Compartir
Publicidad

Cuidado con las fotos que subes desde el móvil o sabré dónde estarás el próximo verano

Cuidado con las fotos que subes desde el móvil o sabré dónde estarás el próximo verano
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tomamos una ingente cantidad de fotos con el móvil, a todas horas, muchas veces sin darnos cuenta de que en la propia imagen se introducen varios tipos de metadatos (el famoso EXIF o Exchangeable Image Format) que normalmente pueden resultarnos útiles, pero que pueden ir contra nuestra privacidad e incluso en casos extremos contra nuestra seguridad.

Dos de los datos más importantes son las coordenadas GPS que identifican el punto exacto en el que se tomó la foto y la fecha de la misma, que en principio puede parecer irrelevante, pero que bien analizada puede dar lugar a la estimación de los movimientos del usuario con una precisión asombrosa.

La Royal Society Open Science ha publicado un interesante estudio en el que parece han conseguido precisamente esto. ¿Cómo? Muy sencillo. Para empezar han recopilado los metadatos de 8 millones de imágenes públicas realizadas aproximadamente por 16.000 personas y que fueron colgadas en Flickr. De estas fotos separaban a los individuos por la identificación de la cámara y extraían los datos de las coordenadas GPS y las fechas de las fotos.

Encontrando patrones de movimiento

Con toda esta enorme base de datos crearon un programa que analizaba las cifras y aplicaba un algoritmo inteligente capaz de determinar patrones grupales de movimiento y conocer las tendencias de diferentes grupos de usuarios, lo que habían hecho, dónde habían estado, y de ahí deducir dónde estarían, por dónde se desplazarían con posterioridad.

F2 Large

Para comprobar sus resultados utilizaron información estadística proporcionada por una encuesta estatal y según afirman la precisión de los resultados fue sorprendentemente del 92%. Lo curioso es que según comentan, este tipo de estudios puede aplicarse no solo a grupos de población, sino que sería posible afinar el algorítmo y enfocarlo a una persona o familia en concreto y así conocer sus futuros patrones de desplazamiento (vamos, como en una película de espías)

¿Un ataque a la privacidad? Bueno, puede que sí, aunque quien quiera protegerse de este tipo de análisis solo tiene que desconectar la información GPS cuando se tomen fotos o editarlas posteriormente y borrar estos datos adicionales.

Más información | Royal Society Open Science
En Genbeta | ¿Qué se sabe de una fotografía a partir de sus metadatos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio