Qué pasó con el WhatsApp de Tamara Falcó para que publicara el vídeo de la infidelidad
Aplicaciones

Qué pasó con el WhatsApp de Tamara Falcó para que publicara el vídeo de la infidelidad

Dejando de lado la vertiente rosa de la noticia, nos ha llamado la atención que en el escándalo provocado por la ruptura de Tamara Falcó esté relacionada su cuenta de WhatsApp. Según los representantes de Tamara, contactados por la revista ¡Hola!, a la famosa concursante de Masterchef y marquesa de España le hackearon su WhatsApp para publicar un Estado comprometido. Ahora bien: ¿es eso posible?

Tener la mayor parte de la vida privada centralizada en una aplicación de mensajería facilita algunas tareas, sobre todo las de comunicación; al tiempo que entraña cierto riesgo: cualquiera que acceda a los mensajes podría utilizar esa información para causar perjuicio. Esto lo saben bien muchos rostros conocidos: desde Jeff Bezos, comprometido a través de un hackeo a su WhatsApp, a la más reciente Tamara Falcó, que también alega un acceso ilegítimo a su aplicación de mensajería.

Según Tamara, alguien hackeó su WhatsApp para publicar un Estado

Whatsapp Iphone

Grosso modo, Tamara Falcó y su anteriormente prometido, Íñigo Onieva, rompieron su relación tras un vídeo protagonizado por él donde fue pillado en plena infidelidad. Dicho vídeo se hizo viral, también le llegó a la propia Tamara a través de WhatsApp. Y ella terminó compartiendo el contenido en sus propios Estados, así lo desveló ¡Hola! tras hablar con los representantes de la celebridad.

Según declaraciones obtenidas por la revista ¡Hola!:

"Mientras la aristócrata se arreglaba para acudir a la citada boda, le fue ‘hackeado’ su teléfono móvil. Y no solo eso, ya que compartieron el comprometido vídeo de Íñigo en su estado de WhatsApp".

En términos estrictos, resulta muy complicado hackear un teléfono, sobre todo estando cerca su dueño y sin que se ausente del lugar demasiado tiempo. Según la historia publicada por ¡Hola!, y haciendo mención a las explicaciones del entorno de Tamara Falcó, alguien aprovechó el supuesto hackeo para burlarse de Tamara en sus propios Estados.

"Ella no se enteró de lo acontecido hasta que su equipo pudo avisarla. A continuación trató de borrar la publicación y, al no conseguirlo, tuvo que borrar la aplicación de WhatsApp de su dispositivo móvil".

Los Estados de WhatsApp son publicaciones temporales que permanecen en activo sólo 24 horas. Pueden ver dichos Estados sólo quienes saben el teléfono del usuario y siempre según los criterios de privacidad que se marquen desde la cuenta: o a todos, o a sólo los contactos o a quienes se elija manualmente.

En principio, y siempre según los hechos relatados, el vídeo habría sido visto por un grupo reducido de personas, lo más probable es que perteneciese al círculo más cercano de Tamara. Al borrar su WhatsApp el Estado también se elimina, pero sólo de aquellos contactos que no lo hayan visto: el vídeo se guardó automáticamente en el teléfono de aquellos que lograron ver el Estado de Tamara.

¿Puede alguien entrar sin permiso en el WhatsApp de una persona sólo para publicar un Estado comprometido? Veamos.

No es tan sencillo hackear un WhatsApp

Compartir Estados Whatsapp

La excusa del "hackeo" suele ser la habitual cuando alguien se equivoca y la lía en las redes sociales. Hizo retweet de esa foto comprometida porque le robaron la cuenta, le dio a Me gusta en la publicación de Instagram equivocada, alguien envió un Estado de WhatsApp que no debía. Sin poder asegurar realmente qué pasó porque no podemos saberlo, lo más plausible es que Tamara se equivocase compartiendo el vídeo de la infidelidad y terminara publicándolo en sus Estados.

La contraseña, huella o reconocimiento facial de un móvil son muy difíciles de burlar por alguien que no conozca las claves. Y vulnerar la seguridad del teléfono para entrar por la fuerza está al alcance de muy pocos, por lo general autoridades. Además, es prácticamente imposible que alguien pueda hackear un smartphone mientras está arreglándose cerca: hace falta un equipo especializado, y bastante tiempo, para quebrar el sistema operativo de un teléfono.

Hackear un móvil, o la cuenta de WhatsApp, no es algo que esté al alcance de todo el mundo. Además, suele entrañar tiempo y un equipo especializado

Según nuestras pruebas, lo más plausible es que Tamara Falcó compartiese en un Estado el vídeo que acababa de recibir por WhatsApp. De hecho, ¡Hola! especifica que el citado vídeo le llegó a la protagonista a través de distintos grupos de chat; por lo que, al reenviarlo, seguramente pulsara accidentalmente en el botón de "Mi Estado". Y cuando se dio cuenta de que estaba circulando entre sus contactos ya era demasiado tarde.

Pese a que Pegasus ya dejó claro que resulta posible hackear un teléfono a través de WhatsApp, no es una herramienta que esté al alcance de cualquiera, tampoco se utiliza para tareas tan aparentemente mundanas como publicar un Estado comprometido. Todo apunta a un simple despiste: nos ha pasado a todos.

Vía | ¡Hola!, El País

Temas
Inicio