Síguenos

Nokia Lumia 610

Una de las críticas más escuchadas contra los smartphones Windows Phone es el precio de éstos. Situados en la gama alta en un origen, pocos modelos bajaron un escalón para llegar a un público más amplio. Primero HTC Radar, uso meses más tarde Lumia 710 y ahora Nokia quiere llegar a la gama de entrada con un modelo más modesto: el Lumia 610.

Ya hablamos de él y si bien es cierto que tiene algunas limitaciones como la memoria RAM, no es un terminal que debamos infravalorar por sus especificaciones técnicas. Aunque los Lumia 800, 900 y 710 están muy bien, a la hora de la verdad la compañía finlandesa busca que este smartphone más discreto, pero económico, sea un superventa. Vamos con el análisis de uno de los Windows Phone más asequible del mercado.

Nokia Lumia 610, el hermano pequeño y lejano de la familia Windows Phone

Cuando Nokia presentó el Lumia 800 a muchos nos encantó su diseño: cuerpo de policarbonato con un tacto muy agradable y estéticamente bastante bonito. Con el 710 vimos que se perdían estos elementos pero que el terminal todavía seguía manteniendo cierto atractivo. El 610 baja el escalón en todos los sentidos y ofrece un diseño y unos materiales más sencillos.

Lumia 610

El modelo en negro, el que nosotros hemos reseñado, no destaca a simple vista. Un smartphone convencional que comparte algunas similitudes con otros modelos similares de gama de entrada. De hecho, se parece ligeramente al Huawei 8500. No es que esto sea malo, pero es conveniente remarcar que a nivel de diseño es simple. No obstante, en otros colores como el azul y el rosa destaca más.

En cuanto a los acabados el terminal combina el plástico en la tapa trasera con la frontal de la pantalla y el marco cromado de ésta. Los botones en los laterales están bien integrados aunque la parte superior donde está el puerto USB y el conector jack de 3.5mm es un poco tosco.

Lumia 610

A la hora de extraer la tapa para acceder a la batería y la ranura de microSIM ésta sale sin problemas al deslizar un poco el dedo. La sensación que da es un poco inestable y que se quita con demasiada facilidad lo cual por un lado es bueno, quitar la tapa de algunos smartphones es una tortura.

El tamaño del terminal es pequeño y a la hora de tenerlo es bastante cómodo. Con unas dimensiones de 119×62mm y 12 de grosor nos encontramos con un móvil en la media, ni muy fino ni muy grueso. Manejable e ideal para quienes un terminal grande cuatro pulgadas o más no sea la primera opción. En definitiva, fácil de usar, un buen tamaño pero con un diseño y unos materiales un poco justos a pesar de tratarse de un modelo de entrada.

Pantalla, luces, sombras…y reflejos

Siguiendo la estela de otros muchos Windows Phone, Nokia vuelve a apostar por una pantalla de menos de cuatro pulgadas. En este caso nos encontramos con 3,7 en el singular formato del sistema operativo de Windows Phone, es decir: algo más vertical y menos ancha que por ejemplo Android o iPhone.

Lumia 610

La tecnología utilizada en este caso es TFT que, junto a una resolución de 480×800 píxeles nos da una resolución de 252 píxeles por pulgada. A la hora de ver imágenes y textos la pantalla responde perfectamente: buen nivel de detalle, cómoda para leer y con una paleta de 256.000 colores. Suficiente para un terminal de estas características.

Quizá el detalle más molesto de la pantalla son los reflejos. Aunque el ángulo de visión de la TFT es bastante amplio, con mucha luz natural o en cuanto giramos un poco el terminal vemos que los reflejos de luz se vuelven un problema. En una posición frontal, la que tenemos cuando cogemos el teléfono, no se nota y podemos usarla sin problemas pero en cuanto lo giramos un poco se nota.

Rendimiento, un hardware justo pero que da la cara

Cuando conocimos las especificaciones técnicas del Lumia 610 nos sorprendió el hecho de que sólo llevara 256MB. Tal y como se ha demostrado en algunas pruebas técnicas ésta hace de cuello de botella en algunas aplicaciones. Si bien esto es cierto, no vamos a poder usar todas las aplicaciones del MarketPlace, recordemos que es un smartphone de gama baja.

Nokia Lumia 610

Si llevamos la comparativa a otros competidores vemos que por ejemplo hay modelos en Android donde tampoco son capaces de ejecutar todas las aplicaciones ¿Es un problema? Depende del uso y las expectativas que tengamos del teléfono. Si vamos a hacer uso de lo básico (llamar, enviar sms, navegar por internet, email, Whatsapp, redes sociales…) cumple con ello. Si queremos algo más, tendríamos que plantearnos buscar otro smartphone.

Windows Phone se mueve con bastante fluidez. Su procesador de 800MHz no resulta un impedimento para circular de una aplicación a otra. No obstante, hay momentos donde si que se nota que va un poco justo. Por ejemplo, a la hora de escribir con el teclado a veces se puede notar un pequeño retardo entre la pulsación en la pantalla y la visualización de las letras.

Si tenemos claro esto, y por extensión el uso que vamos a hacer del smartphone, sabremos si es lo que nos conviene o no. Es cierto que es un poco justo en comparación con los hermanos mayores de la familia Lumia pero si lo que queremos es un smartphone sencillo es una buena opción a tener en cuenta.

En lo que respecta a la autonomía y la batería en este aspecto el 610 cumple sin problemas. Como siempre, dependerá del uso que hagamos pero en un uso normal (hacer llamadas, mantener conversaciones por mensajería, navegar por internet y estar buena parte del día con los datos activos) aguanta sin problema un día.

En la cámara trasera nos encontramos con 5 megapíxeles y una apertura mínima de 2,2. Si bien es cierto que en calidad y lente dista mucho del Lumia 800 no debemos de subestimarla. La calidad de las fotografías es buena aunque con poca luz sufre bastante. A la hora de grabar vídeo la calidad decepciona un poco: 640×480 píxeles a 30 fotogramas. El botón de la camara dedicado para enfocar y disparar es un gran detalle.

Aplicaciones Nokia, en busca del valor añadido

Además de todas las apps disponibles en el MarketPlace, y siguiendo el esquema del resto de Lumias, el 610 cuenta con algunos extras para diferenciarse de la competencia. De este modo nos encontramos con Nokia Mapas, Nokia Transporte para calcular rutas en autobuses y trenes (aunque de momento su disponibilidad es un tanto limitada), Nokia Música y Nokia Reading.

Añadidos suficientes pero que tampoco tienen demasiado peso como para condicionar la compra de este modelo u otro. Los mapas funcionan bastante bien y si tenemos oportunidad de sacarle provecho, por nuestra localización, a las rutas del transporte público nos ayudará cuando tengamos que llegar a un sitio nuevo.

Nokia Lumia 610, conclusiones

Resulta difícil bajar los estándares de una gama de productos que originalmente fue concebida como alta. Hay que ir aligerando el equipaje y apostar por otro tipo de componentes más económicos. De ahí, se pueden deducir un montón de críticas: el smartphone no va igual de rápido, los materiales son de menos calidad… No olvidemos que es un móvil económico.

Nokia Lumia 610

Lumia 610 es un buen ejemplo que demuestra que Windows Phone también tiene hueco en la gama baja y que puede arañarle cuota de mercado a Android, gran triunfador en este tipo de teléfonos móviles. Tiene sus carencias, sí, y sus limitaciones pero si queremos más funcionalidades (en lo básico cumple sin problemas) quizá nos debamos plantear hacernos con un modelo más potente.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios