Compartir
Publicidad
Meizu MX6, análisis: más competencia patria para Xiaomi
Otras

Meizu MX6, análisis: más competencia patria para Xiaomi

Publicidad
Publicidad

De nuevo nos toca enfrentarnos a un dispositivo de Meizu, uno de los "tapados" que cede su protagonismo a compatriotas más conocidos a nivel mundial como Huawei, ZTE o Xiaomi pero que igualmente mantiene un alto nivel de calidad y, sobre todo, una buena relación calidad precio que es lo que nos importa en última instancia. Hoy tenemos aquí al Meizu MX6, el siguiente en la línea de sucesión.

Hace unos meses pudimos jugar con el Meizu Pro 6, el hermano mayor y actual líder del catálogo del constructor chino, y hoy le llega el turno a su pareja de baile. El Meizu MX6 ha caído en nuestras manos y le hemos dedicado todo el tiempo que ha sido necesario a extraer de él todo lo posible para responder a la pregunta que todos esperan, ¿merece la pena su compra? ¿Qué es lo que Meizu nos ofrece con su dispositivo?

Así que vamos allá, repasando todas sus especificaciones desde la pantalla hasta la autonomía, sin dejarnos atrás su diseño y el que posiblemente sea el apartado con más peso a día de hoy en un análisis de móvil: la cámara fotográfica. Si os apetece acompañarnos, vamos a ello.

Meizu MX6, muéstranos qué tienes para nosotros

Analisis Meizu Mx6

Ya lo comentábamos en el anterior análisis del Meizu Pro 6, resulta complicado mirar un terminal de la firma china y que no vengan a nuestra mente diseños de otros fabricantes, pues quizá uno de los puntos en los que Meizu falla aún es en el de la diferenciación. Sus modelos, que siguen una línea bastante constante desde hace un par de años, adolecen aún de la falta de personalidad propia, algo que confiamos en que mejore con el tiempo.

No obstante, levantemos el capó y echemos un vistazo a su motor interno.

Meizu MX6
Pantalla
LCD de 5,5 pulgadas TDDI FullHD
424 píxeles por pulgada
Procesador
MediaTek Helio X20
Núcleos
10 núcleos (2xA72, 4xA53, 4xA53) a 2,3GHz
GPU
Mali-T880 MP4
RAM
3GB/4GB
Memoria
32GB
OS
Android 6.0 Marshmallow bajo Flyme
Conectividad
LTE, Bluetooth 4.1, NFC
Batería
3.060 mAh no extraíble
Cámara trasera
12 megapíxeles f/2.0, flash Dual Tone, PDAF
Cámara frontal
5 megapíxeles f/2.0
Otros
Dual SIM, USB C, lector de huellas
Dimensiones y peso
153,6 x 75,2 x 7,3 milímetros
155 gramos
Precio actual
349 euros

Cuando el diseño y el tacto destacan

Analisis Meizu Mx6

Empezamos, como de costumbre, por el apartado de diseño y aquí es donde nos topamos con uno de los motivos de disputa de buena parte de los usuarios de smartphone. Metal sí o metal no. El abandono del policarbonato en las gamas altas, y también en las medias, es ya una realidad más que una promesa, y el Meizu MX6 sigue la línea de su hermano mayor, el Meizu Pro 6. Por lo que ya sabemos lo que hay, cuerpo metálico unibody.

El MX6 pesa, tiene buen tacto, buen agarre y es robusto.

Eso no es necesariamente malo, incluso para los detractores de los cuerpos metálicos. El Meizu MX6 tiene un tacto agradable pese a la frialdad del metal y los acabados son de primera calidad. Apenas se aprecia la transición del cuerpo al cristal protector de su pantalla de 5,5 pulgadas y el conjunto, bien equilibrado, nos aporta algo que creemos fundamental: peso. 155 gramos para un cuerpo de 153,6 x 75,2 x 7,3 milímetros que nos hacen sentir el terminal robusto y sólido.

Analisis Meizu Mx6

En cuanto a la colocación de los botones no tenemos nada que objetar. El frontal queda completamente limpio para mostrar la cámara frontal en la parte superior y el ya clásico botón único en la parte inferior. Un botón que sirve como botón Home, como lector de huellas y como superficie táctil con la que "jugar a los gestos". Uno de los cuales, el más sencillo, el de un simple toque, hará las veces de botón "Atrás".

Analisis Meizu Mx6

En la trasera nos topamos con el diseño que ya vimos en el Meizu Pro 6. Una carcasa sobria con la cámara trasera situada en la parte alta, junto a su flash LED, y el logotipo de Meizu en la parte inferior. Los marcos quedan para el jack de auriculares, situado debajo del dispositivo junto al puerto USB C y el altavoz, y para los botones y la bandeja que albergará la tarjeta SIM y la microSD, en caso de usarla. Escondida, como en todos los modelos unibody, y que extraeremos con un "pincho" que el fabricante facilita en la caja, aunque podremos sacarla con un simple alfiler.

Meizu MX6

Rematamos el aspecto de diseño mencionado un par de detalles importantes. El primero, la dureza. Dos semanas de pruebas y ningún arañazo ni muesca en el cuerpo metálico que hemos llevado a todas partes sin funda. Podría ser más eficiente contra las huellas, y aquí entramos en el punto dos. La pantalla cuenta con una capa oleófuga que funciona bien pero que podría hacerlo aún mejor, un problema común de los cuerpos metálicos completamente lisos. No es perfecto, claro está, y no nos libraremos de tener que pasar el móvil por la ropa para mejorar la visibilidad, pero aun así ha resistido bien el uso intensivo que le hemos dado.

En la pantalla, AMOLED deja paso a TDDI

Analisis Meizu Mx6

En un terminal como el Meizu MX6, y como cualquier otro smartphone en la actualidad, la pantalla juega un papel bastante importante en el conjunto. En ella vemos todo lo que está ocurriendo y sobre ella ejecutamos todas las operaciones que queremos realizar. De su visibilidad y nitidez depende en buena manera la usabilidad de un terminal, y por eso la pantalla es un elemento con tanto peso.

Esperábamos un paso atrás al abandonar el panel AMOLED, pero no ha sido así

Aquí vemos que Meizu prescinde del AMOLED del que vistió a su Pro 6 para saltar a una pantalla TDDI, un panel LCD In Cell que tiene 5,5 pulgadas de diagonal y que cuenta con una resolución de 1920x1080. En términos menos técnicos, el FullHD que a todos nos suena y que deja 400 píxeles por pulgada de densidad, ofreciendo una nitidez más que suficiente. No, no se trata de un panel QHD pero tampoco es necesario llegar a estas cifras cuando hablamos de un smartphone de super gama media como éste Meizu MX6.

Analisis Meizu Mx6

El panel TDDI del Meizu MX6 refleja colores cálidos y no sobresatura cuando muestra fotografías ni dibujos de ningún tipo. La calibración del mismo hace que lleguemos a dudar de si estamos o no ante un panel OLED, y cuando necesita una buena dosis de brillo, lo ofrece. Tal vez su punto más débil se muestra en exteriores, donde sí echamos en falta un grado o dos más de visibilidad. En el caso de entornos con mucha luz, la pantalla no se muestra tan bien como debe y si el sol incide directamente, podemos olvidarnos de utilizarla.

Doble toque, qué bueno que viniste

En cuanto a lo que la propia pantalla nos ofrece, en el Meizu Pro 6 contábamos con el conocido doble toque para encender y apagar la pantalla, y en el Meizu MX6 volvemos a disfrutar de él. Un sistema que se echa de menos en cuanto se prescinde de él y que permite acceder al escritorio si no tenemos seguridad activada pues, en caso afirmativo, tendríamos que pasar sí o sí por el lector de huellas que, por cierto, no está acompañado de un chip NFC.

Analisis Meizu Mx6

En general, la pantalla del Meizu MX6 es bastante buena. Los ángulos son buenos, más que suficientes, y el tacto es muy suave y agradable. La gestión automática de brillo también responde a buena velocidad, mejor que la que nos encontramos en el Meizu Pro 6, y eso hace que nos encontremos ante un panel mejor acabado que en el modelo superior. De nuevo estamos ante una prueba superada con buena nota por parte de Meizu, ya llegaremos a las vacas flacas.

En rendimiento, un Helio es un Helio, para lo bueno y para lo malo

El apartado del rendimiento llega abriendo un nuevo debate que lleva meses sobre la mesa, desde que MediaTek inauguró la línea Helio hace ya más de un año y dio un salto de calidad que era impensable hasta aquel momento. ¿Llegan los Helio a la altura de sus equivalentes de Qualcomm y compañía? La respuesta es no, pero cumplen con casi todo lo que les pedimos, que para el caso es lo que importa.

Analisis Meizu Mx6

En el rendimiento del Meizu MX6 colabora y mucho su capa, Flyme. Esconde Android tras de si pero no sobrecarga en exceso el sistema, y aunque lo ideal sería siempre correr el sistema operativo sin impedimentos, como se hace en los ya extintos Nexus, hay que admitir que Flyme es una capa muy bien optimizada y que aporta frescura al sistema sin provocar ralentizaciones. No puede decirse lo mismo de todas las capas presentes en el mercado, qué duda cabe.

La potencia gráfica sigue lastrando a los MediaTek, por más que sean de la familia Helio

Este Meizu MX6 llega con el Helio X20, un procesador de gama alta de MediaTek que nos ofrece diez núcleos repartidos en tres clústeres que se activan y desactivan en función de la potencia necesaria. Dos núcleos de alta potencia a 2,3GHz, otros cuatro núcleos a 1,9GHz y, finalmente, un último grupo de cuatro núcleos a 1,4GHz. Una CPU potente que, sin embargo, se ve lastrada por la GPU Mali de cuatro núcleos. ¿Dónde se deja ver esta debilidad? En el apartado gráfico, por supuesto.

Con el Meizu MX6 podremos ejecutar apps pesadas y exigentes cuyo arranque es veloz pero que, sin embargo, deja ver algo de retardo cuando nos movemos por la multitarea. Mientras que la experiencia con las apps es bastante buena, casi tanto como por el propio sistema operativo, saltar a apps abiertas anteriormente con el gesto de deslizar el dedo de fuera a dentro de la pantalla puede forzar algo de lag, aunque podemos vivir con ello.

Juegos casual sí, juegos exigentes no

La verdadera debilidad está, como decíamos, en el apartado gráfico. Juegos gráficamente pesados pero sin demasiadas animaciones, como los Angry Birds, Candy Crush o títulos de la serie GO, se ejecutan sin problemas. Si pasamos a otro tipo de títulos como el Asphalt, por ejemplo, descubrimos las vergüenzas de su GPU. Resulta curioso ver cómo MediaTek ha logrado, sólo con aumentar el reloj del sistema, que la GPU del Helio X25 mejore notablemente la experiencia con respecto al X20. Si lo nuestro no es jugar, no notaremos estos defectos.

Analisis Meizu Mx6

Podemos cerrar este apartado de rendimiento hablando del lector de huellas, situado en la parte baja del frontal del teléfono y que se mantiene en un perfecto estado de forma. Es rápido, preciso y reconoce nuestro huella incluso teniendo el dedo girado. Sin duda, de lo mejor en hardware que monta el Meizu MX6 y que se comparte, recordemos, con su hermano mayor, el Pro 6. Por desgracia, y como comentábamos anteriormente, no tendremos NFC. Un buen rendimiento general el de este terminal, salvo por el lunar en el apartado gráfico, que no debemos olvidar que nos costará unos 350 euros en el momento de este análisis. Una buena combinación.

Flyme, en el centro de todo

Mencionábamos el sistema nada más empezar el apartado del rendimiento de este Meizu MX6 y es que la capa elegida por cada fabricante influye de forma determinante en cómo se desenvuelven sus dispositivos. Aquí nos topamos con una modificación agresiva de Android, al más puro estilo de Xiaomi con su MIUI, y que sin embargo echa una mano en términos generales a mantener el buen rendimiento del equipo.

Flyme

Comprar un smartphone libre tiene sus ventajas, como la de no tener apps procedentes de ninguna operadora, pero además el Meizu MX6 llega prácticamente limpio de bloatware de ningún tipo y con el sistema de Google operativo aunque parcialmente instalado. Para suplir a las apps faltantes de Google tendremos, no obstante, alternativas propias de Flyme como su reproductor de música o su gestor de correo electrónico, aunque instalar las opciones de Google será cuestión de un par de minutos. Una capa al gusto.

Flyme te gusta o no te gusta, pero si te gusta te enamorará

Flyme es, como cualquier capa, algo a lo que hay que acostumbrarse. La curva de aprendizaje es rápida y en cuanto nos hagamos con el lugar que ocupa todo en la nueva organización, nos moveremos por ella como pez en el agua. De las mejores capas que podemos encontrar en Android, aunque esta afirmación es algo bastante personal. Os lo dice alguien que adora tanto a los Sony como a los Nexus, y que ahora tiene un Samsung en propiedad.

La maldita autonomía

Analisis Meizu Mx6

Lo que os vamos a contar ahora no es baladí y puede que se deba a distintas características del Meizu MX6 que, mezcladas entre sí, produzcan este efecto: con más batería, tenemos la misma autonomía que con el Meizu Pro 6. Es decir, mediocre para lo que se espera de más de 3.000 mAh en un terminal de 5,5 pulgadas.

Se trata de un terminal mayor, 0,3 pulgadas extra, con una tecnología de pantalla algo menos ahorradora y con un procesador cuya gestión de la energía puede ser más pobre. Todo ello puede sumar, indudablemente, para que en este Meizu MX6 hayamos obtenido, de nuevo, una media de horas de pantalla que se ha movido entre las cuatro y las cuatro horas y media. Posiblemente, lo peor de este terminal, su autonomía, como también se refleja en este test de GSMArena en el que realizan las clásicas pruebas de navegación, tiempo de llamadas y reproducción de vídeo, aunque a la hora de la verdad el consumo siempre es mixto.

Analisis Meizu Mx6

Hablamos, claro está, de distintas situaciones y localizaciones, un promedio de horas mixto entre el uso bajo cobertura WiFi y bajo LTE. La situación en la que más rendimiento hemos sacado al Meixu MX6 nos ha dado 5,5 horas de pantalla. Eso sí, sin la intervención de juegos y bajo WiFi, en un sitio en el que el ajuste automático de brillo no tuvo que forzar la pantalla en ningún momento.

La cifra de mAh promete pero no cumple

Una lástima pues, como os decimos esperábamos más de los 3.060 mAh de la pila montada en el Meizu MX6. Mucho trabajo aún por delante, tanto por parte de Meizu como por parte de MediaTek, para mejorar estas cifras. Atentos si os compráis un terminal como éste pues llegar al final del día con una sola carga se puede hacer complicado. Mejor llevar una batería externa a mano, o tirar del cargador pasadas unas horas. De nuevo, una lástima.

Meizu MX6 y los doce megapíxeles

Analisis Meizu Mx6

La cámara fue quizá lo mejor que extraímos del análisis del Meizu Pro 6, y en este repaso al Meizu MX6 vuelve a brillar. No solemos considerar al fabricante chino como a uno de los grandes de la fotografía móvil pero quizá porque tendremos a compararlo contra los gigantes. Posiblemente, si redujésemos un poco las expectativas, Meizu estaría en puestos altos. Hablando de una súper gama media, el Meizu MX6 rinde como el que más, pese a tener algún fallo que no podemos no destacar.

Meixu MX6
Meizu MX6
Meizu MX6

De acuerdo a lo que acostumbramos a hacer por aquí, la crítica a la cámara del Meizu MX6 comienza por las fotografías luminosas, aquellas que captamos a plena luz del día o en interiores con buena iluminación artificial. La reducción de los 21 megapíxeles del Pro 6 a los 12 megapíxeles de este MX6 no se aprecia en calidad. De hecho, podríamos decir que el modelo sale reforzado. Buenos colores, bordes nítidos, un enfoque veloz y una captura aún más rápida. Con y sin HDR, que ya sabemos que suele ralentizar algo cada fotografía.

Meizu MX6
Meizu MX6

El rango dinámico de este Meizu MX6 también funciona bien, sin apreciarse ese clásico lavado de colores en cámaras de peor calidad. Decíamos que la cámara ha mejorado pues hasta en baja luz apreciamos una mayor calidad. Encontramos el deterioro, por supuesto, cuando la luz ya es muy reducida pero hablando de fotografías nocturnas, las cámaras que rinde a buen nivel pueden contarse con los dedos de una mano. Con todo, se aprecia poco grano en baja luminosidad y el enfoque no parece resentirse en exceso.

Meizu MX6
Meizu MX6
Meizu MX6

Doce es el número mágico últimamente en fotografía, y es el número al que Meizu ha bajado para su MX6. Una resolución más que suficiente para obtener fotografías grandes con las que jugar a hacer recortes y que permite aumentar la nitidez cuando la vemos en la pantalla de nuestro smartphone, incluso en paneles mucho mayores. Sin duda, el sensor de este terminal nos ha sorprendido para bien. Llega el momento de hablar de la cámara frontal y, ¿sabéis qué? No nos ha decepcionado.

Meizu MX6

El sensor frontal del Meizu MX6 se cuela en la configuración del terminal con 5 megapíxeles e igualando la apertura del sensor trasero. De nuevo tenemos una apertura f/2.0 para captar imágenes luminosas y que responde a casi todo lo que le pedimos, casi porque flaquea cuando nos colocamos a contraluz, encontrando dificultad entonces para el enfoque. Pero sin duda se trata de una cámara frontal que cumple con su función de Robin, de acompañante para la cámara principal. Si somos amantes de los selfies, el Meizu MX6 no nos dejará colgados.

Hay apps de cámara mejores que la que Meizu incorpora en Flyme, pero la suya está por encima de la media

Como siempre, una buena cámara no brilla si el software no acompaña, y aunque en Google Play podemos encontrar buenas opciones para mejorar nuestra experiencia fotográfica, la cámara de stock es la realmente importante en un análisis. En cuanto a app de cámara, Meizu no ha variado su versión con respecto a la que disfrutamos en el Pro 6 al venir incrustada en Flyme. Y es una app de cámara que nos gusta por ser completa y sencilla pese a no permitir demasiadas florituras.

Analisis Meizu Mx6
Modo Manual Flyme

La app de cámara de Meizu cuenta con distintos modos para que usemos el que más nos convenga y, por supuesto, tiene un modo Manual con el que podemos decidir la profundidad de enfoque, la sensibilidad ISO de la captura, jugar con el rango dinámico y controlar la exposición. Ideal, por ejemplo, si vamos a jugar un poco con algún trípode para teléfonos móviles. A eso le sumamos otros modos que son útiles y los ajustes, para completar una app que, como decíamos, nos gusta y ayuda a potenciar los 12 megapíxeles del Meizu MX6.

El Meizu MX6 nos gusta para tomar fotografías, hace que nos divirtamos

La conclusión a este apartado de cámara parece obvia: el Meizu MX6 nos gusta para tomar fotografías. Se trata de una cámara que muestra colores bastante fieles, que enfoca rápido, pone fácil disparar y con la que es fácil divertirse fotografiando. Queda patente que no nos encontramos ante una cámara del nivel de la que ofrecen Apple con su iPhone 7, Samsung con su Galaxy S7 o LG con el LG G5. Pero hablamos de otra categoría de teléfonos y aquí, en la gama media, Meizu ha cumplido.

El tan importante sonido

Analisis Meizu Mx6

Se va acercando el final de nuestro análisis y toca pasar por el sonido, otro aspecto en el que Meizu destaca y que no es menos importante por llegar el último. Del Meizu MX6 nos gusta su calidad de sonido y también su potencia, y no sólo nos referimos al altavoz colocado en el marco inferior sino también a su salida de auriculares.

Con el Meizu MX6 podremos escuchar música sin auriculares y sin ningún problema. Su sonido no distorsiona, siempre que la fuente sea de calidad, y podemos llevarlo a un buen volumen sin que se aprecie pérdida de calidad. Graves, agudos, música instrumental cargada de matices e incluso el sonido producido por vídeos descargados y online. Un altavoz que rinde a buen nivel con todo lo que le hemos exigido merece tener una buena nota.

Analisis Meizu Mx6

Los auriculares también se han portado bien, contando igualmente con un volumen bastante alto y un sonido de calidad. Los hemos puesto a prueba con los auriculares de serie que vienen en la caja y también con otros mejores, y no nos ha decepcionado ninguno de ellos. Si en el Pro 6 encontrábamos una calidad de sonido bastante buena, el Meizu MX6 no desmerece a su hermano mayor. Quien tenga oportunidad de probar un MX6, se llevará una grata experiencia multimedia en todos los sentidos: pantalla, sonido y cámara.

Meizu MX6, la opinión de Xataka Móvil

Analisis Meizu Mx6

Tal y como nos pasó cuando nos enfrentamos al Meizu Pro 6, la vuelta a la casa del fabricante chino nos ha gustado mucho. Incluso con sus errores, como esa autonomía que tira hacia abajo de la nota general del dispositivo o la falta de potencia gráfica cuando más la necesitamos, el Meizu MX6 deja un buen sabor de boca prácticamente a todos los niveles.

Hay que tener presente que hablamos de un smartphone de 350 euros en el momento en el que lo analizamos. Un precio al que muchos fabricantes comercializan gamas medias que, en muchas ocasiones, no se acercan a la calidad general del terminal de Meizu. Un dato fundamental para comprender qué ha conseguido el fabricante con su MX6. No es perfecto pero sí muy bueno, y una compra recomendable en todo caso.

Analisis Meizu Mx6

El Meizu MX6 cumple con todo lo que le exigimos a su competencia. La resistencia, el aspecto exterior, la potencia y la calidad fotográfica. Sin duda una gran combinación para ser un terminal de éxito y cuyo único fallo puede ser el de costumbre con la marca china, su distribución reducida. A estas alturas del análisis, y habiendo testado los dos grandes terminales de Meizu para este año, no nos cabe ninguna duda de que estaría mucho más arriba en ventas si fuesen modelos más accesibles. Gran trabajo de Meizu.

7.7

Diseño8.5
Pantalla8.0
Rendimiento7.75
Cámara7.75
Software7.5
Autonomía6.5

A favor

  • Elegante, robusto y compacto
  • La cámara sorprende
  • Una buena relación calidad precio

En contra

  • La autonomía, sin duda lo peor
  • No tenemos estabilización óptica
  • Ni radio FM ni NFC

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de MyMeizu. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos