Publicidad

¿Está frenando el triunfo de los paquetes convergentes las portabilidades móviles?
Mercado

¿Está frenando el triunfo de los paquetes convergentes las portabilidades móviles?

Publicidad

Publicidad

El mercado de la telefonía móvil no descansa nunca. No hay mes en el que algún operador no nos de de qué hablar, ya sean en forma de nuevas tarifas o reforma de las existentes. Pero lo que también es cierto es que el móvil está más ligado que nunca a la conexión fija debido a la convergencia, lo que ata también más a los usuarios a un operador.

Y a la vez que la convergencia se ha ido haciendo fuerte en España, los virtuales se han ido debilitando poco a poco. Dos de los mayores virtuales (MásMóvil y Pepephone) acabarán siendo solo uno, y hemos ido viendo como los OMVs en su conjunto cada vez captan menos usuarios. Por eso nos cabe preguntarnos si el triunfo de la convergencia está provocando que cada vez se produzcan menos portabilidades de líneas móviles, para lo que tenemos respuesta a continuación.

Octubre de 2012 es una fecha muy importante en el sector de las telecomunicaciones español. Fue entonces cuando Movistar dio a conocer su Fusión, un producto que empaquetaba en una sola factura y tarifa el fijo (Banda Ancha incluida) y el móvil. Hasta entonces los operadores ofrecían distintas ventajas por tener ambos productos en una misma compañía, pero no una tarifa conjunta.

Movistar fue muy inteligente con ese paso. En el apartado móvil sufría una sangría constante de clientes, y en el fijo tampoco le iba mucho mejor, por lo que su apuesta fue juntar ambos productos, con una cobertura que no tenía rival por su extensa red de ADSL y la creciente de fibra. Pero más allá de empaquetar, el ex-monopolio sabía que un cliente con más de un servicio sería más fiel, por lo que la jugada era doble.

Y las portabilidades móviles se resintieron

Y lo cierto es que la jugada poco a poco ha funcionado. Apenas hay virtuales que puedan ofrecer productos convergentes (Vodafone y Orange se quedaron los más fuertes, ONO y Jazztel, como respuesta), por lo que por el lado móvil también se estaba desactivando parte de la competencia. Y así ha sido, porque en 2012 y 2013 era habitual que la mayoría de los meses más de medio millón de líneas móviles cambiasen de operador, cuando ahora hace más de un año que no se alcanza esa cifra.

¿Hay una correlación directa entre el triunfo de la convergencia y el descenso de las portabilidades? Habrá también factores como la desaparición de ONO y Jazztel como marcas independientes, o la apuesta de los tres grandes por sus segundas marcas, pero lo cierto es que si ponemos en un mismo gráfico portabilidades y packs convergentes contratados influencia parece haber.

El descenso de las portabilidades móviles no ha sido tan acusado como el ascenso de las contrataciones de packs convergentes, pero también es cierto que si antes por trimestre se producían más de millón y medio de portabilidades, ahora esa cifra se reduce a en torno 1,3 millones de líneas que cambian de compañía cada tres meses.

¿A qué conclusión podemos llegar con todos estos datos? Que la convergencia ha logrado que los españoles seamos más fieles a nuestro operador, pero que además los virtuales no convergentes lo tienen complicado. Entre que se producen menos portabilidades, que la próxima regulación no parece que les vaya a favorecer y que el fin del roaming en Europa puede incluso perjudicarles, su futuro se puede decir que, al menos, es complicado.

En Xataka Móvil | La CNMC tiene avanzada una nueva regulación del mercado móvil en España

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir