Síguenos

Ubuntu on tablets


Hace año y medio Mark Shuttleworth sorprendía a propios y extraños con un anuncio ambicioso: Ubuntu daría soporte a smartphones, tablets e incluso TVs en 2014. En todo este tiempo los desarrolladores de Canonical han ido afianzando sus pasos para lograr este objetivo, y ayer presentaron uno de los pilares del proyecto: Ubuntu on tablets, la versión de la distribución Linux de Canonical orientada a tablets.

Esta versión hereda muchas de las características de Ubuntu for phones, que se anunció nada más comenzar 2013 y que sentó las bases de lo que sería el funcionamiento de Ubuntu en dispositivos móviles. En realidad este desarrollo y el dedicado a tablets tienen muchos puntos en común, pero además confirman que la interfaz de escritorio actual de Ubuntu puede adaptarse sin aparentes problemas a distintos formatos de dispositivo.

Una experiencia perfecta para tablets


Vídeos en Ubuntu on tablets

Desde que Unity hizo su aparición en Ubuntu en 2010 (aunque en aquella época lo hizo en la edición Netbook Remix, y no con su actual nombre) las intenciones de Canonical parecían adivinarse: sus elementos diferenciadores (el lanzador, su dock, etc) parecían preparados no solo para afrontar una nueva etapa en el escritorio, sino también para hacerlo en un segmento aún inexplorado por Canonical: el de los dispositivos con interfaz táctil.

Eso se demostró más tarde, cuando tras la consolidación de Unity como interfaz de escritorio (siempre apoyada en GNOME 3) se dio el salto tanto a Ubuntu for phones como a la recién anunciada Ubuntu on tablets. En ambos casos nos encontramos con que la versatilidad que Canonical ha implantado en la base ha servido para permitir que esa interfaz se adapte perfectamente a distintos formatos de forma. De hecho, Canonical afirma que Ubuntu on tablets está preparado para funcionar en pantallas que pueden ir de las 6 a las 20 pulgadas y que pueden llegar a densidades de 450 píxeles por pulgada.

Como sucedía en la versión para smartphones, Ubuntu on tablets mantiene muchas de las ventajas visuales que se introdujeron, como una pantalla de bloqueo que además sirve como ventana informativa a diversas notificaciones, o el gusto por las aplicaciones maximizadas, algo crítico en smartphones e incluso en tablets pero que no estaba tan claro para PCs y portátiles cuando Unity comenzó su andadura.

Ubuntu on tablets - Side Stage, multitarea

En el caso de Ubuntu on tablets, sin embargo, nos encontramos con una diferencia fundamental respecto a la versión para smartphones. Se trata de Side Stage, una característica que permite trabajar con dos ventanas al mismo tiempo dispuestas de forma que una de ellas ocupa solo una franja del espacio total disponible en pantalla. El concepto es muy similar al que Microsoft ofrece con Windows 8 y que populariza en sus tablets Microsoft Surface RT y Pro, y resulta especialmente útil para aprovechar esa mayor superficie de trabajo de la que disfrutan los usuarios de tablets.

Otra de las características de interés heredada de su distribución matriz, Ubuntu, es el hecho de que las cuentas de usuario están resueltas de serie: cada dispositivo puede ser utilizado por varios usuarios, cada uno con sus propias aplicaciones, preferencias visuales y documentos, en una demostración de que la experiencia de los sistemas Linux es una baza importante en este sentido. Así, tendremos siempre a nuestra disposición una cuenta de invitado para poder dejarle nuestro tablet con Ubuntu a un conocido sin miedo a que estropee algo en nuestra cuenta de usuario.
Ubuntu on tablets - compartir

En Canonical también han prestado atención al apartado social, y en Ubuntu on tablets destaca un nuevo menú para compartir que permite que podamos publicar todo aquello que estemos disfrutando en el tablet de forma sencilla a través de un simple gesto: al arrastrar el dedo desde la esquina inferior derecha aparecerá un menú en el que se nos darán varias opciones para compartir aquello que estemos viendo en pantalla con nuestros contactos en redes como Facebook o Twitter.

Aplicaciones en Ubuntu on tablets


Ubuntu on tablets - Apps

Al igual que sucedía con Ubuntu for phones, Canonical ha confirmado que en Ubuntu on tablets podremos ejecutar tanto aplicaciones HTML5 como aplicaciones nativas, con un SDK que está precisamente dirigido a desarrolladores que quieran comenzar a probar sus ideas en esta plataforma. El problema, se preguntarán algunos, es si sería necesario desarrollar una misma aplicación para distintos formatos de dispositivo. Afortunadamente Canonical tenía esto previsto, y esa será uno de los atractivos para los desarrolladores.

Así, Mark Shuttleworth, creador de Ubuntu y de Canonical, comentó durante la presentación de Ubuntu on tablets ayer lo siguiente:

Los desarrolladores podrán publicar un único binario de una aplicación que en sí mismo podrá ser válido para varios tipos de dispositivo. Así, podrán escribir una única aplicación que sirva para un teléfono, un tablet, un PC o una TV, y esa aplicación le informará al sistema de qué tipos de dispositivos acepta y presentará la interfaz adecuada para esa aplicación para cada uno de ellos.

Todas esas aplicaciones se beneficiarán de esa apuesta por los contenidos que ya era uno de los elementos diferenciadores de Ubuntu for phones y que también lo será en Ubuntu on tablets. Los gestos táctiles para acceder a diferentes apartados de una aplicación o del sistema operativo también estarán disponibles en esta edición de Ubuntu, y por ejemplo al deslizar el dedo desde la parte izquierda de la pantalla aparecerá el famoso Dock de Unity y su no menos conocido lanzador, desde el cual podremos realizar búsquedas unificadas tanto en el dispositivo como en los servicios web asociados.

¿Será tu próximo PC un tablet?

Ubuntu on tablets - tablet como PC de sobremesa

Esa camaleónica propiedad de Ubuntu on tablets y de Ubuntu for phones que les permite convertirse en singulares thin clients será sin duda una de sus prestaciones más interesantes de esa futura unificación global del proyecto. Ya lo vimos en Ubuntu for phones (y antes, en Ubuntu for Android), donde Canonical mostraba como un smartphone conectado a un dock podría convertirse en un PC de escritorio con el que poder trabajar y disfrutar del ocio digital de forma completamente normal.

Lo mismo ocurre con Ubuntu on tablets, que habilitará a sus usuarios a convertir el tablet en un PC de sobremesa (y por extensión, en portátiles) gracias a la capacidad de expansión que tienen estos dispositivos: al conectar teclados y ratones Bluetooth a estos tablets y al habilitar sus salidas de vídeo para conectarlas a monitores de gran tamaño lograremos trasladar la experiencia del tablet a esos monitores, disfrutando de un escritorio Ubuntu tradicional con todas sus ventajas.

Aunque la potencia de estos dispositivos será inferior a la de portátiles o PCs de sobremesa convencionales, los modernos smartphones y tablets no tendrán ningún problema a la hora de ofrecer lo necesario para las tareas más frecuentes, tales como la navegación web, la redacción de documentos o el disfrute de contenidos multimedia. Puede que no seamos capaces de hacer animación 3D o de trabajar con aplicaciones intensivas de edición de vídeo, pero la inmensa mayoría de necesidades estarán cubiertas.

Apuesta doble en hardware

Ubuntu on tablets - Requisitos hardware mínimos

En este sentido y tal y como sucede también en la versión para smartphones, Canonical ha ofrecido unas guías preliminares sobre lo que será el hardware necesario para que los dispositivos puedan aprovechar estas plataformas. En el caso de los tablets tenemos, como en el de los teléfonos, dos gamas de dispositivo.

En primer lugar, la gama de consumo, que hará necesario como mínimo un procesador ARM Cortex A15 dual-core, al menos 2 GB de memoria, 8 GB de almacenaminto y un tamaño de pantalla de 7 a 10 pulgadas, además de soporte multitáctil de 4 dedos. Esta primera división de dispositivos tiene un inconveniente importante: no hay una convergencia total con el escritorio (pero no por el uso de ARM, sino por potencia) y por lo tanto tendremos una situación parecida (por no decir idéntica) a la que Microsoft tiene ahora con sus Microsoft Surface RT.

En el segundo está la gama alta, que nos da la posibilidad de partir de un procesador ARM quad-core A15, o bien de un procesador Intel x86, aunque en este último caso no se aportan más datos. También se menciona un mínimo de 4 GB de memoria y al menos 8 GB de almacenamiento, y aunque los tamaños de pantalla y soporte multitáctil pueden ser algo distintos, lo importante es que aquí si lograremos esa buscada convergencia total con el escritorio. O lo que es lo mismo: los paquetes disponibles hasta ahora para Ubuntu funcionarán sin problemas en esas versiones de Ubuntu on tablets.

¿Qué distinciones tiene este concepto con el manejado por Microsoft con Windows 8? Es lo que explicaba ayer mismo Shuttleworth, que indicaba que la diferencia de la propuesta de Canonical con respecto a la de Microsoft es que Ubuntu on tablets no forzará a un cambio incómodo cuando los usuarios cambien de formato de dispositivo.

La transición en la plataforma concebida por Canonical es mínima. Tal y como el creador de Ubuntu afirmaba:

Cuando haces la transición desde el tablet al escritorio, las cosas no cambian de sitio. Tus indicadores, cosas como el estado de la red o la hora, no pasan a otro lugar en la pantalla, se mantienen donde estaban.

Primeras conclusiones y fechas de lanzamiento de Ubuntu on tablets

Ubuntu on tablets - escritorio

Durante la citada conferencia de prensa Shuttleworth también aclaró la noticia que había aparecido en el Wall Street Journal en la cual parecía afirmar que los primeros dispositivos con Ubuntu for phones estarían disponibles en octubre. En realidad lo que estará disponible es Ubuntu 13.10,que combinará el código de Ubuntu para smartphones y para PCs y portátiles en una versión unificada.

De hecho, la gente que disponga de terminales compatibles como el Galaxy Nexus o el Nexus 4 podrán instalar Ubuntu 13.10 cuando aparezca en octubre, pero Shuttleworth no espera que las operadoras presenten terminales con Ubuntu hasta el primer trimestre de 2014. “A las operadoras les va a llevar algo más de tiempo tener esos dispositivos en pruebas de conectividad y llevarlos al mercado“, afirmaba aclarando ese punto.

Mientras que la versión para teléfonos se unificará con la de escritorio en Ubuntu 13.10, la integración con la versión para tablets no llegará hasta Ubuntu 14.04 que aparecerá en abril de 2014, aunque si todo va realmente bien, esos planes podrían acelerarse. Shuttleworth comentó que ha mantenido conversaciones con varios fabricantes y operadoras en Norteamérica, Europa y China para el lanzamiento de dispositivos, aunque no concretó nada sobre posibles acuerdos o nombres específicos.

Con todos estos datos, es probable que no aparezcan tablets con Ubuntu preinstalado hasta bien entrado 2014, pero lo que sí es cierto es que a partir de mañana mismo ni siquiera necesitaremos esos tablets: la Touch Developer Preview que Canonical tiene previsto publicar a lo largo del jueves permitirá a desarrolladores y usuarios instalar Ubuntu on tablet y comenzar a comprender un proyecto que es especialmente ambicioso y que podría representar un paso adelante dramático para una distribución Linux como Ubuntu.

Más información | Ubuntu
En Xataka Móvil | Canonical presenta Ubuntu for tablets

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios