Diez consejos para dominar las ventas en Wallapop
Tutoriales

Diez consejos para dominar las ventas en Wallapop

Wallapop puede convertirse en una jungla sin ley para alguien que quiere vender su teléfono o cualquier otro gadget, pero no te preocupes: si sigues estos consejos podrás vender con todas las garantías, de manera rápida y obteniendo el mejor precio a cambio.

Con las Navidades y la más que posible renovación de los móviles y otros accesorios, toca darles una segunda vida para sufragar en parte la compra de los nuevos. Porque, si siguen teniendo un uso, ¿por qué no venderlos por Wallapop? Si el dispositivo funciona bien, no tiene desperfectos físicos y es lo bastante actual siempre puedes ahorrarte algo de dinero en el cambio. Y hoy te ofrezco diez consejos que me han sido muy útiles durante años en la segunda mano, tanto comprando como vendiendo.

1. Averigua el valor medio de venta

Wallapop

Esto es imprescindible antes de vender algo: debes saber en qué rango de precio se mueve la segunda mano para el producto que subes. El objetivo es obtener una venta justa; de ahí que seguramente vendas más rápido si no marcas un coste excesivo. Y ocurre algo similar en sentido contrario: sólo si averiguas el precio medio te evitarás perder dinero cuando subas el producto a Wallapop.

Haz una búsqueda en la propia app de segunda mano, indaga en eBay, bucea en los foros y páginas especializadas... Cuanto más te informes más precisa será tu venta. Y mejores sus resultados.

2. Tómate tu tiempo con las fotografías

Wallapop

Ya sabes cuánto vale tu producto de segunda mano, al menos de manera genérica. Así que ahora toca preparar el contenido que haga de gancho; tanto fotografías como el texto descriptivo. Uno y otro deben ser precisos, de calidad y descriptivos.

Intenta hacer las fotos al producto cuando haya suficiente luz, procura que la cámara tenga suficiente calidad, fotografía el producto en todos sus ángulos y captura con claridad los posibles defectos. Una buena parte de la venta es consecuencia de lo buenas que sean las imágenes que acompañan a la ficha de Wallapop.

Intenta reflejar bien los defectos en las fotografías: te ahorrarás muchas preguntas y proyectarás seguridad

Una vez hechas las fotos intenta editarlas para mejorar en la medida de lo posible su aspecto. Y guárdalas para tenerlas a mano por si acaso subieras de nuevo el producto.

3. Describe bien lo que vendes poniendo énfasis en los defectos

Wallapop

Wallapop no cobra por las fotos, tampoco por el texto. Así que aprovéchate: las imágenes suponen un porcentaje alto de la decisión, pero el texto también ayuda. Sobre todo a la hora de especificar el estado del producto.

Seguro que tienes la tentación de escribir un 'Está como nuevo, apenas se ha usado' a pesar de que el producto haya tenido más trote que un caballo de diligencia. Mi consejo es que actúes con honestidad: cuanto más precisa sea la descripción, por más que los defectos resten atractivo al producto, menos problemas tendrás con la venta; sobre todo cuando realices los envíos con Wallapop (hasta que el comprador no comprueba que está todo correcto la plataforma no libera el dinero). La sinceridad termina siendo beneficiosa.

4. Pon un precio algo superior para que haya margen de regateo

Wallapop

Has estudiado el coste medio, subido unas buenas fotos y tienes una descripción tan precisa como atractiva. Entonces toca colocar la etiqueta de venta, ese gancho que termina empujando la venta. Seguro que quieres sacar el máximo de dinero, lo cual es lógico, pero debes adecuar el precio a la realidad del producto y a su estado. Aunque eso sí, resulta recomendable dejar algo de 'margen'.

La mayor parte de los compradores va a regatearte incluso aunque pongas un precio muy bajo. Bajar el precio es una buena estrategia ya que ceder ante el comprador incentiva el impulso de adquirir el producto. Por lo que, si tienes algo de margen, tendrás acceso al regateo sin perder demasiado dinero. Siempre sin exagerar, no subas en exceso el precio medio de tu producto.

5. Ten paciencia con las contraofertas agresivas

Wallapop es famoso por las contraofertas ridículas. Esto es así: no te librarás de poner un móvil a 200 euros y que venga alguien ofreciéndote 60 alegando que aún vale menos (encima te hará un favor y todo). Por más que estas tácticas inviten a contestar de mala manera, te recomiendo que actúes con paciencia y, simplemente, respondas con tu límite máximo, ése del que no piensas bajar. Una parte de los que intentan regatear a lo absurdo después vuelven para hacer una oferta razonable.

6. Contesta amablemente todas las preguntas

Wallapop

Va ligado con el punto anterior por más que no sean exactamente lo mismo. Y es que vender por Wallapop puede implicar un notable esfuerzo, en especial cuando vendas un artículo con una alta demanda (los iPhone, por ejemplo). Algunos usuarios te harán ofertas ridículas, sí, pero no son los únicos que te harán perder la paciencia: muchos compradores te harán un interrogatorio de primer grado en torno al más mínimo detalle del producto.

Cuanta más paciencia tengas con las preguntas más posibilidades tendrás de vender rápido y a buen precio. Siempre con sinceridad, intentando no salir del chat de Wallapop (cuidado cuando te piden el WhatsApp para que les envíes más fotos de las que tiene la ficha del producto), con amabilidad y poniendo atención en que no te tomen el pelo. Ante cualquier duda que te plantee la venta (direcciones extrañas, demasiado empeño en comprarte en producto, ofertas superiores al precio que marcaste...) lo mejor es dar largas, también amablemente.

7. Rebaja mínimamente el precio para que se refresque la venta

Lo más habitual es que tardes varios días en vender un producto por Wallapop. Conforme pasa el tiempo el anuncio debe refrescarse: cambia la descripción, sube alguna foto más y ve bajando el precio hasta los límites que consideres razonables. Esto hará que el anuncio vuelva a tener relevancia y que aquellos usuarios que lo hayan añadido a sus favoritos sientan el impulso de adquirir el producto.

8. Da las máximas garantías en la compra

Ponte en el lugar de quien está comprando de segunda mano. ¿A que te gustaría tener el mínimo riesgo a la hora de adquirir cualquier producto por Wallapop? Pues garantiza como puedas la venta: ofrece siempre que sea posible el envío por Wallapop, devuelve el dinero si el comprador no está satisfecho por completo, permítele que pague según estime oportuno (mientras no te ponga en riesgo a ti, como es lógico) y déjale que elija el envío que prefiera (siempre que lo pague ; u ofrécelo gratis para tener más posibilidades de venta). No asumas riesgos de más y evita que el comprador crea que se está arriesgando.

9. Nunca aceptes condiciones que no te convencen

Wallapop

Poco importa que actúes con sinceridad y amabilidad, habrá quien se aproveche e intente tomarte el pelo. Y debes ser tajante: si hay algo que no te convence no realices la venta. Nunca envíes nada si no tienes el dinero físicamente (a no ser que uses el envío de Wallapop o el contrareembolso), no hagas envíos fuera de tu país, no aceptes pagos fraccionados, intenta tener un medio de cobro exclusivo para Wallapop (una cuenta corriente aparte de la principal y/o una cuenta de PayPal) y, en definitiva, adáptate a las peticiones sin rebasar tus propios requisitos.

10. Si pasa mucho tiempo sin vender vuelve a subir el producto

Wallapop

Refrescando con cambios de descripción, fotos y producto aumentas las posibilidades de que se venda tras haber pasado un tiempo de la subida a Wallapop, pero no siempre es suficiente. Para adquirir de nuevo la atención lo mejor es eliminar el producto y subirlo de nuevo: de esta manera aparecerás otra vez en las primeras búsquedas. Con una contrapartida: perderás a los usuarios que hayan añadido el producto a sus favoritos (lo habitual es que no signifique nada ya que, si alguien quiere realmente lo que vendes, ya habría contactado contigo).

Antes de eliminar el producto de Wallapop asegúrate de que tienes las fotografías originales a mano y que guardaste la descripción y título del producto. Lo ideal es variar mínimamente los datos del producto, aunque tampoco importa demasiado si lo pones de nuevo la venta tal y como apareció la primera vez. De esta manera tendrás más posibilidades de vender a buen precio.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio