Publicidad

VoLTE, que nos traerá la siguiente generación de llamadas de voz
Conectividad

VoLTE, que nos traerá la siguiente generación de llamadas de voz

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Llevamos ya cierto tiempo oyendo hablar casi a diario de 4G o LTE, según como lo queramos llamar, y de su próxima versión, el LTE-Advance o 4G avanzado. Pero gracias a Vodafone y los nuevos iPhones cada vez vamos a oír hablar más de un nuevo termino que revolucionará las llamadas de voz, la VoLTE.

Una tecnología que pudimos conocer de primera mano en el Mobile World Congress del pasado año pero que ahora parece que por fin llegará de manera comercial, con su implantación por parte de Movistar y Vodafone y la creciente disponibilidad de terminales compatibles. Es por ello que a continuación vamos a tratar de explicar en que consiste la VoLTE y cuales son sus ventajas.

No te oigo bien, te pierdo ... típicas expresiones que en más de una ocasión hemos tenido que mencionar en algún llamada y que podrían estar cerca de desaparecer. La calidad de las llamadas actual es ciertamente limitada, debido a que mientras la voz humana se mueve entre unas frecuencias de entre los 80 Hz hasta los 14 kHz las llamadas telefónicas limitan su rango de frecuencias a entre 300 Hz y 3.4 kHz. La solución para ampliar ese rango llegará pronto de la mano de la VoLTE.

VoLTE, el futuro de las llamadas telefónicas

La VoLTE, voz sobre 4G si lo queremos traducir de alguna manera al castellano, tiene como principal ventaja mejorar la calidad del sonido hasta lo que se denomina voz en HD. ¿Cómo se consigue esto? Simplemente porque debido a la mayor capacidad de las redes 4G para transferir datos la VoLTE tiene un mayor rango de frecuencias de audio, de 50 Hz a 7 kHz.

Otra de las grandes ventajas de la VoLTE es que el tiempo que se tarda en establecer la llamada entre ambas partes se reduce a la mitad frente a las llamadas convencionales. Además el problema que podría suponer que alguien que iniciase una llamada en VoTLE y saliese de cobertura 4G durante ella ya está resuelto, gracias a la implantación del SRVCC, que se anticipa al cambio de antena del comunicador para asegurar la continuidad de la llamada.

Además la implantación de VoLTE también debería beneficiar a la duración de las baterías. Actualmente si nos encontramos en una red 4G y queremos realizar una llamada el móvil tiene que desconectarse de ella y conectarse a una red 2G o 3G para poder realizarla, con el gasto de batería que ello provoca. Con VoLTE al no ser necesario cambiar la red se gasta menos batería.

Voz en HD, menor tiempo de establecimiento de llamada y consumo de batería además de comunicaciones enriquecidas son sus principales ventajas

Por último gracias a la VoLTE y al LTE las comunicaciones tendrán más posibilidades. Además de integrar la posibilidad de realizar vídeollamadas desde el mismo marcador telefónico también será posible transferir archivos u obtener una traducción simultanea mientras realizamos una llamada, aunque este punto aún tiene mucho camino por recorrer y posibilidades por explorar.

El lado de los aspectos negativos es bastante reducido. El primer inconveniente es que para que se establezca una llamada VoLTE ambos extremos de la comunicación tienen que ser compatibles con ella. Además queda la duda de como actuarán los operadores, ya que podrían computar estas llamadas como una llamada de voz al uso o como un gasto de datos móviles.

¿Futuro cercano o lejano?

Ahora, muchos pensaréis con razón es que si las redes 4G ya llevan implantadas desde hace al menos un año en España, y mucho más tiempo en otros países, porque los operadores están empezando a anunciar ahora la implantación de VoLTE en sus redes. La razón es bien sencilla: el 4G no estaba pensado para realizar llamadas.

Es por ello que aunque el 4G no es algo para nada nuevo, de hecho ya se está empezando a hablar de 5G, la llegada del VoLTE es más lenta. De hecho 2014 está siendo su año de arranque verdadero, con 10 redes de operadores de distintos países ya adaptadas, esperando que se incrementen en otras ocho antes de final de año.

VoLTE

Entre esas ocho redes que se adaptarán al VoLTE antes de que finalice 2014 están la de Vodafone. El operador anunció a comienzos de mes que lanzaría un piloto, que no lanzamiento comercial, este mismo mes. Ahora, hay un importante inconveniente, la escasa disponibilidad de terminales compatibles con la VoLTE.

Junto con los nuevos iPhone ya existen terminales LG, Samsung o Sony compatibles

De los teléfonos que actualmente hay en el mercado español, o están apunto de llegar, solo los iPhone 6 y 6 Plus, LG G Flex, G Pro y G2, Samsung Galaxy Grand, Note 2 4G, Note 3, SIII 4G, S4, S4 Mini, S4 Zoom, S5, y Sony Xperia Z2. Aun así muchos terminales con 4G podrían ser compatibles con VoLTE con una simple actualización de software.

Por tanto, con el comienzo de las pruebas de Vodafone muy pronto y el impulso a la VoLTE que podría suponer su inclusión en los nuevos iPhones es de esperar que esta nueva tecnología empiece a expandirse con mayor velocidad, con más operadores poniéndolo en marcha y más terminales compatibles. Y sobre todo, la llegada del 4G a la banda de los 800 MHz el próximo año, que mejorará la cobertura de este tipo de red, facilitará el uso y expansión del VoLTE en España.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir