Compartir
Publicidad

Desarrollo de aplicaciones móviles (I): así está el mercado

Desarrollo de aplicaciones móviles (I): así está el mercado
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Respuesta rápida, diréis. Android por su presencia en el mercado, e iOS porque es donde realmente parece estar el dinero. Ese sería un buen resumen de las tendencias en desarrollo de aplicaciones móviles en los últimos meses --y años--, pero por detrás hay muchos más datos de interés.

Y eso es precisamente lo que hemos tratado de analizar en un artículo en dos partes para analizar el mercado del desarrollo de aplicaciones móviles. En esta primera parte hemos consultado los últimos estudios, mientras que en la segunda hemos publicado las entrevistas que hemos realizado a desarrolladores móviles en nuestro país. Atentos, que empezamos.

Los estudios confirman la tendencia

La empresa VisionMobile realiza desde hace tiempo su informe Developer Economics, y en la sexta edición, que estudia el primer trimestre de 2014, se analizan las tendencias del mercado en cuanto al interés de los desarrolladores por el segmento de la movilidad.

Plataformas - resumen

La base del estudio es sólida: tanto Intel como Mozilla son los principales patrocinadores --hay muchos más en la lista--, y en él participan más de 7.000 desarrolladores de 127 países distintos. Una buena representación para un total estimado de 2,3 millones de desarrolladores en 2013, y para una economía que generó 68.000 millones de dólares en 2013 y que se estima ingresará 143.000 millones en 2016.

El estado del desarrollo de aplicaciones móviles parece bastante claro: Android e iOS se repartieron el 94% de las ventas de software en smartphones en el cuarto trimestre de 2013 según ese estudio. De ese porcentaje el 71% se dedicó a Android, mientras que el 55% desarrolla en iOS. Como se puede comprobar, parte de los desarrolladores trabaja de forma paralela en ambas plataformas móviles.

Lo interesante no es tanto lo que se da hoy en día como las tendencias que deja entrever ese estudio: por ejemplo, que iOS es la plataforma preferida en países desarrollados, y los que solo se dedican a dicha plataforma (el 59% de los desarrolladores encuestados) son más en porcentaje que los que solo se dedican a Android (el 52%).

HTML5, un gigante dormido

Pero las cosas se ponen aún más interesantes cuando empezamos a hablar de la otra gran plataforma en la sombra: HTML5. Este estándar abierto que es la base de propuestas como Firefox OS --y en menor medida, Tizen, Sailfish OS o Ubuntu-- debe aún convencer a que el 69% de la comunidad de desarrolladores que siguen considerando tanto iOS como Android como su plataforma de preferencia.

Developer Economics

Y sin embargo, este tipo de soluciones parece seguir avanzando de forma lenta pero inexorable. El 52% de los desarrolladores afirma tenerlo como plataforma de desarrollo alternativa y contemplada en sus proyectos, pero no es ni de lejos la prioridad para ellos.

Una encuesta reciente de Sencha indicaba que más del 60% de los desarrolladores móviles han migrado a HTML5, y se espera que el 75% de ellos, a su vez, apuesten aún más por este estándar en 2014, aunque lo cierto es que por el momento ese compromiso es más testimonial que otra cosa, y plataformas como BlackBerry son para ciertos desarrolladores más interesantes que HTML5.

Las cosas cambian, no obstante, cuando hablamos de mercados emergentes, que son justo aquellos a los que Firefox OS va dirigido. En el estudio se revela que en Asia, Sudamérica, Oriente Medio y África, iOS es en realidad la tercera en prioridad por detrás de Android y de HTML5.

En Asia, por ejemplo, Android reina con el 46% del mercado de los desarrolladores, por un 28% de iOS. En África la diferencia es abismal: 47% para Android, 9% para iOS. En Sudamérica HTML5 atrae al 64% de los desarrolladores según los índices del Developer Economics Q1 2014, casi tan alto como el de Android (71%) y sensiblemente por encima de iOS (49%).

Hay que señalar, no obstante, que el uso de HTML5 es muy dispar, y los desarrolladores no solo lo contemplan para aplicaciones nativas, sino también como parte de aplicaciones híbridas (que tienen también código nativo, pero muestran contenido web gracias a HTML5) e incluso como alternativa para, por ejemplo, mostrar la documentación de una aplicación. Así, mientras que el 37% de los desarrolladores móviles utilizan HTML5 como una plataforma --para desarrollar sitios web móviles o aplicaciones web-- un 15% es el que trata de ir más allá del navegador y utilizar este estándar como pilar fundamental de aplicaciones móviles de calidad.

Las conclusiones del estudio son contundentes en cuanto a la situación actual de HTML5: aunque es una plataforma tremendamente atractiva, aún quedan problemas importantes que resolver de cara al futuro:

En resumen, cerca del 70% de los desarrolladores utilizan HTML5 de una forma u otra, pero eso solo muestra la fuerza de la tecnología, y no la de la web móvil como plataforma. HTML5 aún está lejos de convertirse en un ecosistema de aplicaciones ya que carece de servicios de distribución y monetización en forma de una tienda de aplicaciones de gran escala. Además de eso, los problemas que han estado presentándose en aplicaciones móviles HTML5 para el navegador continúan existiendo, como sucede con el déficit de rendimiento con respecto al código nativo, la falta de acceso a recursos hardware específicos a través de la API, la falta de herramientas maduras y también cierto nivel de fragmentación en diversos entornos de navegación. [...] A pesar de esos problemas, HTML5 se mantiene como una ruta de desarrollo de plataforma cruzada muy atractivo para los desarrolladores, y el 16% de ellos han indicado su intención de adoptar esta plataforma.

El duopolio se acrecienta

Pero a pesar de la aparición de plataformas alternativas, la realidad --contrastada con otros estudios, como el del GDC-- es que hoy por hoy Android e iOS marcan la pauta, y según el estudio, lo seguirán haciendo durante al menos los próximos tres años. Las cosas podrían ir aún más allá si como parece Android extiende su alcance y llega a conquistar la aún confusa Internet de las Cosas, así como los dispositivos wearable, además de la automoción, o campos como el entretenimiento y la educación.

Duopolio 1

Puede que Android sea relevante en cifras brutas, pero iOS sigue siendo la plataforma de preferencia por ingresos, algo de lo que se cuidan muy mucho de destacar también en Apple. En el informe se destaca por ejemplo el hecho de que la cuota de desarrolladores que generan "ingresos viables" es del 54% en iOS, mientras que esa cuota baja al 38% en Android.

Atención, porque en esa parte del estudio no incluyen a desarrolladores que no quieren --por lo que sea-- monetizar sus aplicaciones móviles, algo que por lo visto es especialmente frecuente entre desarrolladores Android, que parecen implementar aplicaciones y juegos más por afición que por devoción.

Ingresos desarrolladores móviles

La gráfica es contundente: en iOS la media de desarrolladores "pobres" es casi aceptable, mientras que en plataformas como Blackberry, Windows 8 y sobre todo Windows Phone (con un 79% de "pobres") esa cuota es preocupante, y refleja la realidad de un mercado ultracompetitivo. En resumen, afirman en el estudio:

El 60% de los desarrolladores están por debajo de "la línea de pobreza en aplicaciones", o lo que es lo mismo, ganan menos de 500 dólares por aplicación y por mes, según los últimos datos de la encuesta Developer Economics.
Monetización

De hecho, eso hace que cada vez más los desarrolladores apuesten por plataformas "seguras" en este apartado, algo que refuerza el duopolio. El dato del informe es claro: mientras que en la encuesta del tercer trimestre de 2013 VisionMobile detectó que los desarrolladores utilizan de media 2,9 plataformas en sus desarrollos, en este último informe esa cifra ha pasado a ser de 2,5. La consolidación se acentúa.

La publicidad, por cierto, sigue siendo uno de los modelos de monetización más frecuentes, con el 26% de cuota y con una presencia especial en plataformas en las que "la demanda por compras directas es débil, como ocurre en Windows Phone y Android". Curiosamente el 56% de la economía de las aplicaciones se basa en desarrollo por contrato, es decir, empresas (o particulares) que pagan a los desarrolladores para que implementen soluciones móviles específicas para sus necesidades.

Plataformas de desarrollo

Sea como fuere, ese duopolio está ahí, y para la mayoría de desarrolladores la pregunta clave es cuál de las dos plataformas tener como prioritaria, y no para qué plataforma desarrollar primero. Para el 57% de los desarrolladores la capacidad de acceder a un mayor número de usuarios es la cuestión más relevante, y curiosamente el potencial de monetización es el quinto parámetro de la elección según el estudio, aunque sigue siendo considerado muy importante por el 44% de los desarrolladores.

Ese curioso resultado --todos pensaríamos que la búsqueda de ingresos sería el segundo, si no el primer factor relevante-- demuestra que no hay un "desarrollador tipo". Como indican en el informe de VisionMobile, cada tipo de desarrollador enfoca sus objetivos de forma distinta, y un programador que busca monetizar vía tiendas de aplicaciones tendrá ese potencial de ingresos como factor principal, mientras que aquellos que buscan proyectos por contrato tienen la velocidad y el coste como factores altamente relevantes.

Plataformas y lealtad

Lo cierto es que la evolución parece ir determinando que cuantos más usuarios, mejor para los desarrolladores, a pesar de los mayores ingresos que tradicionalmente se consiguen en iOS. En la última encuesta el 37% de los desarrolladores priorizan Android, por un 34% en la anterior edición, mientras que iOS se ha mantenido estable con un 32% de interés en priorizar para la plataforma de Apple. En el caso de HTML5, la prioridad se sitúa en un 14%, mientras que en el tercer trimestre de 2013 era del 17%: la falta de herramientas de desarrollo maduras parece haber sido la causa de ese descenso.

Windows Phone y el resto de alternativas, a remolque

Windows Phone parece haber crecido en interés por parte de la comunidad de desarrolladores según el estudio de VisionMobile, algo que también es consecuencia de su sensible crecimiento en cuota de mercado sobre todo en los dos últimos trimestres.

Plataformas alternativas

Así, el índice Developer Mindshare que se utiliza a lo largo de todo el informe indica un 26% de interés por parte de esa comunidad: una cuarta parte de los desarrolladores móviles tienen a Windows Phone como plataforma objetivo.

De hecho, un 20% de desarrolladores adicional parecen estar interesados por adoptar también esta plataforma de desarrollo, pero por ahora Microsoft no ha tenido demasiado éxito en acabar de convencer a los indecisos. De hecho, en el informe los analistas no parecen tener demasiada confianza en el despegue definitivo de esa plataforma, y apuntan a una conclusión singular: pasarse al desarrollo Android:

Con su llegada tardía a un mercado móvil dominado por fuertes efectos de red, dejar huella de forma creíble en el terreno móvil sigue siendo un reto formidable para Microsoft. Creemos que Microsoft estaría mejor servida a largo plazo ofreciendo el ecosistema Android como una plataforma de desarrollo para los negocios de Office y de servidores que aún están creciendo.

En el estudio también se habla de las alternativas que han ido surgiendo en los últimos meses. Firefox OS, Tizen, Sailfish OS y Ubuntu buscan o buscarán su sitio en los próximos meses--, pero lo cierto es que hoy por hoy lo siguen teniendo muy complicado.

Firefox OS es la más --en realidad, la única-- destacada entre esas "pequeñas". Un 7% de los desarrolladores muestran interés por la plataforma móvil impulsada por Mozilla, mientras que un 14% están interesados en adoptarla en el futuro. La base HTML5 favorece el interés por dicha alternativa, pero no asegura ni mucho menos su futuro.

Más complicada parece la situación de las demás según el estudio, que no parece dar demasiado crédito a Sailfish OS o Ubuntu --no incluyen en estas conclusiones a Tizen-- sobre todo por un problema: su dependencia del ecosistema Android:

A la luz de los cambios recientes en los servicios Google Play, es dudoso que plataformas competidoras como Jolla o Ubuntu, que dependen del ecosistema de aplicaciones de Android, puedan ser capaces de impulsar sus ecosistemas a medio y largo plazo. Google ha migrado decenas de sus propias aplicaciones y APIs fuera del AOSP [...] La mayoría de los desarrolladores no invertirán ese esfuerzo extra necesario para trasladar sus aplicaciones a menos que hacerlo les de acceso a decenas de millones de dispositivos adicionales o a ingresos significativamente superiores por usuario.

De tablets y pantallas conectadas

El interés por los dispositivos móviles no se limita a smartphones, desde luego. Los tablets y lo que llaman en el estudio "pantallas conectadas" también generan interés entre los desarrolladores, pero curiosamente su relevancia parece limitada.

Tablets

En ese informe se refleja la realidad de un mercado en el que los smartphones siguen siendo el claro objetivo de los desarrolladores. El resto de "pantallas", incluidas curiosamente las de los tablets, ofrecen solo posibilidades de nicho.

A pesar de la expectación generada alrededor de los relojes o televisiones inteligentes y de los termostatos, los smartphones son y seguirán siendo en el futuro previsible el objetivo primario de los desarrolladores de aplicaciones.

De hecho, afirman, los tablets son una opción de desarrollo "de acompañamiento". Aunque el 83% de los desarrolladores se sienten atraídos por el formato, solo el 12% consideran este formato como el prioritario para el desarrollo de sus aplicaciones y juegos.

Y eso incluso con el crecimiento de ventas de tablets Android: el 52% de los desarrolladores que se enfocan a estos dispositivos lo hacen priorizando iOS sobre Android. La plataforma de Google solo es prioritaria en ese caso para el 28% de los desarrolladores. Como veremos en las entrevistas con nuestros desarrolladores, hay un factor fundamental para ello: la enorme cantidad de modelos y formatos disponibles en el mundo Android, lo que complica mucho las cosas para ofrecer herramientas específicas para dichos dispositivos.

En el estudio de VisionMobile califican a todos esos formatos móviles de una forma singular: son "la larga cola de las pantallas", en clara alusión a ese concepto que deja claro que se trata de formatos que en suma pueden tener interés para los desarrolladores y usuarios, pero que de momento no son capaces de centrar su interés por separado. Y no parece que lo puedan hacer en un futuro cercano.

Tablets

Aún teniendo en cuenta esto, hay que concederle a iOS el mérito de seguir siendo la plataforma prioritaria para desarrolladores que centran sus esfuerzos en tablets. Aquí Cupertino tiene una ventaja fundamental, como en sus smartphones: menos formatos hacen mucho más factible ofrecer desarrollos de calidad, y eso se traduce en una priorización destacada hacia los iPads que en esto siguen marcando la pauta.

En Xataka Móvil | Desarrollo de aplicaciones móviles (II): ¿Para qué plataformas móviles desarrollar y para cuál primero?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos