iPhone 13 Pro, análisis: a veces llegar tarde no es tan mala noticia
Análisis

iPhone 13 Pro, análisis: a veces llegar tarde no es tan mala noticia

HOY SE HABLA DE

Apple ha vuelto a repetir con una nueva generación iPhone compuesta por cuatro modelos. Los iPhone 13 y 13 mini son los modelos de entrada a su nueva familia, y los iPhone 13 Pro y 13 Pro Max la máxima apuesta. Los modelos Pro dan el salto a los 120Hz con el panel ProMotion, estrenan sensor de cámara y cuentan con ciertos puntos diferenciales en el hardware.

Pasa por nuestra mesa de análisis el iPhone 13 Pro, un claro aspirante a mejor móvil del año que llega para refinar la fórmula del año pasado a base de autonomía, alta tasa de refresco y mejoras a nivel fotográfico.

Ficha técnica del iPhone 13 Pro

IPHONE 13 PRO

PANTALLA

Super Retina XDR
OLED de 6,1 pulgadas
ProMotion: tasa de refresco variable de 10 a 120 Hz
HDR10
Hasta 1.200 nits de brillo
2.000.000:1 de contraste
True Tone

PROCESADOR

Apple A15 Bionic

VERSIONES

128 GB
256 GB
512 GB
1 TB

CÁMARA TRASERA

Gran angular: 12 megapíxeles f/1.5 EBIS (desplazamiento del sensor)
Ultra gran angular: 12 megapíxeles f/1.8 120º
Telefoto 3X: 12 megapíxeles f/2.8 OIS
Cámara LiDAR

CÁMARA FRONTAL

12 megapíxeles f/2.2
TOF 3D

SOFTWARE

iOS 15

DIMENSIONES Y PESO

146,7 x 71,5 x 7,6 milímetros
203 gramos

BATERÍA

Carga rápida 20 W (no incluido el cargador)
Carga MagSafe de 15 W
Carga Qi de 7,5W

CONECTIVIDAD

5G
4G
WiFi 6
Bluetooth 5.0
GPS
Puerto Lightning
NFC

OTROS

FaceID
Protección IP68
MagSafe

PRECIO

Desde 1.159 euros

Diseño: la fórmula se repite

Img 9176
El diseño es calcado respecto al 12 Pro, aunque el módulo de cámaras es ahora bastante grande

Con los iPhone 12 Pro llegaron los bordes angulosos, dejando de lado el redondeo que empezamos a ver desde el iPhone 6. Se trata de un diseño que vuelve a recordar a lo visto desde el iPhone 4 hasta el iPhone 5s, con una parte trasera acabada en cristal y unos laterales algo esquinados.

El cristal de los modelos Pro es mate, algo que logra repeler las huellas mejor que los acabados glossy y que, al tacto, es algo menos resbaladizo. Los laterales están acabados en acero inoxidable, un punto diferencial de los iPhone 13 Pro, frente al aluminio que suele emplear la competencia y que la propia Apple incluye en sus iPhone 13 y 13 mini.

Los sensores de cámara han crecido y, con ellos, el módulo de cámara, que ahora ocupa más espacio de la parte trasera que nunca
Img 9186

Si miramos el terminal por su parte trasera, observamos que el módulo de cámaras es más protagonista que nunca. Han crecido los sensores, por lo que ha aumentado el tamaño del módulo. Sigue teniendo la misma distribución del año pasado, pero ocupa bastante más superficie trasera que en la generación anterior.

Img 9197
Img 9212

En los laterales todo sigue en su sitio. En esta variante Pro los botones están muy accesibles a la mano, y Apple sigue manteniendo su botón dedicado para silenciar el terminal. En la parte inferior encontramos altavoz y puerto Lightning, resistiéndose Apple a incluir el puerto tipo C del que ya gozan dispositivos como su iPad Pro.

Img 9242

Al fijarnos en la parte frontal casi todo sigue como antes, y decimos casi porque el notch ha reducido su tamaño aproximadamente en un 20%. Sigue estando ahí, siendo algo molesto y más notable que un agujero en pantalla, aunque se nota que el tamaño es más reducido que en la generación anterior.

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm²) Volumen (cm3)
iPhone 13 Pro 146,7 71,5 7,7 203 6,1 3.095 104,89 80,76
iPhone 12 Pro 146,7 71,5 7,4 187 6,1 2.815 104,89 77,61
Samsung Galaxy S21 151,7 71,2 7,9 171 6,2 4.000 108,01 85,33
Realme GT 158,5 73,3 9,1 186,5 6,43 4.500 116,18 105,73
Xiaomi Mi 11 Utra 164,3 74,6 8,38 234 6,81 5.000 122,57 102,71
Sony Xperia 5 III 157 68 8,2 169 6,1 4.500 106,76 87,54
Huawei P40 Pro 158,2 72,6 8,95 209 6,58 4.200 114,85 102,79
OnePlus 9 Pro 163,2 73,6 8,7 197 6,7 4.500 120,12 104,5

El iPhone 13 Pro mantiene las medidas del iPhone 12 Pro, aunque el grosor pasa a ser de 7,7mm, frente a 7,4mm de su predecesor. No es un aumento considerable, aunque el iPhone 13 Pro está lejos de ser un móvil delgado. Lo que sí aumenta de forma importante es el peso, que pasa a 204 gramos frente a los 189 gramos de la generación anterior. Más adelante explicaremos a qué se debe esta incremento en peso, que sí que se llega a notar en la mano.

Con las nueva batería el peso ha aumentado, aunque el iPhone 13 Pro sigue siendo uno de los pocos gama alta "compactos" del mercado

El tamaño del dispositivo sigue siendo relevante y es que, aunque no sea el más cómodo de sostener, los hay que preferimos dispositivos más pequeños. A nivel de compactación el iPhone 13 Pro es uno de los móviles más pequeños de la gama alta, gracias a que su pantalla "tan solo" tiene 6.1 pulgadas. Mantiene unas cifras casi idénticas a las de su precedesor, aunque ahora hay alternativas que le ganan en ligereza.

En resumidas cuentas, el iPhone 13 Pro es uno de los dispositivos con mejor construcción del mercado. Su principal fuerte es el tamaño y el buen trato del cristal mate, y su principal pecado la poca ergonomía de los bordes laterales y el peso, que se ha incrementado notablemente esta generación.

Pantalla: los 120Hz han tardado, pero han llegado bien

Img 9247

ProMotion. Esta palabra la introdujo Apple en 2017 con su iPad Pro, dispositivo que llegó con tasa de refresco adaptativa. En los últimos dos años hemos visto cómo esta tecnología se ha democratizado, hasta el punto de estar presente incluso en móviles de gama media. El panel Super Retina XDR del iPhone 13 Pro queda así configurado por 6.1 pulgadas, con resolución Full HD+ y tasa de refresco adaptativa de 120Hz. Esto se logra gracias a que el panel es ahora de tipo LTPO, tecnología patentada por Apple, aunque los fabricantes Android llevan usándola desde hace dos generaciones.

Los 120Hz han llegado tarde, pero el funcionamiento es bastante más eficiente que el de Android. Aquí es el propio sistema el que regula el refresco del panel

En el nuevo panel ProMotion la tasa de refresco es la protagonista, y conviene explicar cómo funciona aquí el frame rate, ya que el sistema es bastante distinto al que acostumbramos a ver en Android. En Android son las aplicaciones las que le indican al sistema a qué tasa van a refrescar. Es decir, si tenemos un móvil que refresca de 1 a 120Hz y una app solo está programada para funcionar entre 60 y 120Hz, no se podrá bajar de esta tasa, ya que la app no está preparada.

Del mismo modo, Android no tiene un frame rate adaptativo programado, sino que tiene que encargarse el fabricante con su capa de personalización. La traducción aquí es que la tasa adaptativa acaba siendo un salto muy basico entre ciertos valores y con un funcionamiento muy simple, como forzar los 120Hz cada vez que se toca la pantalla. En resumidas cuentas, será complicado bajar de 60Hz y muy fácil saltar a 120Hz, con el notable impacto en consumo que esto tiene.

Tg Image 3553906215
Apple advierte del impacto en autonomía de los 120Hz. El objetivo de ProMotion es que el panel pueda moverse en rangos inferiores a 60Hz para ahorrar energía.

En el caso de Apple, es el sistema el que elige y renderiza la tasa de refresco que tendrá el sistema, según el contenido mostrado en pantalla y las acciones del usuario. De este modo, cualquier app puede moverse entre 10 y 120Hz, aunque el desarrollador no haya programado todos los valores entre los que se puede mover ProMotion, que son los siguientes en el iPhone 13 Pro y Pro Max.

  • 120Hz (8ms)
  • 80Hz (12ms)
  • 60Hz (16ms)
  • 48Hz (20ms)
  • 40Hz (25ms)
  • 30Hz (33ms)
  • 24Hz (41ms)
  • 20Hz (50ms)
  • 16Hz (62ms)
  • 15Hz (66ms)
  • 12Hz (83ms)
  • 10Hz (100ms)

Por poner en contexto con un buen ejemplo de Android con refresco adaptativo, el Samsung Galaxy Note 20 Ultra actualiza a 1 Hz (solo en modo Always on Display), 48 Hz, 60 Hz, 96 Hz y 120 Hz, menos de la mitad de frecuencias disponibles y tan solo dos frecuencias por debajo de los 60Hz, mientras que Apple cuenta con nueve frecuencias por debajo de este valor. A más frecuencias por debajo de los 60Hz, mayor ahorro energético. De hecho, para el panel ProMotion, 60Hz son el tercer valor más alto en la tasa de refresco, por lo que el sistema se moverá entre el resto de valores por debajo de este número para ahorrar batería.

Los desarrolladores pueden programar instrucciones en sus apps para que el sistema entienda a qué refresco quieren estar, pero iOS seguirá siendo quién decide cómo y cuántos Hz se refresca

Los desarrolladores pueden programar sus apps indicándole a Apple las preferencias de actualización para cada contenido de dicha app (menús, submenús, pantallas principales), pero el sistema operativo del iPhone seguirá siendo el que decide cuándo y cómo se refresca la pantalla. Es decir, si hacemos un scroll lento, podemos subir a 80Hz, si hacemos un scroll más rápido, subirá a 120Hz.

El propósito de esto es hacer que los 120Hz solo se activen cuando sea necesario, ya que la propia Apple indica que tienen un impacto significativo en el gasto energético. El objetivo de ProMotion es ahorrar energía y, en nuestras pruebas, hemos podido concluir que el teléfono pasa más tiempo en tasas bajas de refresco que actualizándose a 120Hz.

Img 9231
La pantalla es más brillante esta generación, con 200 nits extra.

Más allá de ProMotion, el panel del iPhone 13 Pro también mejora en brillo, pasando de 800 nits a 1000 nits de brillo máximo, aunque manteniendo el pico de 1.200 nits para contenidos HDR. En estos niveles tan altos de nits es bastante difícil apreciar diferencias, aunque con plena incidencia de luz solar sí que notamos que el panel brilla más.

Apple sigue sin dar el salto al Quad HD, aunque el iPhone 13 Pro sobrepasa los 400ppp y su nivel de nitidez es más que correcto. Vuelve a brillar la calibración de fábrica, los ángulos de visión y el equilibrio general del panel. Seguimos sin poder modificar la calibración del mismo a través de ajustes, aunque podemos activar modos como True Tone para adaptar los colores del panel según la luz ambiental, así como con Night Shift, que permite reducir la luz azul que emite la pantalla.

Respecto al aprovechamiento frontal, tenemos un 86.0% según GSMarena. Los bordes siguen siendo algo más gruesos que en su competencia directa, aunque el iPhone sigue siendo uno de los pocos móviles que mantienen simetría a lo largo de dichos bordes. El notch reducido sigue ocupando buena parte del frontal, el tributo a pagar por Face ID y todo el hardware que se esconde debajo de esta ceja. Tras varias generaciones de iPhone, el notch no interfiere con los elementos de la interfaz.

Rendimiento: potencia de sobra sin muchos calentamientos

Img 9225

El procesador escogido para esta generación es el nuevo Apple A15 Bionic, un cerebro que, por primera vez, llega con dos GPU. En los modelos Pro la GPU cuenta con 5 núcleos, dejándonos ver algunos benchmarks una potencia gráfica notablemente superior a la del iPhone 13. Un año más, el iPhone sigue rindiendo de forma brillante, sin rastro de lag, con tiempos de apertura casi instantáneos y con potencia de sobra para ir soportando el paso de las actualizaciones anuales de Apple.

La RAM es suficiente en este iPhone 13 Pro, pero Apple podría ser algo más generosa aquí y dotar a sus iPhone de mayores memorias

Se vuelve a repetir con 6 GB de RAM en el modelo Pro y con 4 GB en los modelos 13 y 13 mini, cifra suficiente en el caso de iOS, aunque nunca vendría más algún giga extra, sobre todo para mantener juegos pesados en segundo plano. Hemos probado los juegos más pesados de Play Store, como 'Genshin Impact' sin sufrir excesivos calentamientos y sin notar una sola caída de frames.

Aquí te dejamos con los benchmarks de este dispositivo:

iPHONE 13 PRO

SAMSUNG GALAXY S21 ULTRA

iPHONE 12 PRO

XIAOMI MI 11 ULTRA

ONEPLUS 9 PRO

HUAWEI P40 PRO

PROCESADOR

APPLE A15 BIONIC

Exynos 2100

Apple A14 Bionic

Snapdragon 888

Snapdragon 888

Kirin 990

RAM

6 GB

12 GB

6 GB

12 GB

12 GB

8 GB

GEEKBENCH 5

1.728 / 4.510

991 / 3.272

1.614 / 4.148

1.127 / 3.663

1.105 / 3.603

943 / 2.527

3D MARK (SLINGSHOT)

Maxed out

9.226

-

Maxed out

Maxed out

8.726

PC MARK WORK

-

14.043

-

11.691

11.919

9.476

Software: iOS 15 viene cargado de mejoras, sin llegar a revolucionar

Escritorio Ios

iOS 15 es la evolución del sistema operativo con el que nos encontramos el año pasado. Pese a no ser un gran cambio a nivel visual, viene cargado de novedades, sobre todo en lo referente a las propias aplicaciones nativas de iOS. Las principales mejoras se centran en apps como FaceTime, en la que ahora podemos activar el modo retrato e incluso activar cancelación de ruido a través del propio iPhone para aislar los ruidos de fondo.

Modo Concentracion

Contamos también con un nuevo 'modo concentración', que permite filtrar notificaciones según el momento del día, para que solo recibamos la información que hayamos programado en determinados periodos de trabajo, estudio, etc. Podemos configurar este modo concentración de forma manual o con las distintas sugerencias que preconfigura el iPhone.

Iphone 13 Software

La inteligencia artificial también hace mayor acto de presencia en iOS 15. Ahora Spotlight es más inteligente, permitiendo encontrar texto dentro de las propias imágenes, por lo que podemos buscar una foto a través de texto desde Spotlight. Este reconocimiento de textos también funciona dentro de la galería, pudiendo seleccionar y copiar el texto en la misma, así como en la propia cámara, que analiza textos para posteriormente traducirlos.

Los usuarios de Safari también ganan en novedades, con una buena barra de pestañas flotante (se puede configurar su posición), navegación entre pestañas mediante gestos y compatibilidad con extensiones, tal y como ya funcionaban en macOS.

Seguimos encontrando algunas apps "innecesarias" preinstaladas en el iPhone, pero casi todas aquellas no esenciales podemos eliminarlas

Apple sigue precargando muchas de sus aplicaciones, de las cuales podemos desinstalar varias. Nos encontramos con la app de libros, podcast, garageband y demás, que podemos barrer del mapa. Las apps básicas para el funcionamiento del sistema no se pueden desinstalar, pero sí sustituir por apps de terceros (Chrome por Safari, Spotify por Apple Music, etc.).

Biometría

Face Id

A nivel biométrico no ha habido grandes cambios, y es que no ha llegado el Touch ID bajo pantalla, que se espera ahora para 2022. A pesar de tener un notch más pequeño, seguimos teniendo Face ID como sistema biométrico, un sistema de reconocimiento facial que funciona de forma sobresaliente y que gana a la competencia sobre todo en el rango en el que es capaz de reconocer la cara del usuario.

Face ID sigue yendo un poco más allá del desbloqueo facial: se integra con el sistema para autenticarnos en buena parte de las apps, recordar contraseñas y demás

Además de ser un sistema de reconocimiento facial para desbloquear el dispositivo, las API de seguridad lo integran, por lo que podemos realizar pagos, guardar nuestras contraseñas, loguearnos en aplicaciones y gestionar varios puntos clave del sistema autenticándonos con Face ID. El desbloqueo funciona incluso en absoluta oscuridad, gracias al emisor infrarrojo con el que cuenta.

En tiempos de pandemia con la mascarilla puesta, tan solo podremos desbloquear el dispositivo si tenemos nuestro Apple Watch en la muñeca. En lanzamiento, hay un error que impide activar esta función, aunque Apple ya lo ha reconocido y trabaja en una actualización para solucionarlo.

Sonido: los móviles pequeños también suenan fuerte

Img 9200

A nivel de sonido el iPhone 13 Pro sigue manteniendo doble altavoz estéreo. El hardware, no obstante, parece haber cambiado, ya que este iPhone 13 Pro suena bastante más fuerte, rotundo y envolvente, pese a ser un teléfono "pequeño" (menor caja de resonancia). Huelga decir que no contamos con jack de auriculares y que tampoco se incluyen auriculares lightning en la caja.

Este terminal es capaz de superar los 110 decibelios sin mayor problema, sin excesiva distorsión en los rangos más altos de volumen. Hay buena presencia de bajos, medios y altos, la claridad del sonido es alta y es un audio que se disfruta bastante, tanto en reproducción multimedia como en los propios juegos.

La reproducción de audio mediante auriculares también es excelente, bien con los propios AirPods de Apple como con cualquier otro auricular inalámbrico compatible. Si bien Apple no dedicó palabras al sonido con su nuevo iPhone 13 Pro, este ha mejorado notablemente respecto a la generación anterior.

Autonomía: se acabaron las agonías a primera hora de la tarde

Img 9257

A nivel de autonomía, Apple promete las mejores baterías en toda la generación iPhone. En concreto, en el iPhone 13 Pro, nos indica que dura incluso más que el iPhone 12 Pro Max, una afirmación notable para un dispositivo de tamaño reducido. En nuestras pruebas, las cifras de Apple no distan mucho de la realidad: la batería del iPhone 13 Pro dura bastante. En concreto, podemos alcanzar las siete horas de pantalla en jornadas intensivas, y disparar las horas de pantalla hasta las 8 o 9 horas si reproducimos bastante vídeo.

Img 0577
Los días que hemos podido hacer ciclos completos hemos logrado unas 6h de pantalla con un 20/30% de batería restante.
El nuevo iPhone 13 Pro tiene nuevos decodificadores de vídeo y esto se nota bastante. El consumo en reproducción multimedia es más bajo que nunca

El Apple A15 Bionic es un procesador muy eficiente, a lo cual se suma la eficiencia de ProMotion y los nuevos decodificadores de vídeo. Una hora de reproducción en apps como Netflix o Youtube consume menos de un 10% de batería, por lo que los tiempos de reproducción de vídeo se disparan.

La carga rápida vuelve a ser de 20W, contando asimismo con carga inalámbrica y compatible con accesorios Magsafe, como baterías y cargadores magnéticos. Como en anteriores generaciones, en la caja solo viene un cable tipo C a lightning, por lo que tendremos que comprar un adaptador tipo C o reciclar un cargador antiguo USB a lightning de versiones anteriores. El iPhone sigue teniendo carga optimizada para limitar la entrada de energía del 80 al 100%, un rango de bastante estrés para la batería.

Cámaras: una grabación que pretende ser "de cine"

Img 9245

A nivel fotográfico, este año se han puerto nuevas cartas sobre la mesa. El iPhone 13 Pro viene con sensores más grandes y cuenta con estabilización física (IBIS) dentro del mismo sensor, una tecnología que hereda toda la generación iPhone 13 del iPhone 12 Pro Max. Además de los nuevos sensores y el sistema de estabilización en el sensor principal, contamos con un nuevo teleobjetivo que permite tres aumentos ópticos, equivalente a un 77mm. Mejora asimismo la apertura de la lente principal, así como la del ultra gran angular.

  • Sensor principal de 12 megapíxeles con apertura f/1.5 (26mm).
  • Sensor ultra gran angular de 12 megapíxeles con apertura f/1.8 (13mm).
  • Sensor teleobjetivo de 12 megapíxeles con apertura f/2.8 (77mm).
  • Cámara LiDAR.
  • Sensor frontal de 12 megapíxeles con apertura f/.2.2.

En esta generación ambos iPhone 13 Pro y Pro Max tienen el mismo sensor, por lo que ya no es necesario comprar el modelo más grande para tener la mejor experiencia fotográfica. Las novedades llegan asimismo a nivel de software, con un nuevo modo cinematográfico y con Smart HDR 4, una renovación en el HDR que ahora es capaz de segmentar hasta cuatro personas en una imagen, para exponer a cada una de ellas de forma distinta.

No obstante, antes de hablar sobre los resultados, vamos a repasar la app de cámara, en la que ha habido algunos cambios respecto a lo que vimos el año pasado.

App de cámara

App Camara Ios

La app de cámara del iPhone sigue siendo una de las más fluidas del mercado, con una interfaz minimalista y varias opciones. En la parte inferior encontramos los modos principales: foto, vídeo, retrato, panorámica, cámara lenta, cinematográfico, etc. No podemos personalizar ni el número ni el orden de estos elementos.

En la parte superior tenemos los accesos directos a flash, modo noche y live photo, con un pequeño desplegable que nos permite activar los 'Estilos fotográficos', relación de aspecto, controles de exposición, temporizador y filtros. Cambiar entre cámaras sigue siendo basante rápido: las cámaras del iPhone 13 Pro están alineadas simétricamente, por lo que no encontramos saltos al pasar de una lente a otra, ya que todas están a la misma distancia.

Uno de los puntos más importantes (y menos comentados) de la cámara del iPhone 13 Pro es su vista previa. El sistema es capaz de procesar en tiempo real el HDR, por lo que podremos ver si la fotografía saldrá quemada o no sin esperar a que se procese en la galería. Hay post-procesado tras tomar la foto, pero como buena parte del pre-procesado lo vemos en la vista previa, no notaremos apenas diferencia entre lo que vemos a la hora de capturar la foto y lo que vemos en la galería.

Iphone 13 Pro

Por último comentar que, a nivel de ajustes, hemos perdido la opción de activar o desactivar Smart HDR, una pérdida no muy relevante, ya que apenas tenía sentido desactivar una de las funciones básicas de esta cámara. Podemos activar la cuadrícula, reflejar los selfies, desactivar la vista fuera de marco, activar la corrección de la lente ultra gran angular y priorizar la velocidad sobre la calidad al tomar las fotos.

Dentro de los formatos de vídeos podemos desactivar o activar Dolby Vision HDR. Si vamos a editar el vídeo en el ordenador a través de un programa externo como Final Cut, hay que tener cuidado con Dolby Vision. Estos vídeos tienen mucho más rango dinámico, pero requieren de edición (sin editar se verán quemados, ya que nos dan todo el rango dinámico de la escena). En el caso del Modo Cinematográfico la capa Dolby Vision no se puede desactivar.

Respecto al modo noche, su activación es automática, regulando los segundos que necesita para disparar de forma automática. Podemos controlar estos segundos de forma manual, e incluso desactivarlo si no queremos que actúe. Este modo está disponible en el sensor principal, teleobjetivo, ultra gran angular, cámara frontal e incluso en modo retrato.

Cámaras traseras de día

Img 0364

Los iPhone 12 Pro ya sentaron una muy buena base a nivel fotográfico, por lo que empieza a acortarse el margen de mejora. El iPhone 13 Pro tiene un mayor sensor, pero no es notablemente superior a la generación anterior en fotografía. El detalle es similar, el trabajo en colorimetría prácticamente idéntico y las principales mejoras vienen de la mano del HDR, que ahora es capaz de rescatar algo más de información.

Retrato Smart Hdr4
El nuevo HDR Inteligente 4 expone mejor que nunca los rostros.
Detalle Iphone

Como servidor suele hacer, he realizado mucha fotografía de retrato, ya que aquí podemos ver no solo el procesado que hace Apple con edificios, cielos y naturaleza, sino cómo es capaz de tratar las pieles y exponerlas. Esta generación las caras están mejor expuestas que nunca y el nivel de detalle es muy alto. Sigue sin ser un procesado perfecto, ya que hay un ligerísimo lavado de los rostros para reducir ruido, pero aquí Apple lidera.

Raw
Nitidez modo auto | Nitidez del RAW original del sensor (Halide)
Ruido
RAW Halide | Apple ProRaw.

Para que puedas poner en contexto la diferencia entre el procesado que hace Apple y el detalle que podría llegar a rescatar, hemos hecho disparos muy similares tanto en modo automático como en modo ProRAW y con el RAW de Halide, una app de terceros. ProRAW sigue sin ser la mejor opción para rescatar el máximo detalle, ya que es un RAW procesado por Apple. Es cierto que tenemos más margen para editar, pero si queremos sacarle el máximo jugo al sensor, es mejor optar por un RAW de terceros.

Los estilos fotográficos llegan como una gran novedad del iPhone 13 Pro, pero hay que mirar con lupa para ver las diferencias

Y, hablando de procesado, por primera vez contamos con los 'Estilos fotográficos'. Tal es la importancia que le da Apple a esto que, nada más abrir la cámara por primera vez, nos pide que escojamos el estilo en el que queremos fotografiar. Aquí tenemos cinco estilos: estándar, alto contraste, vívido y frío. ¿Qué hacen estos estilos? Cambiar la forma en la que el sensor trata el HEIC que vamos a obtener. Si, por ejemplo, escogemos el estilo vívido, tendremos colores ligeramente más ricos, pero no se alterará ni el color del cielo ni el de la piel.

Img 0507
Disparo en modo estándar.
Img 0508
Disparo en modo alto contraste.
Img 0509
Disparo en modo brillante.
Img 0510
Disparo en modo cálido.
Img 0511
Disparo en modo frío.

Es decir, los estilos no son filtros, son una forma de procesar la imagen con distintas órdenes. Las diferencias entre estos estilos son mínimas y, aunque hayamos seleccionado un estilo como el predeterminado, siempre podremos ir alternando entre los mismos a través de la app de cámara. Además, podemos personalizar ligeramente estos estilos, cambiando tanto la temperatura como la intensidad del color. Estos cambios se aplican de forma selectiva en la escena, no actúan sobre todos los elementos para no "romper" la fotografía.

Detalle Iphone

Siguiendo con la fotografía estándar (procesada en archivos HEIC), el balance general de las escenas es sobresaliente. Tal y como vimos con la generación 12, el balance de blancos ya no tiende tanto al cálido, siendo más neutro y dándonos escenas más equilibradas. También notamos algo más de nitidez en algunos bordes, ya que Apple parece haber reajustado la forma de tratar su sharpening artificial. Sigue sin ser un detalle 100% orgánico, pero no notamos mayor artificialidad que en la generación pasada.

Img 0584

Uno de los nuevos modos para este iPhone 13 Pro es el modo macro. Ahora el ultra gran angular puede disparar a distancias de unos dos centímetros, obteniendo fotografías con enfoque cercano. A pesar de usar el ultra gran angular, se realiza un pequeño recorte en el sensor para corregir la distorsión, por lo que la nitidez no es máxima. Es un modo bastante usable, pero no supone una novedad de peso, máxime cuando algunos gama alta Android ya disparan en macro desde ultra gran angular desde hace años.

Img 0201

El comportamiento del ultra gran angular ha mejorado considerablemente, aunque sigue lejos del sensor principal. Además del nuevo sensor, tenemos una apertura f/1.8 bastante digna, sobre todo para disparos en bajas condiciones de luz. El año pasado usar el ultra gran angular de noche no era muy recomendable, mientras que ahora obtenemos fotografías dignas. Al ser el sensor que más información capta, es el más propenso a quemar los cielos, por lo que tendremos que reajustar la exposición tocando en otro lugar de la pantalla para que realice mejor la medición.

3X
Detalle

El teleobjetivo 3X nos ofrece disparos nítidos y, a pesar de tener una apertura f/2.8, es bastante luminoso en condiciones diurnas (más adelante veremos cómo mete la pata de noche). Contar con un disparo de 77mm nos ofrece imágenes más comprimidas y retratos bastante distintos al 2X y al 2.5X al que estamos acostumbrados. Durante el día, los retratos con este sensor son bastante buenos, pudiendo regular la cantidad de bokeh a posteriori y antes de tomar la foto.

Retrato
1x | 3x.

Por último, si hablamos del modo retrato, Apple parece haber afinado aún más el recorte. Sigue sin ser perfecto, sobre todo en el pelo, pero sin duda es uno de los mejores retratos de la gama alta. Si le pillamos el truco al teleobjetivo los retratos quedan bastante comprimidos y con un look muy interesante.

Cámaras traseras de noche

Detalle Nocturno

El iPhone 13 Pro cuenta con un sensor 2.2 veces más luminoso que su predecesor. ¿Significa esto que tenemos el doble de luminosidad? No. ¿Tenemos una cámara que capta más luz? Sí, pero quizás no en el sentido que puedas pensar. El extra de luz que capta el iPhone 13 Pro le permite disparar más rápido y sin activar el modo noche. No obstante, los disparos en este modo siguen ocupando, de media, de 2 a 3 segundos. De hecho, en ocasiones, gracias al sensor estabilizado se atreve a disparar entre 4 y 5 segundos aunque estemos a pulso.

Modo Noche
Auto vs Modo noche.

Al igual que vimos el año pasado, el iPhone 13 Pro no tiene problema alguno en rescatar luz en escenas nocturnas, hasta el punto de mostrar incluso más luz de la que realmente estamos viendo con nuestros ojos. Si las condiciones de luz artificial son favorables, no se activa el modo noche, ya que no es necesario el extra de luz. Siempre podemos forzarlo manualmente pero, en nuestra experiencia, es mejor dejarlo funcionar de forma automática, ya que sabe bien cuándo activarse.

Img 0555
Img 0556
Ultra gran angular con modo noche.

La principal mejora nocturna está en el ultra gran angular, que por fin ofrece resultados dignos (siempre teniendo en cuenta el tipo de cámara que es) cuando cae el sol. La nitidez se aleja de la que encontramos con el sensor principal, pero podemos obtener buenas tomas, incluso sin modo noche. El rango de visión es el mismo del año pasado, pero tanto sensor como óptica son más luminosos, por lo que no encontramos la falta de luz y ruido excesivo de la anterior generación.

Teleobjetivo Nocturno
Sin modo noche. | Modo noche.

El teleobjetivo, con la lente menos luminosa de los tres sensores, sufre bastante por la noche. Podemos ayudarnos de modo noche para salvar alguna toma, pero sin duda el zoom está pensado para brillar durante el día.

Recorte Sensor
3X (forzado con modo retrato) | 3x auto (ha disparado recortando sensor principal).

Un punto que no nos ha gustado es que cuando no hay apenas luz, el zoom 3X es un recorte digital del sensor principal. Es decir, utiliza la cámara angular con f/1.5 y recorte digital para captar más luz. Si queremos usar el teleobjetivo, podemos forzarlo con el modo retrato, una solución no muy buena.

Cámara frontal

Selfie
Img 0586

La cámara selfie no ha sufrido cambios esta generación, salvando el nuevo procesado de Smart HDR 4 y que ahora es capaz de grabar en modo cine. Tenemos un selfie de nivel con buenas condiciones de luz, con el mismo rango dinámico de la cámara trasera, un gran nivel de detalle y una segmentación figura-fondo sobresaliente cuando hablamos del modo retrato.

Al igual que en la generación pasada, el modo selfie se abre con un recorte de sensor. Si queremos disfrutar del rango completo tenemos que darle al icono de ampliar, donde tendremos disponible un disparo más amplio. El modo noche también está disponible aquí, por lo que podremos salvar imágenes en condiciones en las que apenas haya luz. No obstante, si cae la luminosidad de la escena, el selfie sufre bastante.

Vídeo

El vídeo es uno de los principales protagonistas en este iPhone 13 Pro. Las capacidades máximas siguen siendo las mismas: grabación en 4K 60 FPS y calidad Dolby Vision HDR. Además, con los iPhone 13 Pro llegará la grabación en Pro Res, un formato con menor compresión y más calidad. Hablamos en futuro ya que la función está anunciada, pero no llega con el lanzamiento de los nuevos iPhone. En este caso, los iPhone 13 Pro de 128 GB tendrán limitada la función de ProRes a Full HD (siguen pudiendo grabar 4K en el resto de modos), mientras que los modelos con más memoria podrán grabar ProRes en 4K. Un solo minuto de ProRes puede llegar a ocupar 6 GB de memoria, por lo que esta limitación puede cobrar sentido.

El modo cine es el protagonista este año: tenemos modo retrato en vídeo con enfoque selectivo según los elementos de la escena

No obstante, el absoluto protagonista en vídeo es el modo cine, el modo retrato en vídeo de Apple. Aquí encontramos bastantes diferencias con las propuestas vistas hace tiempo en la competencia Android. Apple no solo cuenta con retrato regulable antes y después de grabar el vídeo, sino que detecta de forma automática los cambios de la escena para ir regulando el enfoque.

Es decir, si estamos grabando a una persona en un primer plano, pero otra segunda persona aparece en escena, el iPhone detectará el movimiento de esa segunda persona y pasará a enfocarla. Estas decisiones podemos cambiarlas bien pulsando en la pantalla para enfocar donde queramos o bien a posteriori, en el panel de edición. Aquí podremos hacer que el enfoque vaya a donde queramos en cada punto del vídeo.

Este modo cinematográfico está lejos de ser perfecto y, tal y como vimos en las primeras generaciones de modo retrato hace unos años, tiene trabajo por hacer. No obstante, para ser una primera generación funciona bastante bien, y nos permite grabar tanto en horizontal como en vertical. Además, este modo cine también funciona en la cámara selfie. La calidad de este modo está limitada a 1080 30 FPS, eso sí, con calidad Dolby Vision HDR.

iPhone 13 Pro, la opinión de Xataka Móvil

Img 9258

El iPhone 13 Pro no es una evolución rompedora del iPhone 12 Pro, pero sí un refinamiento de un producto que ya brillaba de por sí. El principal problema del iPhone 12 Pro era su autonomía, algo que se ha resuelto con el nuevo 13 Pro. Tampoco contábamos con 120Hz, mientras que ahora los tenemos, y de una forma más inteligente de lo que se había visto hasta la fecha.

El iPhone 13 Pro ha mejorado casi punto por punto todos los errores que se cometieron con el iPhone 12 Pro

El ultra gran angular era bastante pobre en entornos de baja luz, siendo ahora mucho más nítido y luminoso (aunque sigue sin ser una buena cámara en baja luz). Es un móvil que nos deja con una sensación clara: este es el iPhone 12 Pro que debió haber sido.

Relevante asimismo que este año, salvo en tamaño de pantalla y batería, no hay diferencias entre el iPhone 13 Pro y el 13 Pro Max, tras el importante gap que hubo el año pasado, en el que se reservaba el sensor estabilizado para el modelo Max. Este año, si quieres la mejor tecnología de Apple, la puedes tener en este modelo.

9.2

Diseño9
Pantalla9,50
Rendimiento9,5
Cámara9,5
Software9
Autonomía8,75

A favor

  • ProMotion llega tarde, pero llega mejor que nunca.
  • La cámara principal sigue sentando una sólida base en la gama alta.
  • La batería ya no es un problema.

En contra

  • El teleobjetivo sufre tanto de noche que, a veces, ni se activa.
  • ProRaw es versátil, pero nos gustaría un RAW algo menos procesado.
  • El extra de peso es duro golpe en ergonomía

Temas
Inicio