Compartir
Publicidad

Evolución de la fotografía móvil: de añadido extra a motivo principal de compra

Evolución de la fotografía móvil: de añadido extra a motivo principal de compra
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los añadidos de teléfono móvil más importantes en los últimos tiempos ha sido, sin duda alguna, la cámara fotográfica, un dispositivo que ha ido aumentando potencialmente su calidad a cada nuevo terminal, casi sin darnos cuenta, a lo largo de los años.

Al principio, su inclusión supuso una especie de añadido meramente presencial, irrelevante a fin de cuentas. Hoy en día es tan importante que muchas decisiones de compra de un terminal móvil se centran casi por completo en este aspecto. Conozcamos su evolución a lo largo de los últimos años.

La evolución de la cámara fotográfica móvil

Philippe Kahn
Philippe Kahn, creador de la primera cámara móvil digital

El dispositivo como tal, la cámara fotográfica para terminales móviles, fue inventado en Junio de 1997 por Philippe Kahn. Este invento fue una mezcla de la combinación de varios aparatos (portátiles, móviles y cámaras digitales) para compartir una fotografía por móvil de forma masiva.

hija Philippe Kahn
La primera imagen enviada por sistema móvil, la hija de Philippe Kahn

Tras esto, Kahn entró a trabajar a Motorola para desarrollar, ahora sí, el primer móvil con cámara digital propia.

De todas formas, la primera cámara de móvil que se conoce es la del Samsung SCH-V200, un terminal que se lanzó en Corea del Sur allá por Junio de 2000 y que contaba con una cámara trasera de 0,35 MP con capacidad de tomar hasta 20 fotografías.

Sharp J-SH04
Sharp J-SH04

Muchos datan al Sharp J-Phone J-SH04 como el primer terminal con cámara fotográfica, que contaba con 0,11 MP, pero este fue lanzado en Noviembre de 2000 en Japón. Como curiosidad, este Sharp J-SH04, fue el primer móvil con capacidad de mandar fotografías de forma inalámbrica por mensajería.

Imagen Sharp J-SH04
Imagen tomada con el Sharp J-SH04

El primer terminal con cámara fotográfica que pisó EE.UU. fue el Sanyo SCP-5300, un teléfono con forma de “concha” que llegó en Noviembre de 2002, con una cámara de 0,3 MP, una resolución de 640 x 480 píxeles en sus imágenes y ajustes personalizables como control de balance de blancos, auto disparador, zoom digital y varios filtros como sepia, blanco y negro, negativo, etc.

Sanyo SCP 5300
Sanyo SCP 5300

Ese año también se lanzó mundialmente el Nokia 7650 con cámara de 0,3 MP y 640 x 480 píxeles de resolución, el primer gran terminal de la firma finlandesa en explotar la cámara del móvil comercialmente, aunque su éxito no fuera el esperado por la propia Nokia, su precio, por cierto, rondaba los 600 euros.

Tras estas salidas, firmas como Sony Ericsson y Motorola se lanzaron al campo de la fotografía móvil con el Sony Ericsson P800, lanzado a finales de 2002 con forma de PDA y cámara VGA, y el Motorola E365 de 2003, con el mismo tipo de cámara VGA.

La primera empresa en alcanzar el megapíxel de resolución fue Samsung en 2003. La inclusión de este tipo de dispositivos siguió aumentando y el precio fue cayendo a medida que iban apareciendo nuevos modelos. En Julio de 2004 apareció el Audiovox PM8920, con cámara de 1,3 MP y fotos de 1280 x 960 píxeles de resolución.

Nokia N90
Nokia N90

Nokia lanzó en 2005 el Nokia N90, un terminal que, lejos de esconder su potencial, tenía una forma que recordaba a una vídeo cámara y contaba con una cámara de 2 MP, óptica Carl Zeiss, autofocus y Flash LED.

Imagen Sony k800i
Imagen tomada con el Sony Ericsson k790i, que contaba con la misma cámara del k800i

Sony Ericsson lanzó en 2006 su Sony Ericsson K800i, con cámara de 3,2 MP y autofocus, estabilizador de imagen y Flash Xenon. Nokia respondió con modelos como el Nokia N73, pero fue bastante tarde, en 2007.

Samsung SCH-S250
Samsung SCH-S250

Samsung fue la primera en lanzar un terminal con 5 MP en su cámara en 2004 con su modelo SCH-S250, pero lejos de la experimentación de Samsung, la marca triunfadora por aquella época, Nokia, consagró los 5 MP con su Nokia N95, presentado en 2006 y lanzado en 2007. El N95 contaba con cámara de 5 MP, ópticas Carl Zeiss y grabación de vídeo a 30 fps.

Nokia N95
Nokia N95

Entre tanto, aparecía, en 2007, el iPhone original, con una cámara de 2 MP, sin Flash LED, ni autofocus, ni grabación de vídeo.

En 2008 Samsung introdujo el Samsung i8510, conocido como INNOV8 (innovate), el primer terminal con cámara de 8 MP, y con aspecto de terminal Nokia más que de Samsung. La propia Nokia respondió con el Nokia N86, con cámara de 8MP, pero fue LG la que lanzó el primer terminal táctil con cámara de 8MP, el LG Renoir.

Samsung INNOV8
Samsung INNOV8

A pesar de todo este avance, fue en 2007 cuando Samsung creó el Samsung SCH-B600 el primer móvil con cámara de 10 MP, también lanzó en 2007 el Samsung G800, el primer móvil con cámara con zoom óptico de 3 aumentos.

Saltamos a 2009, año en el que Samsung lanzó su Samsung M8910 Pixon12, con cámara de 12 MP, que fue rápidamente eclipsado por Nokia con su Nokia N8 y cámara de 12MP en 2010 y Sony Ericsson con su Sony Ericsson S006 con cámara de 16 MP a finales de ese mismo año.

HTC EVO 3D
HTC EVO 3D

En 2011, tanto LG como HTC lanzaron al mercado terminales con cámaras 3D, el HTC EVO 3D y el LG Optimus 3D: se trataba de un sistema que hacía uso de dos cámaras de 5MP para crear imágenes estereoscópicas, disfrutables en sus pantallas con tecnología 3D sin gafas. La demanda de estos terminales fue tan baja que no se han vuelto a lanzar este tipo de configuraciones de cámara hasta la fecha.

Nokia y su PureView

Nokia se ha querido diferenciar de la competencia estos últimos años con la inclusión de una tecnología fotográfica en sus móviles que está a años luz, o casi, de otras tecnologías vistas: Nokia Pureview.

La tecnología ya ha pasado por, al menos, tres fases distintas: la primera fue la incluida en el Nokia 808 Pureview, con Symbian, la segunda llegó con el Nokia Lumia 920 y la tercera tiene en su máximo representante al Nokia Lumia 1020.

La clave está en sus sensores, que son bastante mayores que los de la competencia, alcanzando una resolución efectiva de 41 MP en casi todos sus modelos icónicos. Nokia aprovecha esta ventaja para eliminar zoom mecánico de sus terminales y ofrecer una calidad y un tamaño de imagen no visto anteriormente, gracias a otras inclusiones como la estabilización óptica, o la obturación de alta velocidad.

En Xataka nos han hablado largo y tendido sobre esta tecnología exclusiva de la compañía finlandesa, recientemente adquirida, en parte, por Microsoft, tanto de la primera tecnología PureView, como de la posterior, aparecida con el Lumia 920.

iPhone e Instagram, creadores del boom de la fotografía móvil

Sin duda, no podríamos haber llegado hasta este punto actual de popularidad de la fotografía móvil si no hubiésemos tenido un par de protagonistas muy destacados en este campo: el iPhone e Instagram.

Sobra decir que el primer iPhone, e incluso sus posteriores modelos, no destacaban precisamente por una abultada calidad de imagen en sus cámaras, pero a partir de sus últimos modelos (iPhone 4 en adelante) y gracias a aplicaciones fotográficas principalmente exclusivas en iOS como Instagram, se desató el boom de la fotografía móvil social.

Tomar una foto con Instagram y subirla a la red, más que una tendencia, era algo así como un estilo de vida. Aportaba clase y distinción. Rápidamente se fue popularizando la costumbre de subir fotos de todas nuestras actividades (comida, eventos, viajes) e Instagram dio el salto a otras plataformas como Android, plagadas de usuarios dispuestos a usar la aplicación.

La creciente calidad en las cámaras móviles y el incremento de usuarios de redes sociales como Twitter o Facebook, lugares ideales donde compartir las capturas, fue el espaldarazo definitivo. Tan importante es ahora la cámara de un móvil, que las ventas de cámaras digitales han descendido alarmantemente, de hecho: ¿a cuántas personas ves actualmente tomando fotos por la calle con una cámara digital en lugar de con su propio móvil?

Los nuevos tipos de cámaras móviles, ¿Qué nos depara el futuro?

CCD vs CMOS

Los sensores fotográficos que usan los terminales móviles actuales cuentan con una tecnología denominada CMOS, mucho más eficiente que la otra tecnología mayoritaria en sensores, la CCD, ya que su consumo es menor, y esto hace que la batería del terminal se resienta menos.

El avance en este tipo de sensores es constante, y ya se pueden leer noticias relacionadas con los nuevos tipos de sensores y cámaras móviles que usaremos en un futuro, como, por ejemplo, el modelo anunciado por OmniVision hace más de un año, el cual tiene un tamaño de 1/2,3 pulgadas y captura vídeos con una calidad de 3840 x 2160 píxeles a 60 fps, es decir, resolución 4K a una velocidad de grabación que duplica la actual (y más usada en vídeo) de 30 fps.

Otro ejemplo de avance nos lo mostraba Pelican, con su sistema de 16 lentes en un teléfono móvil interconectadas, capaces de crear imágenes tan precisas que será posible crear modelos 3D a partir de dichas capturas.

Otro frente abierto nos lo trae Sony, que acaba de anunciar un par de objetivos independientes a la cámara del móvil, con el que se conecta a través de WiFi, y envía fotos de alta calidad. En realidad se trataría de un par de cámaras digitales independientes con forma de objetivos y con un sensor en su interior, pero sin pantalla. Aún así, no deja de ser una vía de progreso en el camino de revolucionar la fotografía móvil digital tal y como la conocemos.

Tras todo lo visto, es inevitable seguir preguntándonos: ¿Qué nos depara el futuro?

En Xataka Móvil | Sensores 4K Omnivision | Cámaras de 16 lentes de Pelican En Xataka | Así es PureView Pase 2 | Los objetivos para smartphones de Sony funcionan de forma remota

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos