Publicidad

Los niños menores de dos años no deberían tener acceso a las pantallas de los móviles, según la OMS

Los niños menores de dos años no deberían tener acceso a las pantallas de los móviles, según la OMS
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada día es más habitual ver a niños de corta edad jugar con dispositivos móviles, pero ¿cómo afecta esto en su día a día? Aunque puede resultar una vía de escape para muchos padres, lo cierto es que puede entrañar algunos riesgos aunque nos esforcemos en adaptarlos a ellos. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido poner las cartas sobre la mesa con una afirmación que puede que no guste demasiado: los niños menores de dos años deberían mantenerse completamente alejados de las pantallas de los dispositivos móviles.

La exposición de los más pequeños a las pantallas y el acceso temprano a los móviles sigue siendo una de las grandes preocupaciones de los padres. Por ello, ante la falta de algún tipo de regulación, diferentes organismos siguen alzando la voz para alertar sobre el estilo de vida de las generaciones futuras.

Hasta los dos años, nada de pantallas

Movil Ninos

El informe de la Organización Mundial de la Salud no solo se centra en los dispositivos móviles, sino que además especifica el tiempo que deberían dedicar a dormir o a realizar ejercicio físico. Centrándonos en los dispositivos móviles, la OMS realiza una afirmación tajante: "Los niños menores de dos años no deberían tener acceso a ningún tipo de pantalla". Y en estas últimas incluye a las televisiones, los vídeos, ordenadores y consolas.

Hasta ahora, los menores de cinco años no estaban incluidos en las Recomendaciones Globales de Ejercicio Físico para la Salud elaboradas por la organización en 2010. Y ahora, para realizar el informe, la OMS ha creado tres grupos de edad en función de sus diferentes necesidades: los menores de un año, los niños de uno a dos años y los pequeños de tres a cuatro años.

Así, los menores de un año deberían permanecer alejados de las pantallas, realizar al menos 30 minutos de actividad y dormir entre 12 y 17 horas en función de los meses de vida. Por su parte, los pequeños de entre uno y dos años tampoco deberían tener acceso a las pantallas, aunque a partir de esta edad, podrían estar hasta una hora. Además, se recomiendan 180 minutos de actividad física y entre 11 y 14 horas de sueño.

A medida que el niño crece, las recomendaciones de la OMS también se hacen más laxas. Así, para el grupo de entre tres y cuatro años se recomienda una hora de exposición a las pantallas, 180 minutos de actividad física y entre 10 y 13 horas de sueño.

Solo siguiendo estas recomendaciones se conseguirá mejorar la actividad física y la calidad del sueño, además de reducir el sedentarismo. Esto conllevará, irremediablemente, a una mejora de la salud física y mental y prevenir la obesidad infantil u otro tipo de enfermedades, según explicó la manager del programa de prevención de enfermedades no transmisibles de la OMS, Fiona Bull, en un comunicado.

La polémica está servida

Pero el informe de la OMS no está exento de polémica y ya hay diferentes expertos que lo han tildado de "exagerado" ya que no recoge los beneficios del uso de los dispositivos. Mientras, la OMS se defiende argumentando que seguir las pautas sobre actividad física o el sueño ayudarán a que los pequeños desarrollen unos hábitos de vida saludables a una edad temprana.

Con el informe, la OMS pretende evitar el sedentarismo y proteger las horas de sueño de los más pequeños

La OMS ha realizado la guía a partir de la revisión de un centenar de estudios en todo el mundo. El principal objetivo: que los niños vuelvan a jugar alejados de las pantallas, evitar el sedentarismo y proteger las horas de sueño.

Vía | OMS

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir