjetivo por encima de los 50 milímetros aunque en cámaras más tradicionales los solemos encontrar volando por encima de los 70 milimetros y alcanzando longitudes demenciales de hasta cuatro cifras. ¿Verdad, Nikon Coolpix P1000 que llega a los 3.000 milímetros?

Decimos que en móvil se suele tratar como teleobjetivo todo aquel que supera los 50 milímetros porque el uso en móviles es el de ofrecer zoom óptico fijo (ya veremos más adelante que hay otras opciones en el mercado). Esto supone que se toma como referencia la lente principal del teléfono y se multiplica, por lo que si nuestro teléfono tiene una lente de 26 milímetros (muy habitual), el teleobjetivo encargado de darnos zoom óptico tendrá 52 milímetros (dos aumentos), 78 milímetros (tres aumentos), etc.

Teléfono

Zoom óptico

Principal (angular)

Súper gran angular

Samsung Galaxy S10

52 milímetros (2X)

26 milímetros

12 milímetros

Sony Xperia 1

52 milímetros (2X)

26 milímetros

16 milímetros

Xiaomi Mi 9

54 milímetros (2X)

27 milímetros

13 milímetros

OPPO Reno2

52 milímetros (2X)

26 milímetros

13 milímetros

Huawei Mate 30 Pro

80 milímetros (3X)

27 milímetros

18 milímetros

iPhone 11 Pro

52 milímetros (2X)

26 milímetros

13 milímetros

Como vemos, el concepto es bastante sencillo. Por debajo de 35 milímetros alejamos la imagen, por encima de 50 milímetros la acercamos. Y entre los 35 y los 50 milímetros encontramos un terreno que se suele explorar poco con lentes fijas (sí con teleobjetivos) en el que lo que fotografiamos se captura más o menos a la distancia y tamaño real. Siempre con matices, por supuesto.

No todo son milímetros, también hay grados

Cuando hablábamos de los grandes angulares también hicimos referencia a la curvatura de la propia lente, lo que en definitiva da nombre al objetivo. "Gran angular" es aquella lente que se mueve entre los 60º y los 120º de curvatura (180º ya son ojos de pez). En los teleobjetivos, los ángulos disminuyen drásticamente. Observando lentes tradicionales nos topamos con 30º para los objetivos de 80 milímetros, o de 24º grados para los de 100 milímetros. Y la lente se aplana más y más cuanto mayor es la distancia focal.

Las pecularidades de los teleobjetivos y los tipos móviles

Oppo Pruebas con el OPPO Reno 10x Zoom realizadas por Anna Martí, de Xataka

Ya hemos dicho que los teleobjetivos acercan la imagen a nosotros y eso es lo que los define, pero tienen algunas pecularidades que merece la pena conocer a la hora de usarlos correctamente para la fotografía que estamos pensando en capturar. La profundidad de campo es reducida en los teleobjetivos, y se reduce más y más cuanta mayor distancia focal tienen. Eso quiere decir que la zona enfocada frente a nosotros se reduce y el fondo se despega más y más del primer plano conforme aumentan los milímetros. De ahí que los teleobjetivos se usen a menudo en fotografía de retrato, pues los sensores que acompañan a estas lentes tienen menos problemas para separar el primer plano del fondo y se aumenta considerablemente el bokeh natural de la lente.

En los móviles, la lente teleobjetivo suele ser la encargada de las lecturas de profundidad por su facilidad para identificar los fondos

Son estas lentes, de hecho, las encargadas habitualmente de las lecturas de profundidad en móviles. Y ya que hablamos de lentes múltiples, por qué no hablar de los distintos tipos de zoom óptico que encontramos en móviles gracias a los teleobjetivos. Decíamos que se suele multiplicar la distancia focal de la lente principal para así ofrecer el zoom, y tenemos zoom óptico de dos, de tres y hasta de cinco aumentos cuando observamos, y esto se hace con lentes fijas pero ahora también las hay móviles.

En el mercado hay ya algún producto, como el OPPO Reno 10X Zoom, que cuenta con una lente móvil en su interior. El sistema es bastante ingenioso pues la cámara cuenta con un prisma en su interior que, al rotar, permite enfocar o dispersar la imagen capturada por la lente, de forma que ésta se amplía o se reduce. Así, con una lente fija obtenemos zoom óptico móvil y, por tanto, adjustable. Todo un avance para los teléfonos móviles, que en un futuro tal vez podría resolver todos los modos fotográficos con una única cámara o, al menos, reducir el número de las que ya hay.

Y hasta aquí lo que os tenemos que contar hoy sobre las lentes con teleobjetivo. Y como hicimos con los grandes angulares, qué mejor forma de cerrar que con un resumen rápido y claro sobre cómo son estas lentes que encontramos ya en multitud de teléfonos móviles. Distancia focal larga, ángulo de visión reducido, profundidad de campo reducida. Nos leemos en una semana.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir