Compartir
Publicidad

¿Qué está haciendo Samsung con los Note 7 que aún no se han devuelto?

¿Qué está haciendo Samsung con los Note 7 que aún no se han devuelto?
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La crisis abierta en Samsung a raíz del problema de las baterías del Galaxy Note 7 parece que no va a acabar nunca. A todo el daño que ha sufrido su imagen se le suma la desaparición de los beneficios del último trimestre, por no hablar de que ahora su división de electrodomésticos se encuentra con un problema parecido: un recall de casi tres millones de lavadoras.

En medio de todo este embrollo hay que tener en cuenta que Samsung no ha logrado por el momento recoger el 100% de los dispositivos Note 7 que fueron a parar a manos de sus usuarios. La última información que llega de Estados Unidos, por ejemplo, habla de un 85% de recogidas. Usuarios que han optado en su mayoría, palabra de Samsung, por otros terminales del fabricante coreano. Eso deja aún un 15% de Note 7 en circulación, sólo en Estados Unidos.

Si no puedes recogerlos todos...

Note 7

Samsung ha pedido a los usuarios del Galaxy Note 7, por activa y por pasiva, que devuelvan sus terminales al fabricante. Una acción que, recordemos, ha sido coordinada por las autoridades competentes en distintos países. El terminal ya es historia pero ahora toca tomar ciertas medidas para prevenir futuros accidentes en los dispositivos que aún campan por el planeta.

El software al rescate del hardware defectuoso

El plan de Samsung para lograr recuperar el 100% de los terminales pasa por una actualización futura que, en palabras de la propia compañía, se liberará en unos días. Con dicha actualización, los Samsung Galaxy Note 7 sufrirán dos modificaciones. La primera hará que su batería no pueda cargarse más allá del 60%, el punto en el que el fabricante ha determinado que se encuentra la zona de carga segura. Esto provocará la pérdida de un 40% de la autonomía del dispositivo, un movimiento en pro de la seguridad de los usuarios pero que busca también forzarles a que devuelvan los terminales lo antes posible.

La segunda modificación en los Note 7 hará que los usuarios tengan que leer un aviso en su pantalla cada vez que desbloqueen el teléfono, lo enciendan o lo pongan a cargar. En ese anuncio se pedirá encarecidamente a los usuarios que acudan al establecimiento en el que lo adquirieron para solicitar su devolución. Recordemos que se puede canjear por el dinero abonado o a cambio de otros modelos de Samsung, S7 y S7 Edge, y la devolución de la diferencia.

La decisión es del usuario

Note 7

En cualquier caso, estas medidas de Samsung pasan obligatoriamente por que el usuario acepte y descargue la actualización ya que actualmente no se puede forzar a que esta se realice a distancia. Implicaciones legales de estas medidas aparte, lo cierto es que si los usuarios del Note 7 no atienden a esta petición de devolución o no aceptan la instalación de la actualización, seguirían en poder de un smartphone potencialmente defectuoso.

Algunas operadoras comienzan a tomar parte en el asunto con acciones masivas como resultado de un acuerdo entre el foro de telecomunicaciones nacional y el propio fabricante, y comienzan a prohibir el acceso a sus redes a los Galaxy Note 7. Ha sucedido en Nueva Zelanda y no se descarta que ese protocolo se adopte en más países, aunque el principal interesado en forzar la devolución será siempre Samsung y no las propias operadoras móviles.

En Nueva Zelanda, el Note 7 no podrá conectarse a redes móviles

Un asunto complejo pues siempre se da por sentado que las comunicaciones llegan a todos los usuarios pero, en la práctica, no es así. Porque, de saber que tiene en las manos un terminal que puede arder, ¿quién se quedaría con un Galaxy Note 7 que puede devolver fácilmente y recuperar el dinero invertido?

Mientras todo esto sucede, y llega la campaña de navidades para que Samsung pueda hacer olvidar este fiasco con sus Galaxy S7 y S7 Edge, los distintos fabricantes de la competencia buscan captar cuantos más clientes mejor. Apple con su iPhone 7 Plus, Huawei con el Mate 9 e incluso Google con su Pixel XL. Veremos en qué se traduce todo cuando el proceso de recogida esté finalizado, y cómo afecta a los beneficios del trimestre en curso que son, teóricamente, los que deben absorber la segunda mitad del impacto por la retirada del Note 7.

En Xataka Móvil | El Note 7 arruina el beneficio de la división móvil de Samsung, que resiste en ventas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos