Compartir
Publicidad

Sistemas de cobro móviles: los números dicen "sí", pero los empleados dicen "no tanto"

Sistemas de cobro móviles: los números dicen "sí", pero los empleados dicen "no tanto"
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque el bolígrafo y el bloc de notas sigue siendo lo habitual cuando nos toman nota y lo que nos espera tras ese papelito suele ser una máquina registradora, no es para nada extraño encontrarse con sistemas de registro y cobro basados en dispositivos móviles como tablets, yendo más allá que las PDA y similares, sin embargo, al parecer la adopción de estos nuevos sistemas sería más bien discreta.

En Business Insider Intelligence han realizado un completo estudio en el cual han revisado, entre otros aspectos, la frecuencia de instalación de estos puesto de venta móviles (en inglés mPOS, de mobile point-of-sale), pero han ido más allá de las cifras y han realizado un sondeo tomando el testimonio de los pequeños comercios de Nueva York.

En la actualidad existen sistemas que ofrecen adaptar el comercio a estos sistemas de pago como Square, que al cual Apple Pay dará soporte, o ShopKeep, soluciones de software que se instalan en el tablet o el smartphone y permiten llevar un control del negocio y los ingresos a tiempo real sin tener que cambiar el TPV ni adquirir un dispositivo exclusivamente para ello. Pero, pese a las ventajas, no estarían adoptándose en la frecuencia que parece.

Con esta posterior investigación más directa han obtenido una idea más realista de en qué medida se usan estos sistemas, más allá de tenerlos instalados. Y al parecer la cifra resulta en realidad excesiva, dado que en la práctica no siempre resulta cómodo trabajar con ellos, bien por cuestión de hardware o por el software que mueven.

El porcentaje en cuestión es un 40%, cifra de adopción de mPOS que indican gran número de encuestas realizadas a pequeños y medianos comercios de Estados Unidos. Pero en realidad, muchos de estos comercios habían vuelto a sus soluciones tradicionales porque según apuntaban el software era “defectuoso” en muchas ocasiones y los dispositivos no estaban diseñados para la rutina en una de estas tiendas.

Tendencia al alza

A pesar de ello, las previsiones para estos sistemas no son negativas, teniendo en cuenta que el teléfono móvil apunta a ser un elemento básico en la compra con las novedades que los fabricantes siguen lanzando y mejorando también de cara al cliente como Apple Pay o Samsung Pay, y pese al consecuente impacto en la contratación de personal, que podría verse reducida.

Vía | Business Insider
En Applesfera | Apple Pay: así quiere Apple que paguemos con el móvil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio