Compartir
Publicidad

"Navegadores dietéticos" en Android: ahorro de datos al poder

"Navegadores dietéticos" en Android: ahorro de datos al poder
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los smartphones se han convertido en fantásticos acompañantes para nuestra actividad diaria, y la navegación web es una de las tareas tradicionales que hacen que nuestro uso de estos dispositivos sea un pequeño prodigio.

El avance de la web ha hecho que en muchos casos los responsables de contenidos tengan en cuenta a estos dispositivos como absolutos protagonistas (el auge de la filosofía mobile-first o de tendencias como el diseño responsive es una clara demostración), pero eso no siempre va de la mano con el consumo de datos que imponen esos sitios web. Así pues, ¿cómo lograr que nuestras sesiones de navegación en móviles sean más económicas?

Teniendo en cuenta que las tarifas de datos que se suministran hoy en día son claramente limitadas para muchos usuarios, es necesario hacer un uso más o menos coherente de nuestra actividad en Internet. Si estamos algo justos en nuestra tarifa podremos contratar ampliaciones o bonos, pero también podemos exprimir esas cuotas de datos con una navegación web más eficiente.

Navegadores dietéticos a prueba

Para ello hemos hecho un ejercicio de austeridad y hemos comprobado cuál era el consumo de datos al cargar tanto la página de inicio (Home) de Xataka Móvil como uno de los artículos de nuestra web que se publicaban hace pocas horas.

home-xatakamovil.png
single-xatakamovil.png

En la imagen podéis apreciar el aspecto de la página de inicio de Xataka Móvil (de izquierda a derecha) en Chrome, Firefox, Opera Mini, Lynx y TextOnly, y lo mismo ocurre con la página correspondiente a uno de los artículos de este sitio web, con el mismo orden de navegadores que deja entrever cuál es la experiencia de usuario para cada uno de los casos.

Aunque podríamos haber realizado más pruebas con otros sitios web, éste ejemplo es suficiente para arrojar las primeras conclusiones sobre los datos que consumimos al navegar por Internet con nuestro móvil. De hecho, seguramente sepáis que Weblogs SL mantiene versiones específicas de sus sitios web para móviles (de ahí el cambio de URL a las versiones m.xatakamovil.com, por ejemplo), algo que precisamente está orientado a ofrecer una mejor experiencia de usuario en esos dispositivos.

Pero como decíamos, eso no es necesariamente suficiente a la hora de ofrecer una navegación "económica". Desde luego, es posible que muchos gastéis la mayor parte de los datos de vuestros planes de movilidad con aplicaciones móviles. El ejemplo son las redes sociales, sobre todo a la hora de compartir fotos o consumirlas, aunque mayor peligro aún tiene lo de ver vídeos desde el móvil y la conexión 3G/4G algo muy atractivo para esa "gratificación instantánea" pero que implica un gran consumo de datos que deberíamos tener controlado si no queremos que nuestra cuota se agote antes de lo esperado.

Puede que los navegadores no sean por tanto los más exigentes en ese consumo de datos, pero todo ayuda. Por esa razón hemos querido analizar el comportamiento de distintas alternativas para que tengáis "una fotografía" de lo que ocurre cuando navegáis por la red de redes desde vuestros móviles.

Solo texto, por favor

Cinco han sido las opciones analizadas. Seis, en realidad, si tenemos en cuenta que en Chrome, el navegador por defecto para Android, hemos activado todos los mecanismos posibles para reducir el consumo de datos. Los resultados de esas sesiones están en el siguiente gráfico:

grafica-consumo-datos-navegadores-android-2.png

Para analizar el consumo de datos el proceso ha sido siempre el mismo: a través del pequeño Data Counter Widget podíamos analizar el consumo de datos tras la carga de cada página. En cada prueba vaciábamos caché del navegador y resetábamos el contador del widget a cero para partir de una situación lo más coherente posible en todos los casos. Los resultados, eso sí, son orientativos y puede haber desviaciones -os recomendamos hacer las mismas pruebas en vuestros terminales- pero las conclusiones parecen claras. En la gráfica, por cierto, aparecen tanto los datos puros consumidos (la bajada) como los datos que enviamos en la sesión de navegación (subida) y que el navegador también necesita para proporcionar toda la experiencia que ofrece.

De hecho, hay un ganador claro: TextOnly. Cada uno de ellos, no obstante, tienen sus ventajas y desventajas, así que es interesante repasar al menos con una descripción breve cómo se comporta cada uno de los navegadores analizados en las pruebas:

  • Firefox (Descarga): el navegador de Mozilla ofrece una experiencia completa con imágenes incluidas, pero eso no impide que su consumo de datos sea bastante discreto, mucho más que el del verdadero tragón de datos que es Chrome.
  • Chrome con reducciones de datos (Descarga): para evitar un mayor consumo de lo normal desactivamos la pre-carga de páginas web y también la reducción del uso de datos, algo que podemos encontrar en Ajustes/Gestión del ancho de banda. Al hacerlo la experiencia es más eficiente (en nuestras pruebas, aproximadamente un 20%), pero Chrome sigue siendo especialmente glotón.
  • Chrome (Descarga): el navegador por defecto de Android no parece estar especialmente pensado para ahorrar datos, sino para ofrecer una experiencia lo más completa posible que incluye la precarga de páginas a las que el navegador cree que vamos a ir a continuación. Mala idea si queremos ahorrar.
  • Opera Mini (Descarga): la versión especialmente destinada al ahorro de los creadores de Opera cumple con su cometido, y se porta especialmente bien con los artículos a pesar de mostrar las imágenes.
  • Lynx (Descarga): el nombre posiblemente os suene a los viejunos: Lynx es un navegador en modo consola que era un clásico de sistemas Unix y derivados (como distribuciones Linux) y que permitía navegar en modo texto, con una interfaz espartana al máximo que se centraba únicamente en el contenido, y no en el formato o las imágenes. La aplicación Android se centra sobre todo en evitar la carga de imágenes, pero si hace uso de la hoja de estilos CSS para mostrar una experiencia algo más similar a la original. El resultado: un consumo bastante más eficiente que los anteriores y, a pesar de la falta de imágenes, bastante agradable visualmente.
  • TextOnly (Descarga): su nombre lo deja claro. Este navegador permite acceder o bien al RSS, al modo enlaces (que conserva en parte la estructura que impone la hoja de estilos y es el modo más legible) o el modo TextOnly (algo más caótico, pero aún más eficiente a nivel de ahorro) para mostrar las webs que nos interesan. TextOnly descarta prácticamente todo lo accesorio, y se centra en el contenido importante. Sin duda, el que más garantías ha ofrecido en nuestras pruebas a la hora de ahorrar datos.

Los resultados de las pruebas, como os comentábamos, dejan claro que TextOnly es el navegador que más nos ayuda a mantener una gran dieta de datos. Puede que el acabado visual de la experiencia sea demasiado simple, pero si lo que nos interesa es ir a la información no hemos encontrado una alternativa mejor.

Así pues, si necesitáis exprimir vuestras tarifas un poco más -algo que suele ser especialmente importante en esas salidas de vacaciones e incluso en viajes al extranjero-, utilizar este tipo de propuestas es especialmente interesante.

Imagen | Paola Kizette Cimenti

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio