Compartir
Publicidad

De cómo el sector de los clasificados paso del papel a la web y de la web al móvil

De cómo el sector de los clasificados paso del papel a la web y de la web al móvil
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sección de clasificados en el periódico es algo históricamente útil y casi tradicional, permitiendo encontrar cualquier cosa, ya fuese producto, empleo o relación. Pero, aunque la necesidad se mantenga, el papel es muy del siglo XX, y la edición impresa de los periódicos está siendo una gran perjudicada, siendo cada vez más consultadas las digitales. Es por esto que, como las noticias, los anuncios también tuvieron que hacerse 2.0 y, no sólo eso, llegar al usuario de una manera más directa, a su terminal.

En la actualidad lo difícil es no gastar dinero y tenemos a tiro de smartphone comercios tanto de las compañías cuyo producto busquemos como de estas opciones de productos usados o de segunda mano. ¿Cuáles son estas empresas y cómo han llegado hasta aquí? Hace poco hablábamos de Selltag y Wallapop por ser dos alternativas muy conocidas y similares, pero relativamente nuevas. ¿Cómo ha sido el paso del papel al móvil?

Los pioneros

Aquella discreta sección sumergida entre los titulares importantes y las páginas de ocio y cultura movía dinero y así lo vio la gente de Segundamano, cuya edición de papel empezó en 1978 con una frecuencia de publicación mensual para dar el salto a la red una vez ésta ya se había expandido a muchos hogares, en 1997. Se convierte así en un servicio on-line exclusivo para la compraventa y en el portal de cabecera para este comercio en España, y un año después la empresa canadiense Trader Classified Media la compraría.

Unos años más tarde, en 2004, Segundamano se fusiona con Anuntis (con un reparto de la participación de un 84% para Trader Classified Media y un 16& para Anuntis), pasando a editar unas de 160 cabeceras y gestionar 10 páginas web, incluyendo los servicios del sector de anuncios clasificados Infojobs.net, fotocasa.es. entre otros. Segundamano crece pues hasta el momento, manteniéndose líder en el sector de la compraventa de segunda mano online.

Demasiada ración para un solo comensal

Un año después de la fusión Segundamano-Anuntis nacen los portales de clasificados Craiglist y Milanuncios. Estas páginas web, además de aparecer en el mismo momento, comparten algo de su genética, optando ambas por diseños más bien austeros, como un mero traslado digital de la sección de clasificados del periódico, e incluyendo anuncios de cualquier tipo, incluso de relaciones personales. Aunque Craiglist se establece antes que Milanuncios, es posible que nos sea más familiar ésta última al ser nacional.

Craiglist es un servicio más conocido y visitado en otros países como Estados Unidos. Según afirman ellos mismos en su portal, es visitado por más de 60 millones de personas sólo en dicho país, aunque podemos ver que no se corresponde con lo registrado por otras fuentes en los últimos meses.

Datos de Craiglist según Alexa

No obstante, dispone de portales en distintos idiomas, incluso regionales (aunque las FAQ y demás explicaciones figuran en inglés). Abarca servicios de todo tipo, yendo desde ventas y compras de objetos más o menos habituales hasta un apartado para relaciones personales.

Si bien la web muestra un listado de consejos sobre seguridad e informa de cómo procede con los datos del usuario, uno de los requisitos a la hora de publicar un anuncio es que figure el número de teléfono, lo cual ya desde un principio puede ahuyentar a quien prefiera no mostrarlo por seguridad.

A nivel de España no llega ser tan popular como su homólogo Mil Anuncios. Esta web se popularizó e hizo más que carraspear a sus rivales hasta el punto de, en cierto modo, recoger su testigo, cuando es comprada por Schibsted Cassified Media (SCM), lo cual implica que forme parte del mismo grupo que los pioneros, los de Segundamano, compra por parte del grupo noruego que se hizo en 2006. Por su parte, Segundamano, que mantenía las publicaciones en papel, dejaría de ofrecer su edición impresa en 2008.

El fundamento de estas webs, así como de Craiglist, es el mismo. Es decir, ofrecer un portal de anuncios clasificados, si bien las normas de cada sitio han encarrilado su evolución en simbiosis con el comportamiento de los propios usuarios, que han ido amoldando el propósito de cada una y que nos dirigiésemos a una u otra según el tipo de producto.

La poca exigencia de Mil Anuncios ha derivado en una falta de especificidad en las categorías de éstos que ha sido a la vez causa y efecto del éxito de la misma

Otra clave de la diferenciación es lo estricto de cada servicio y, por supuesto, los precios de los servicios. La poca exigencia de Mil Anuncios cara al usuario a la hora de que suba el anuncio ha derivado en una falta de especificidad en las categorías de éstos que ha sido a la vez causa y efecto del éxito de la misma, a lo que hemos de sumar su campaña publicitaria en televisión, quedando con una media de unos 20 millones de usuarios mensuales.

Segunda Mano pone algo más de restricción y orden en este sentido, teniendo un plan de pago según categoría y permanencia del anuncio. En este caso además sí existe app (para iOS, desde 2011, y Android), desmarcándose así de las anteriores, además de por atender algo más al estilo y recurrir al gancho de la cercanía para facilitar las transacciones.

Una estafa para unirlos a todos

La picaresca surge en todo como cumpliendo el principio de acción-reacción y la compraventa de segunda mano no fue una excepción. Las estafas no tardaron en aparecer en forma de falsos compradores: intentos de phishing maquillados con identidades falsas, o supuestas respuestas de la propia web de compraventa que en realidad no lo son.

Con el tiempo se vieron una serie de patrones en común en estas estafas y las propias webs intentaron mejorar en este sentido tanto advirtiendo y aconsejando, como a nivel de registro de los usuarios y con algunas medidas en cuanto a los anuncios, y se ha logrado reducir la frecuencia con la que ocurrían.

Advertencias en Segundamano sobre estafas

El smartphone como base

No sólo Segundamano, con algo más de intención para adaptarse a los nuevos tiempos, lanzó sus apps para para iOS como para Android, la cual ronda entre 1 y 5 millones de descargas. También Milanuncios dispone de sus apps manteniendo su característica estética tanto en Android como en iOS, todas ellas gratuitas. Craiglist, por su parte, mantiene lo que ha pasado a ser la esencia de los clasificados y no da el salto a app de manera oficial, si bien existen clientes de desarrolladores de terceros del servicio tanto Cliente de Craiglist iOS como para Android.

App de Segundamano para iOS

Tomando los datos de descargas de las apps de Android, a excepción de la de Segundamano que sí ha despuntado, el resto se mantienen entre las 100.000 y 500.000. Una cifra, la de 100.000, que por su parte Selltag alcanzó en 6 meses, el mismo tiempo que le costó a Wallapop alcanzar el millón de descargas. Estos dos servicios, basados en la app (aunque con portales activos), son un importante rival a tener en cuenta, sobre todo en el caso de Wallapop, que sigue creciendo y recibiendo grandes sumas con las rondas de financiación buscando fortalecer su presencia en el mercado internacional.

No obstante, el boom relativamente reciente (en 2014) de estas nuevas apps no ha significado ni mucho menos la muerte de los servicios web primigenios. Según el equipo de Segundamano, hasta 2014 la venta de segunda mano aumentó 4 veces desde 2008, tiempo en el cual, y pese a las estafas y demás, estos portales han afianzado un público en muchos casos fiel y reticente a alternativas como Wallapop por tener mejor experiencia en lo "viejo conocido".

El formato de clasificados tuvo que adaptarse sí o sí al mundo digital, y es como ha logrado sobrevivir moviendo grandes cantidades de dinero al suponer un recurso fácil, accesible y en la mayoría de casos satisfactorio en un contexto social y económico en el que las ventas pueden ser una fuente de ingreso y las adquisiciones de productos nuevos suponen inversiones no viables en muchos casos y tanto las necesidades como el deseo de caprichos, lejos de atenuarse, crecen.

En Genbeta | El móvil y Segundamano.es: 45% del tráfico total y nueva app para iOS
En Xataka Movil | Wallapop vs Selltag: ¿cuál es la mejor aplicación para comprar y vender de segunda mano desde el móvil?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio