Publicidad

Twitter añade reacciones a los mensajes privados, similares a las de Facebook

Twitter añade reacciones a los mensajes privados, similares a las de Facebook
Sin comentarios

Hace ya cinco años que Facebook estrenó sus famosas reacciones. Desde entonces algunas aplicaciones se subieron al carro como Allo (que en paz descanse) y Google Duo, y el último en hacerlo es Twitter.

Desde hoy mismo, los mensajes directos de Twitter incluyen reacciones, con siete reacciones a elegir que más o menos coinciden con las de Facebook, con la excepción de la cara enfadada, que es aquí un emoji de fuego.

Cómo añadir reacciones a mensajes en Twitter

Twitter ha añadido las reacciones a sus mensajes tanto en la versión web como en sus aplicaciones oficiales para Android y iOS. El funcionamiento es tan sencillo como las reacciones de Facebook Messenger, aunque aquí no se hacen con un toque prolongado, sino con un botón exclusivo con el icono de un corazón con un símbolo +. Toca en él y elige una de las reacciones.

Reaccionz

Los mensajes con reacciones muestran debajo un icono con dichas reacciones, así como un número con cuántas reacciones han recibido de cada tipo. Solo puedes enviar una reacción a un único mensaje (si eliges otra, se reemplaza), de modo que este número es útil para conversaciones en grupo. A diferencia de Facebook Messenger, aquí no puedes reaccionar a tus propios mensajes.

En cuanto a las reacciones en sí, está la cara sonriente (con lágrimas y todo), sorpresa, llorando, un corazón, una llama, me gusta y no me gusta. No están en el mismo orden, pero son las mismas que en Facebook.

Reaccionez Las reacciones de Twitter (arriba) y las de Messenger (abajo)

Para usar estas reacciones necesitas una versión reciente de Twitter para Android o iOS. En la ayuda de Twitter se indica que, quienes tengan versiones antiguas que no soporten las reacciones, las recibirán como un mensaje de texto.

Twitter

Twitter

Vía | Engadget

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios