Compartir
Publicidad

Facebook tiene una impresionante "granja" de 2.000 smartphones para probar sus actualizaciones

Facebook tiene una impresionante "granja" de 2.000 smartphones para probar sus actualizaciones
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La aplicación de Facebook para smartphones ha recibido numerosas críticas por su rendimiento, flaqueante en ocasiones, e incluso sus mismos desarrolladores tienen una versión Lite pensada para países en los que los smartphones no son tan potentes o las conexiones a Internet no son todo lo buenas que deberían.

Y a pesar de esos problemas, no se puede decir que Facebook no se encargue de probar bien su aplicación antes de actualizarla para el gran público. Y es que la red social ha permitido a distintos medios americanos entrar hasta el fondo de sus oficinas, enseñando una impresionante "granja" en la que tiene unos 2.000 iPhones y Androids en los que realiza sus pruebas.

¿Os imagináis una sala con 2.000 teléfonos siempre encendidos? Esa sala existe, y está en las oficinas de Facebook. Su labor no es otra que la de probar toda actualización de la aplicación para móviles de la red social antes de su llegada a las respectivas tiendas de aplicaciones, a fin de encontrar posibles errores sin que sean los usuarios finales los que los encuentren.

Y quieren doblar su tamaño

Pared con 32 teléfonos probando la app de Facebook

Los teléfonos, entre los que se encuentran todo tipo de Androids con la versión 4.4 en adelante y iPhones con iOS 7 en adelante, están organizados en paredes de 32 unidades. Cada una de ellas tiene su propia red WiFi, aunque los smartphones también están conectados Mac Minis (uno por cada cuatro iPhones) o servidores (uno por cada cuatro Androids) que se encargan de transmitir las actualizaciones y operaciones a realizar.

Facebook no es la única empresa en montar semejante "granja" de teléfonos, que preve doblar en tamaño, y la razón de construir estos recintos es tan simple como que no se fían de los simuladores. Monitorizando teléfonos reales pueden detectar hasta el más mínimo problema de rendimiento, mientras que con un simulador los resultados no se basarían en experiencias reales, como las que viven los usuarios.

Vía | TechCrunch | The Verge

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio