Vodafone estabiliza sus márgenes: menos clientes y subvenciones, más datos con desplome de voz y SMS

Sigue a

Día de presentar números y rendir cuentas para Vodafone, que ha presentado hace unos minutos los resultados correspondientes a su primer semestre fiscal de 2012, que abarca de abril a septiembre, en los que ha conseguido mantener sus márgenes a pesar del temporal.

Los seis meses que analizan estos resultados fueron convulsos para el operador, con la retirada de las subvenciones a nuevos clientes en abril para volver a esa estrategia de manera temporal en agosto hasta hace dos días, donde se produjo el verdadero cambio de estrategia.

Debido a esos vaivenes y cambios de políticas de subvención de nuevos clientes Vodafone ha perdido un 0.7% de cuota de mercado, bastante menos que el 4.1% perdido por Movistar aunque peor dato que el crecimiento de un 0.1% de Orange, el 1.4% de Yoigo o el 3.4% de los OMVs.

Desplome de la voz y los SMS, crecimiento espectacular de los datos

En lo que a los ingresos por servicios del operador que se refiere los resultados reflejan lo que cualquiera nos podríamos esperar, un desplome de los ingresos derivados de las llamadas y el envío de mensajes cortos y un crecimiento espectacular en los datos.

Los ingresos totales por servicios bajaron un 11%, en parte por el entorno económico actual y en otra parte por la bajada de los precios de interconexión, mientras que los ingresos por el negocio fijo aumentaron un 6.5% y los de datos móviles un 20.6%.

En este último aspecto Vodafone destaca el aumento de la penetración de los smartphone entre su cartera de clientes, un 43.7%, y la contratación de tarifas que integran voz y datos, que alcanza el 70% entre los nuevos clientes del operador.

Menos actividad pero abaratamiento de la retención y adquisición

Estos meses también ha supuesto menos actividad para el operador, con una perdida de 756.000 clientes, aunque 536.000 de ellos pertenecen al segmento menos interesante y rentable para cualquier operador móvil, el prepago.

La campaña que lanzó Vodafone en agosto volviendo a subvencionar terminales a nuevos clientes le permitió maquillar de cierta manera los resultados de este trimestre, reduciendo el saldo negativo de clientes por portabilidad móvil en 59.000 clientes.

Otro aspecto que ha logrado mejorar a su favor el operador ha sido el dinero invertido para retener a los clientes que amagan con abandonarles o el invertido para captar nuevos clientes, un 25% menos respecto al año anterior según sus números.

Futuro incierto con la nueva estrategia de tarifas y terminales

Ahora quedan por delante unos meses de intriga e incertidumbre. En nada estaremos en época de compras navideñas, donde se venden gran parte de los smartphones vendidos en todo el año y el mayor atractivo hasta ahora para cambiar de compañía.

Los clientes que acudan a un distribuidor físico encontrarán ofertas muy diferenciadas, con Movistar centrado en su Fusión, Yoigo con el pago a plazos, Orange con sus subvenciones para todos y la propia Vodafone, con un modelo de tarifas y pago a plazos un poco complicado de entender.

El que aquí escribe apuesta por una campaña de navidad con subvenciones puntuales ante el temor de perder un buen momento para captar clientes con el atractivo de un smartphone a buen precio o el riesgo de perderlos a favor de otros operadores que si lleven a cabo dicha estrategia.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios