Síguenos

iphone-that-way-630x376.png

Los especialistas han tachado la causa de simple a la vez que sorprendente. Una fórmula matemática utilizada por Apple para el cálculo de barras de cobertura a mostrar en función de la potencia de señal, está totalmente equivocada. De esta forma, la señal reflejada por el dispositivo mostraba dos barras más de las que en realidad deberían ser.

Apple ha emitido un comunicado de prensa desde su sede en Cupertino en la que, por vez primera, habla sin tapujos sobre el problema de cobertura que presenta el iPhone 4. Tras la demoledora respuesta de Steve Jobs en uno de sus escuetos correos electrónicos, parece ser que a los de la casa de la manzana no le ha quedado más remedio que admitir el fallo una vez descubierto el problema que lo origina.

Ni problemas relativos a la calibración de frecuencia de la banda base ni evitar sostener el terminal de una forma concreta es la solución definitiva ni aceptada por algunos clientes insatisfechos, llegando incluso a barajar la posibilidad de demandar a Apple. Según los ingenieros de Cupertino, todo fallo va en función al error cometido con esa función matemática que muestra la cobertura existente de forma errónea.

Para solucionar esto, estamos adoptando la fórmula que AT&T recientemente nos ha recomendado para el cálculo de número de barras a mostrar en pantalla. La intensidad de la señal seguirá siendo la que el operador de telefonía proporciona a través de ss red, pero el iPhone informará con mayor precisión, proporcionando a los usuarios un indicador de recepción mucho más visible.

Esto se traduce en una futura actualización de software en la que Apple tiene intención de incorporar la fórmula corregida, subsanando así el error presente desde el primer iPhone y estando disponible para los modelos iPhone 3G y 3GS, además del iPhone 4 como es obvio. De hecho, los ingenieros han vuelto a sus laboratorios para reafirmarse en el hecho de que el iPhone 4 posee el mejor rendimiento inalámbrico visto en cualquiera de los productos.

No obstante, el fallo en el cálculo matemático sigue dejando sin explicación la caída en la intensidad de señal sufrido cuando el terminal es cogido de una forma concreta, un efecto que es meramente físico. ¿Acabarán por convencernos?

Más información | Apple.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios