Publicidad

ADSL a fondo (I): conceptos básicos

ADSL a fondo (I): conceptos básicos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy comenzamos con una pequeña serie de artículos en los que contaremos con detalle el funcionamiento del ADSL, tecnología que gran parte de nuestro país utiliza para conectarse a Internet vía banda ancha fija.

La idea es que, al terminar estos artículos, sepamos cómo funciona el ADSL por dentro y el por qué de algunas de las peculiaridades propias de esta tecnología. Pero antes que nada me gustaría contextualizar un poco y ver cómo nos conectábamos a Internet antes de la proliferación del ADSL, y algunas diferencias entre el ADSL y otras tecnologías. Comencemos

Antes del ADSL: los 56k del cobre vía módem

Módem

Antes de que el ADSL fuera popular era más que habitual conectarse a Internet en intervalos más bien limitados y utilizando un módem conectado a nuestra línea telefónica. De ese modo obteníamos la friolera de 56 kbit/s, una velocidad que hoy nos parece ridícula pero que hace apenas quince años era suficiente.

Este tipo de conexiones no solían ser permanentes y se realizaban de manera analógica utilizando un dispositivo llamado módem, conectado a nuestro ordenador mediante una interfaz RS232, PCMCIA o, posteriormente, USB.

Al principio la velocidad ni se acercaba a la que comenté: perfectamente podemos estar hablando de 2400 bits por segundo. Mucho más adelante, normas como la V.92/V.44 permitían transmitir texto a hasta 320 kbit/s (existiendo compresión de por medio).

La principal desventaja, además de la velocidad, era que ocupaba totalmente la línea, siendo imposible realizar una conexión de datos y otra de voz. También existía el RDSI, definido en 1988 el libro rojo del CCITT. RDSI (red digital de servicios integrados) combinaba voz y datos, pero no como hace el ADSL.

¿Qué es el ADSL?

Las siglas ADSL se corresponden con asymmetric digital suscriber line. Ya en la propia definición se asume que tanto caracteriza a esta tecnología.

El ADSL funciona sobre cables de pares de cobre. Estos cables son exactamente los mismos que llevan (y han llevado toda la vida) la voz en las redes telefónicas. Por definición no interfiere con las conversaciones telefónicas, de manera que podemos hablar por teléfono a la vez que se transfieren datos.

¿En qué se diferencian el ADSL y el RDSI? RDSI, como su nombre indica, es una red digital, totalmente digital. El ADSL, por su parte, transfiere la información de manera analógica, igual que lo hacían los módems, transformando la información digital en algo parecido a sonido.

Router ADSL

La primera norma ADSL contemplaba 8Mbit/s para el canal descendiente (el que envía datos al abonado) y 1Mbit/s para el canal ascendente (el que recibe los datos que enviamos a Internet). Posteriores actualizaciones han ido alterando estas velocidades; como ejemplo, el famoso Anexo M que nos ofrece, teóricamente, 24Mbit/s de descarga y 3,5Mbit/s de subida (en la práctica estas velocidades son distintas).

¿Cómo es posible entonces que las conexiones vía módem fueran tan lentas y ocuparan por completo la línea telefónica y que, sin embargo, en el ADSL no interfieran para nada y sean tan rápidas? La próxima semana publicaremos la segunda entrega de este especial y responderé a estas preguntas de manera detallada.

Imagen | oneVillage Initiative | Richard Masoner | William Hook

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir