Publicidad

Estados Unidos dice adiós a los contratos de dos años a cambio de móviles subvencionados

Estados Unidos dice adiós a los contratos de dos años a cambio de móviles subvencionados
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Comprar un móvil a día de hoy en España pasa por comprarlo libre y pagarlo de golpe o pagarlo a plazos, ya sea mediante un operador o una financiera. Lo de los móviles gratis empezó a acabarse (aunque a rachas todavía se pueden encontrar) en 2012, cuando Movistar viendo que los smartphones cada vez eran más caros decidió abandonar las subvenciones, paso que siguieron el resto de operadores en escasos meses.

Y si seguís habitualmente las presentaciones de los teléfonos más conocidos, habréis visto como se comunicaban los precios de esos smartphones con los operadores estadounidenses, habitualmente disponibles desde cero euros a cambio de dos años de permanencia. Pero no lo volveremos a ver, ya que Sprint, el único operador que seguía ofreciendo subvenciones a cambio de permanencias, ha decidido abandonar esa práctica.

Aunque la primera reacción fue la de echarse las manos a la cabeza, el fin de las subvenciones se ha demostrado como una medida beneficiosa para los usuarios en España. Por lo que antes Vodafone ofrecía 150 minutos y 150 megas (aquella @XS) hoy podemos contratar una tarifa con llamadas ilimitadas y dos gigas. Y eso es gracias a que ya no pagamos un móvil de manera encubierta en la cuota mensual de la tarifa.

Ya no habrá iPhones ni Galaxys "gratis"

Y por el mismo camino va el mercado en Estados Unidos. T-Mobile fue el primer operador que abandonó la práctica del móvil "gratis" a cambio de dos años de permanencia, ya hace casi tres años, mientras AT&T y Verizon esperaron hasta el pasado 2015 para poner fin a las subvenciones. Desde la semana pasada Sprint también se ha sumado a no regalar móviles, limitando esa opción a las tablets y a algunos ya clientes. El modelo mayoritario, al igual que en España, pasa a ser el pago a plazos.

El fin de las subvenciones también puede venir dado por la irrupción de Google como operador. Aunque todavía son pocos los que pueden acceder a Project Fi (nombre del operador del buscador) sus tarifas son mucho más económicas que las de los grandes operadores: 30 dólares por llamadas y mensajes ilimitados con un giga de datos, mientras que la tarifa más habitual en otros operadores parten de los 50 dólares.

¿Verán por tanto los estadounidenses tarifas más baratas o con más servicios incluidos gracias al fin de las subvenciones? Sería lo lógico, porque detrás de sus tarifas estaban ocultos el pago de esos móviles supuestamente regalados, pero veremos si los grandes carriers entran en la pelea del precio.

Vía | The Verge
Foto de portada | Brenda Clarke

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir