Publicidad

'Yo' y la simplicidad como arma de doble filo

'Yo' y la simplicidad como arma de doble filo
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo de la aplicación móvil 'Yo' parecía totalmetne una broma más del día de los inocentes [de hecho, se lanzó el 1 de abril de 2014, justo ese día en Estados Unidos]. ¿Una aplicación que únicamente sirve para enviar un mensaje con la palabra 'Yo' (algo así como '¿qué pasa?) a tus contactos? ¿Qué sentido tiene?

Pues más del que podríamos creer. Al menos eso es lo que se está empezando a rumiar entre los que la usan y entre los medios especializados. Todos (o casi todos) la descartábamos cuando comenzamos a oír hablar de ella, pero actualmente Yo se ha convertido en una de las herramientas más curiosas de los últimos tiempos.

¿Tonto es el que hace tonterías?

A primera vista, desde luego, este 'protocolo de comunicaciones', como lo califican sus creadores, es tan simple que casi parece ridículo. La aplicación permite enviar una notificación push a cualquiera que tenga instalada la herramienta.

yo-app-4-or-arbel.jpg
Or Arbel, creador de la aplicación móvil Yo

Esa notificación siempre es la misma: la palabra 'Yo' -con notificación de audio incluida-, que según sus creadores es suficiente para ese tipo de escenario. "Normalmente comprendes lo que significa ese mensaje de Yo si te basas en de quién lo recibiste y cuándo lo recibiste", afirma Or Arbel, su desarrollador, que la programó en tan solo 8 horas.

Puede que Arbel no se imaginara lo que se traía entre manos, porque desde su creación Yo se ha descargado más de dos millones de veces y se han llegado a enviar hasta 4 millones de "yo's" en un solo día. Su creciente popularidad y su simplicidad parecen haber convencido a ciertos inversores para poner sobre la mesa 1,2 millones de dólares.

El futuro de las notificaciones podría estar aquí

En un mundo cada vez más dependiente de los dispositivos móviles las notificaciones son claramente uno de los pilares de la experiencia de usuarios. Yo parece haber pasado a convertirse en un protocolo especialmente preparado para hacer frente a ese escenario, ya que Yo no solo sirve para mandar mensajes a otra persona, sino que se la puede conectar a virtualmente cualquier aplicación o servicio.

yo-app-3.jpg

Para muchos esa es la clave de una herramienta que plantea una revolución en el futuro de las notificaciones móviles. Se hizo célebre la noticia de la BBC según la cual los ciudadanos israelís la usaban para avisar de los ataques con misiles en el conflicto que actualmente existe con Palestina, pero han sido muchas las iniciativas que se han generado a partir de su popularización.

Esa herramienta que ya han descrito como la más polarizadora de la historia -o la odias, o la amas- ha hecho que se creen hackatons específicos para desarrollo de aplicaciones paralelas. Entre los factores clave de ese éxito entre los desarrolladores ha estado su API abierta, que ha permitido que aparezcan versiones derivadas de Yo como SnapYo -que hace que los "Yo's" desaparezcan a los pocos segundos-.

En realidad los ejemplos son mucho más numerosos y comienzan a demostrar lo que puede dar de sí esta herramienta. El canal IFTTT dedicado a Yo es un buen ejemplo (en cierto sentido ambos servicios están muy relacionados), pero también soluciones como YoServerIsDown (te avisa cuando se cae tu servidor), que por supuesto están disponibles de otros modos pero que se simplifican de forma ejemplar con esta alternativa.

Un futuro tan incierto como prometedor

Hoy se lanzaba la actualización de Yo para iOS, y en ella llegaban novedades importantes como la posibilidad de incluir una foto y el nombre completo para el perfil, o -y esto es más interesante- incluir también cualquier enlace como parte del 'Yo' si antes lo habíamos copiado al portapapeles.

yo-app-2.jpg

A eso se le une la aparición del llamado Yo Index, que transforma la aplicación en un sistema de notificaciones más avanzadas al conectarse a sitios web de terceras partes para notificarnos de ciertos eventos, algo similar a lo que hace IFTTT. Por ejemplo, podríamos conectarnos a Instagram con Yo para que se nos envíe un "Yo" cuando alguien al que seguimos suba una nueva foto, o a Hacker News para saber si una noticia ha sobrepasado los 500 votos.

Y mientras tanto, el debate sobre la simplicidad -ahora algo menor- continúa. Nadie sabe si 'Yo' finalmente se convertirá en un protocolo realmente útil en el escenario de las notificaciones, pero lo que está claro es que la herramienta -o plataforma de comunicaciones, si nos ponemos- está dando mucho que hablar.

Por si acaso, no la descartéis tan rápido. Muchos no comprendieron la utilidad inicial de Twitter -y me incluyo- y mirad dónde estamos años después.

Más información | Yo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir