Publicidad

El Departamento de Justicia de los EEUU investigará la compra de Fitbit por parte de Google, según Reuters

El Departamento de Justicia de los EEUU investigará la compra de Fitbit por parte de Google, según Reuters
Sin comentarios

El día 1 de noviembre nos hacíamos eco de la noticia: Google compraba Fitbit por 2.100 millones de dólares. Se trata de uno de los movimientos más relevantes de Google en los últimos años, y tiene como objetivo impulsar su propia división de smartwatches con WearOS.

No obstante, la compra de Fitbit por parte de Google dejaba por el camino dudas a nivel de privacidad. Tanto es así, que desde la propia Unión Europea se manifestó esta preocupación y, ahora, según leemos en Reuters, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos está investigando el acuerdo de Google para prevenir posibles situaciones antimonopolio.

Desconfianza por parte de varios frentes

Fitbit

Según informes a los que habría tenido acceso Reuters, el DoJ (Department of Justice) de los Estados Unidos investigará el acuerdo entre Google y Fitbit, con el fin de prevenir "problemas antimonopolio". La noticia no debería sorprender ya que, el 8 de noviembre (una semana después de la compra), Makan Delrahin, jefe de la división antimonopolio del DoJ, advertía sobre los peligros de acumular grandes cantidades de datos de los usuarios, de cara a generar preocupaciones de competencia a ojos de los reguladores federales.

Por el lado europeo, Vestager ha manifestado su preocupación por la compra, esgrimiendo el argumento de los datos adquiridos por Google y la vulnerabilidad de los usuarios

La compra de Fitbit ha ocasionado bastante desconcierto. Como adelantábamos, tras conocerse la noticia, desde la Unión Europea se manifestaba la preocupación por el tratamiento de los datos que podrá hacer Google de Fitbit, al ser ahora su propietaria. Magrethe Vestager aprovechó el marco del Web Summit de Lisboa para declarar sus dudas acerca de la compra.

Del mismo modo, el CDD (Center for Digital Democracy) manisfestaba también su oposición ante la compra de Fitbit por parte de Google mediante una carta a la FTC, pidiendo que bloqueasen la adquisión, que ayudaría a "consolidar el monopolio de Google en internet".

La compra, pese al ambiente alrededor, sigue en pie, aunque con el ojo de Estados Unidos más cerca todavía, y con la preocupación por parte de las autoridades europeas sobre el volumen de datos que adquirirá Google tras la compra.

Vía | Reuters

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios