Síguenos

TuMe, Joyn, Libon ... ¿llegan tarde?

Hace escasos días que tuvimos noticias del relanzamiento de Libon, el Whatsapp de Orange que ya hemos analizado y que como otras aplicaciones firmadas por distintos operadores llega para intentar coger un trozo del pastel.

Tu Me, firmado por Telefónica, y Joyn, con varios operadores detrás Orange incluido, ya lo han intentado con un éxito que podríamos decir que ha sido muy limitado, y ahora llega Orange para intentarlo el solitario. La pregunta es sencilla ¿llegan tarde?

Lo cierto es que desde que se popularizará la conexión a Internet desde el teléfono móvil, muchos contratan bonos de datos solo por poder usar Whatsapp, los ingresos por SMS de los operadores se han desplomado, pero es que los de voz también han bajado.

Atribuyamos o no el descenso en voz a los programas de mensajería instantánea, a la crisis o a la bajada de precios, lo cierto es que los operadores han visto desinflar sus huchas por culpa de este tipo de aplicaciones por lo que se atrevieron a lanzar sus propias aplicaciones. ¿Principal objetivo? Monetizar.

Una nueva fuente de ingresos

No nos olvidemos que todas las empresas tienen el principal propósito de generar beneficios y los operadores son un claro ejemplo de ello. Recordemos que varios son los operadores que teóricamente no permiten el uso de aplicaciones vozIP, aplicaciones que podrían generar un mayor descenso de los ingresos.

Pero bloquear el uso de aplicaciones de mensajería instantánea, además de resultar más difícil desde el aspecto técnico, sería una medida tan antipopular que seguramente generaría un trasvase de clientes hacia otros operadores que si lo permitiesen.

Es por ello que hay que buscar otra manera de sacar rédito del boom de este tipo de aplicaciones y los operadores se han inclinado por crear sus propias aplicaciones, de momento gratuitas pero que en un futuro podrían cobrar una cuota mensual por uso.

¿Problema? Llegan tarde

Esa estrategia no sería mala si no fuese porque TuMe, Joyn o Libon llegan tarde. Whatsapp o Line ya cuentan con una fiel base de usuarios, millones en España en el caso de la primera, que no pagan por hacer uso de ellas.

Puede que como os hemos contado Libon sea mejor técnicamente que Whatsapp y que tenga más opciones, como la posibilidad de realizar llamadas vía vozIP con una calidad muy buena pero el éxito de estas aplicaciones se mide no solo por el número de usuarios que la descargan sino por el número de usuarios que las usan a diario.

Ese es el principal problema de las aplicaciones de los operadores, que podrían llevar a cabo grandes campañas para dar a conocer sus apps, pero que lo tendrían más complicado para fidelizarlos y que sus programas no caigan en la caja de aplicaciones durmientes.

¿Hay margen de maniobra?

En mi mente solo entra una posibilidad para que de verdad estas aplicaciones pudiesen triunfar y desbancar a Whatsapp: ofrecer su uso gratuito o por una cuota muy baja a todos los clientes del operador, sin ninguna condición adicional, como por ejemplo hace Movistar con Joyn.

Si un cliente pudiese prescindir de un bono de datos, pudiendo hacer uso de la aplicación de manera gratuita o por uno o dos euros al mes dicha aplicación seguramente triunfaría, y más si hablásemos de un movimiento concertado por varios operadores. Recordad que muchos clientes de Yoigo pagan ocho euros al mes solo por poder usar Whatsapp.

En Xataka Móvil | vozIP ¿riesgo u oportunidad para los operadores?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios