Compartir
Publicidad

Francia ofrecerá a los operadores prorrogar sus licencias de espectro a cambio de 5.000 antenas más

Francia ofrecerá a los operadores prorrogar sus licencias de espectro a cambio de 5.000 antenas más
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay algo crucial, que marca el devenir de las comunicaciones móviles de un país, son las licencias de uso de espectro. El espectro es un bien muy preciado y limitado, que los gobiernos han usado siempre para obtener importantes ingresos, aunque sin olvidarse de que un reparto justo puede ayudar a la extensión de la cobertura y a que haya una competencia efectiva entre distintas empresas.

Y mientras las miradas se centran en las subastas relacionadas con el 5G, ya puestas en marcha e incluso resueltas en algunos países mientras en España se esperan para pronto, hoy toca hablar del movimiento que han dado en Francia. Operadores y autoridades francesas han llegado a un acuerdo beneficioso para todos, incluidos usuarios: las compañías podrán seguir usando las licencias que caducarán pronto a cambio de comprometerse a nuevas inversiones.

A la vez que se conceden nuevas licencias de espectro, las que se concedieron hace años empezarán a caducar pronto, por lo que toca afrontar qué se hace con esas licencias. La lógica dice que los operadores que ya tienen sus redes desplegadas deberían tener prioridad a la hora de renovar sus licencias, pero algo tienen que aportar a cambio. Y el acuerdo al que han llegado en Francia puede marcar el camino a seguir por otros países.

Reducir la brecha digital a cambio de prórroga

El principal compromiso es el de instalar al menos 5.000 nuevos emplazamientos de antenas por operador, aunque esos sitios podrán ser compartidos y se tendrán que centrar en zonas rurales, para hacer llegar el 4G en 10.000 comunas con más de un millón de habitantes en conjunto. También tendrán los operadores la obligación de mejorar la cobertura en las carreteras principales, las vías de ferrocarriles y en el interior de los edificios, usando la voz sobre Wi-Fi.

En los próximos años vencerán importantes licencias de espectro, establecer unas condiciones justas para los operadores y beneficiosas para la sociedad será el camino

Las inversiones comprometidas por las mejoras que tendrán que llevar a cabo los operadores superan los 3.000 millones de euros. Lo cierto es que toda concesión de licencia lleva unos compromisos de inversión ligados, pero por la duración de las licencias hasta ahora no se han producido grandes renovaciones. En el caso de la última subasta en España, que asignó espacio en los 800, 900 y 2.600 MHz, las licencias no vencen hasta 2030, pero antes caducarán las primeras licencias en los 900 MHz.

Vía | ARCEP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos