Compartir
Publicidad

Vidrio templado: qué es, qué protección ofrece, diferencias y cómo elegir el mejor

Vidrio templado: qué es, qué protección ofrece, diferencias y cómo elegir el mejor
Guardar
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los smartphones han llegado a convertirse en nuestros objetos más preciados, o al menos en los más preciados que llevamos con nosotros a la calle. Por eso la tendencia natural es la de protegerlos, y si el cuerpo de los mismos acaba cubierto por una carcasa trasera, un bumper o algo más envolvente, la pantalla también necesita algo de protección extra.

Ahora trataremos justo ese tema, el de cómo proteger la pantalla de nuestro smartphone contra arañazos y picaduras, e incluso para prevenir que pueda quebrarse con una caída acabando inutilizada. Por ahora no hay milagros a disposición de los usuarios pero sí algo que puede minimizar todo estos daños. Vamos con los protectores de pantalla.

Protectores de pantalla, ¿cristal o plástico?

Tempered Glass

Los modelos de línea más alta suelen contar con un plus de seguridad en forma de Gorilla Glass, Dragontrail o Dinorex, pero para ejercer de acompañante tenemos en el mercado los conocidos protectores de pantalla. Más económicos en plástico, más costosos y eficientes en vidrio. ¿Por qué esa diferencia? Principalmente por la dureza.

Mientras que un protector de plástico logrará evitar que la pantalla de nuestro smartphone se arañe, posiblemente no será capaz de evitar que un golpe potente lo traspase. Algo que sí se evitará con el protector de cristal que, en muchas ocasiones, será más grueso que el de plástico. Aunque en términos de limpieza y transparencia, el vidrio siempre será superior. Los de vidrio, por ejemplo, estallan al alcanzar el límite de su resistencia y libran a la pantalla que protegen de ese estrés, algo que no ocurre con el plástico.

El cristal estalla pero el plástico transmite casi todo el impacto hacia la pantalla

Otra diferencia entre el cristal y el plástico es el tacto. Los dedos no deslizan de igual forma sobre un material y otro y, por tanto, el cristal es más apreciado como protector para las pantallas de nuestros teléfonos móviles. Aunque, resumiéndolo todo grosso modo, la protección que ofrece el vidrio o cristal es mayor que la ofrecida por el plástico. De ahí el aumento de precio.

Decíamos que los protectores de pantalla no hacen milagros y es la cruda realidad. Aunque llevemos los más resistentes, una caída puede provocar una gran vibración en todo el dispositivo que afecte a su interior. Los impactos directos sobre la pantalla también pueden llegar a traspasar el cristal protector aunque no lo rompan, simplemente transmitiendo la vibración del objeto al propio panel del terminal. Así que, aunque uséis protectores de pantalla y fundas, extremad la precaución por la salud de vuestro smartphone.

La dureza del cristal templado, ¿qué significa 8H ó 9H?

9h Tempered Glass

El cristal templado que se emplea para proteger la pantalla de los smartphones se produce como cualquier otro cristal y, por tanto, se le puede dar la dureza que uno desee durante el proceso de construcción. De ahí que muchos fabricantes de protectores presuman de que su modelo es más resistente que éste o aquél o, simplemente, coloquen el grado de dureza en las características a promocionar.

Ahí es donde entra la escala de Mohs, una escala de dureza de materiales que va del 1 al 10 y que no se configura de forma lineal. La escala simplemente establece niveles de resistencia a rayaduras en base a distintos utensilios o materiales. En los niveles más bajos encontramos el talco o el yeso mientras que el corindón o el diamante se colocan en los estadios superiores. Echemos un vistazo a la tabla aunque omitiremos la composición química, pues no es relevante.

Dureza

Mineral

Se raya con / raya a

1H

Talco

Fácilmente con la uña

2H

Yeso

Con la uña con más dificultad

3H

Calcita

Con una moneda de cobre

4H

Fluorita

Con un cuchillo de acero

5H

Apatito

Difícilmente con un cuchillo

6H

Ortosa

Con una lija para acero

7H

Cuarzo

Raya el vidrio

8H

Topacio

Se raya con herramientas de carburo de wolframio

9H

Corindón

Se raya con herramientas de carburo de silicio

10H

Diamante

Sólo se raya con otro diamante

Como vemos en la tabla de durezas de Mohs, el nivel 9H del que presumen algunos fabricantes de cristal templado correspondería al penúltimo nivel en dureza, sólo por debajo de la protección que ofrecería el diamante. Y, según esa misma tabla, su dureza podría demostrarse en base a los pequeños experimentos que establece para cada nivel.

Por lo tanto, presumir de haber construido un cristal con dureza 8H ó 9H, los más comunes, significa que es muy resistente. No ya a arañazos sino también a impactos. Un dato que quizá valdría para que un fabricante pudiese certificar que su protector de cristal es más eficiente que el de parte de su competencia pero que, a efectos prácticos, nos garantiza un nivel de protección muy alto. Sin más matices.

El grosor del cristal, más estética que protección

Tacto Cristal

Ya hemos establecido la diferencia entre los protectores de pantalla de cristal y los de plástico, llegando a la conclusión de que, aunque son más caros, los de vidrio ofrecen una protección superior y, estéticamente, son más sencillos de conservar. Pero, ¿hay diferencias entre ellos? Por supuesto, te contamos cuáles.

El grosor es una de las diferencias entre los distintos protectores de cristal del mercado y, sin embargo, no hay un valor que haga que nos decantemos por uno o por otro. Los InvisibleShield, por ejemplo, trabajan cristales con 0,4 milímetros de grosor mientras que los Armorz se mueven en cifras cercanas a los 0,2 milímetros de grosor. Cada modelo trabaja un grosor en base a su proceso de fabricación y a qué esperan obtener.

Más grueso no es igual a mejor, aunque quizá sí sea sinónimo de menos transparente

La resistencia de un protector de cristal no radica tanto en su grosor pues las distintas técnicas para templar el cristal durante su construcción, además de la propia trama interna del material, permiten jugar con estas dimensiones. El grosor puede ser, en última instancia, un tema más estético y de tacto que otra cosa. Un cristal más grueso se notará más por los bordes que uno más delgado.

El grosor afectará también a algo de forma indirecta. La pureza del cristal templado que elijamos para proteger nuestro smartphone determinará su transparencia. Encontrar cristales que ofrecen transparencias por encima del 95% es habitual pero si elegimos uno con poca transparencia, y además es grueso, podemos provocar que la pantalla del terminal se vea peor y los cristales deberían ser, y lo son en muchos casos, invisibles.

La capa oleofóbica, limpieza

Capa Oleofobica

Otra de las diferencias entre los distintos protectores de cristal para smartphones es su capa oleofóbica. Puede que encontremos algunos modelos más económicos que no cuenten con ella pero, llegados a este punto de calidad en la construcción, prescindir de ella es un suicidio comercial.

Si algo hemos aprendido de los smartphones envueltos en cristal es que se ensucian mucho. Nuestros dedos van dejando marcas de su paso por todo el cuerpo y también lo hacen sobre la pantalla. Es por ello que los protectores de cristal cuentan con una protección oleofóbica que puede funcionar mejor o peor dependiendo de la calidad de construcción.

La capa oleofóbica, su calidad, determinará lo limpio que estará la pantalla de tu móvil

Optar por un protector de cristal de bajo precio puede suponer, por ejemplo, que su capa oleofóbica no esa demasiado efectiva o, simplemente, que desaparezca antes de lo previsto. Esto da como resultado una pantalla bastante sucia y que puede dificultar la visión como consecuencia de los reflejos. Nuestra recomendación es que, ya que hemos optado por el cristal, no acudamos a un modelo demasiado económico pues puede acabar saliendo caro.

La experiencia táctil, determinante

Multitouch

Ya hemos visto que un protector de cristal ofrece mayor protección que uno de plástico y que el grosor y la capa oleofóbica constituyen características más estéticas que funcionales, pero la experiencia táctil del terminal puede verse determinadas por el cristal templado que elijamos para proteger nuestro smartphone.

Todos los protectores de cristal ofrecen una buena experiencia cuando usamos un sólo dedo para interactuar con la pantalla, transifiriendo bien el toque a la pantalla, pero la cosa cambia cuando necesitamos acudir a más de una interacción al mismo tiempo. La funcionalidad multitáctil de la pantalla puede verse afectada por el cristal elegido en base a su capacidad para transmitir nuestras pulsaciones.

El protector debe ser invisible al tacto y a la vista, y tampoco empeorar la experiencia de uso

Algunos modelos más económicos y peor construidos pueden llegar a producir los conocidos como toques fantasma en la pantalla al hacer zoom con dos dedos, o al emplear gestos más avanzados sobre el smartphone. Simplemente porque el cristal no transmite correctamente nuestra pulsación a la pantalla. Es otro de los inconvenientes de elegir cristales más económicos o simplemente que no estén diseñados para nuestro dispositivo.

Trata siempre de adquirir uno para tu móvil

S7 Edge

En el mercado podemos encontrar decenas de opciones a la hora de hacernos con un protector de pantalla de cristal templado. Con miles de millones de smartphones en circulación, las posibilidades de obtener beneficios son muy altas y, por tanto, son muchas las empresas que pujan por colocar su protector en tu terminal.

Por ello, además de encontrar los modelos específicos para algunos smartphones, encontramos también otros estándar diseñados para adaptarse a pantallas de determinado tamaño sin importar marca o modelo del smartphone en cuestión. Estos protectores de cristal estándar no son, sin embargo, recomendables por varios motivos.

Si puedes elegir, escoge un protector diseñado para tu smartphone

Cada diseño de smartphone es único y tiene sus particularidades. Los marcos sobresalen más o menos, existen diseños específicos como las curvas Edge de Samsung y parte de su competencia o, incluso, el relieve 2.5D que ahora está tan de moda. Eso puede causar que el cristal estándar que compremos no nos sirva o que sí lo haga pero acabe siendo más una molestia que una solución.

Así pues, en la medida de lo posible recomendamos comprar protectores de cristal específicos para nuestro modelo de terminal. Y si éste no cuenta con un protector de cristal específico, uno que aparezca en la lista que menciona el propio fabricante del cristal. Así nos aseguraremos todo lo posible de que el cristal encajará y cumplirá con su función: proteger sin que notemos constantemente su presencia.

Para terminar, las cosas por su nombre

Martillo

Decíamos que en el mercado encontraremos decenas de opciones a la hora de hacernos con un cristal templado para proteger la pantalla de nuestro smartphone, pero algunos destacan en protección y durabilidad por encima de los demás y se han ganado a pulso una merecida buena fama.

Entre las marcas recomendadas a la hora de hacernos con un cristal templado están, por ejemplo, los modelos Nillkin H+Pro, los J&D, los Ultimate Shield o los SANMIN. También los anteriormente nombrados InvisibleShield o Armorz. Los Stillersafe serían otra buena opción a la hora de comprar un protector de cristal para un smartphone.

15-18 euros por un pack de dos protectores de cristal, un precio en el que encontrar buena calidad sin que se dispare el presupuesto

Y de nuevo, os recomendamos no acudir a los modelos más económicos del mercado. Puede que tengamos suerte y encontremos un mirlo blanco, un protector barato y con características de modelos superiores, pero no será lo habitual. Deberíamos movernos siempre por encima de los 15-18 euros a la hora de elegir un protector si queremos garantías. Ojo, es habitual que venga en packs de dos unidades.

En Xataka Móvil | De la lamina de plástico al vidrio templado para proteger las pantallas de nuestros móviles

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos