Compartir
Publicidad
El lector de huellas ultrasónico del Xiaomi Mi 5s, ¿tiene ventajas reales o es sólo fachada?
Desarrollo

El lector de huellas ultrasónico del Xiaomi Mi 5s, ¿tiene ventajas reales o es sólo fachada?

Publicidad
Publicidad

En su momento fueron toda una extrañeza pero a día de hoy los lectores de huellas dactilares son una de las características más comunes en los smartphones. El iPhone 5s no fue el primero en portarlo, por supuesto, pero desde luego sí que contribuyó a fijar una tendencia a partir de su llegada. La seguridad de los smartphones contaba desde entonces con un nuevo aliado: la identificación biométrica.

En cuanto a ésta, estamos acostumbrados a que sea óptica. Los lectores de huellas portan cámaras fotográficas que hacen una captura de nuestro dedo y, mediante patrones de reconocimiento, determinan si somos nosotros o no. Pero a primeros de este año llegó una nueva tecnología que ahora se ha instalado en el Xiaomi Mi 5s. Los lectores de huellas por ultrasonidos, ¿son dispositivos con ventajas reales o simplemente una estrategia de marketing?

Confirmado, se trata de Sense ID

Sense ID

Mientras que el sensor de huellas trasero del Xiaomi Mi 5s Plus fue rápidamente confirmado por el propio fabricante del sensor en Twitter, Fingerprint Cards, el modelo con ultrasonidos del modelo normal mantuvo un poco más el suspense hasta que la propia Xiaomi publicó la ficha oficial. Se trata finalmente de Sense ID, el lector presentado por Qualcomm a principios de este año y que ya hemos visto en algún terminal como el LeEco Le Max Pro.

El 5 de enero de este mismo 2016, Qualcomm hacía público su nuevo sistema de detección de huellas dactilares, Sense ID. El nuevo sistema empleaba algo distinto a las cámaras que hemos visto hasta ahora. La detección no era visual sino acústica, un sistema de ultrasonidos que creaban una representación tridimensional del objeto que tenían delante y que permitía un grado mayor de seguridad, aunque eso lo veremos más adelante.

Sense ID no ha llegado por primera vez en el Xiaomi Mi 5s, como comentábamos al principio. El dispositivo de Xiaomi sí puede ser, sin embargo, el principal impulsor de la tecnología de Qualcomm al tratarse de un fabricante muy popular y con una excelente reputación tanto en su casa como en el extranjero. ¿Veremos más sensores ultrasónicos a partir de ahora? Probablemente, pero antes vemos sus ventajas.

Es más seguro

Seguridad

Se ha hablado en muchas ocasiones de que los sensores biométricos aportan un punto extra de seguridad a nuestros dispositivos, no en vano llevan décadas usándose en dispositivos tecnológicos ajenos al smartphone. Con todo, son vulnerables y los más aficionados a la seguridad informática han encontrado ya varias formas para violar el sistema y pasar a través de ellos.

No hablamos de un Ethan Hunt captando huellas con una lámina de plástico y algo de pegamento, aunque este sistema ha demostrado ser capaz de engañar a un lector de huellas. Hablamos de saltarse el lector usando simples fotocopias de nuestra huella dactilar, pues los sensores de huellas actuales usan una fotografía y, por tanto, detectan nuestra huella en dos dimensiones. Por ello es fácil hacer pasar una imagen por nuestro propio dedo y, voilá, desbloquear el teléfono.

El lector de huellas ultrasónico de Qualcomm forma una imagen tridimensional por lo que es capaz de discriminar entre una imagen y un objeto en relieve. Sense ID permite captar las más pequeñas imperfecciones de nuestra huella dactilar y así asegurarse de que somos nosotros quienes tratamos de desbloquear el teléfono con margen de error muy inferior al fotográfico.

Es más eficiente

Ultrasonic Fingerprint Scanner Qualcomm Sense Id

Otra gran ventaja de un lector de huellas ultrasónico es su eficiencia frente al fotográfico. Los propios fabricantes advierten de posibles errores en la detección de la huella si tenemos el dedo sucio o mojado, por eso la combinación de un smartphone sumergible y un lector de huellas no es la mejor que se puede ofrecer hoy en día. Al final, toca acudir al pin para hacer usable el teléfono.

Sense ID detecta el dedo en tres dimensiones y por tanto no importa de qué color sea nuestro dedo, por lo que podemos tenerlo manchado en el momento del desbloqueo. Tampoco influye que esté mojado pues el agua refracta la imagen de la fotografía y la distorsiona, pero no tiene ningún efecto sobre el mapeado ultrasónico que, según la propia Qualcomm, debe ser capaz de obviar todos los objetos que no sean puramente nuestra huella.

Se integra mucho mejor en el smartphone

Las diferencias entre un lector fotográfico y otro ultrasónico aparecen con más fuerza si cabe en la integración del propio lector con el smartphone. Estamos acostumbrados a ver que el lector de huellas sobresale del propio smartphone, en ocasiones de forma más pronunciada y en otras está más disimulado. Algo que, por otra parte, no ayuda demasiado a que lo localicemos con el dedo a la hora de desbloquear el teléfono, como ocurre en el Vodafone Smart Platinum 7.

Colocar el lector en la superficie es una exigencia de los lectores actuales porque necesitan "ver" nuestro dedo para fotografiarlo. Los lectores ultrasónicos tienen la capacidad de atravesar superficies opacas y de igual forma que Xiaomi ha escondido el suyo tras un cristal transparente, podría haberlo puesto tras la carcasa del terminal, marcando su posición con una simple serigrafía sobre el metal.

Ultrasonidos

Así, mientras Xiaomi tiene el lector en el bajo del frontal, también podría haberlo escondido tras la propia pantalla. No confundamos esta tecnología con la que se rumorea para el Microsoft Surface Phone, que se supone será capaz de detectar nuestro dedo en cualquier parte de la pantalla. El sensor ultrasónico sigue necesitando un emisor y un receptor, por lo que su tamaño es limitado y debe estar localizado en un punto concreto al que acudir para desbloquear el dispositivo.

Se añade otra posibilidad, el hecho de que el dedo no ha de tocar necesariamente el lector de huellas, como ya hemos deducido hablando de que podemos esconderlo tras otros materiales. Así que, ¿por qué no imaginar una detección aérea en el futuro? Sin duda será viable y sólo habría que graduar la potencia de estos ultrasonidos.

No es marketing, es el futuro

Mi5s Nfc

Vistas todas estas capacidades del nuevo lector de huellas dactilares Sense ID de Qualcomm, podemos darnos cuenta de que no deberíamos tardar en asistir al reemplazo de una tecnología por otra. Las pequeñas cámaras fotográficas actuales deben ir dando paso a los ultrasonidos. Más eficientes, más seguros y más veloces, además de permitir modificaciones en el diseño del propio smartphone.

Qualcomm llegó a primeros de año con Sense ID y ya está haciendo notar, esperemos que pronto más marcas se apunten a este nuevo tipo de desbloqueo, y que sigan llegando más sistemas añadidos como el lector de iris del Galaxy Note 7. Nuestros teléfonos pasaron de hacer llamadas a contener todos nuestros datos en su interior, todas las medidas de seguridad que adoptemos para protegerlo serán pocas.

En Xataka Móvil | Xiaomi Mi 5 vs Xiaomi Mi 5s: esto es todo lo que ha cambiado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos