Publicidad

Así están cambiando el mundo los smartphones de entrada

Así están cambiando el mundo los smartphones de entrada
1 comentario

En sus veinte años de vida, el teléfono inteligente ha cambiado la  manera en la que consumimos contenidos o nos comunicamos, y nos ofrece  la posibilidad de estar informados de forma inmediata. Un dato lo dice todo: más de la mitad del tráfico de Internet se genera a través de nuestros pequeños dispositivos.

No obstante, el valor de los smartphones no está únicamente en las  posibilidades del modelo más avanzado, sino en la capacidad de disfrutar  de los avances en dispositivos de todos los precios. En efecto, la  revolución móvil en los teléfonos de gamas asequibles está democratizando la digitalización del mundo.

Alcatel como mejor ejemplo

Uno de los máximos exponentes de esta evolución móvil la tenemos en la Serie 1 de Alcatel, que aglutina las últimas tecnologías en smartphones accesibles para todos los consumidores. Se ha convertido en todo un éxito: en el primer trimestre de este año ha conseguido distribuir 1,5 millones de unidades en Europa.

Para seguir manteniendo este posicionamiento europeo conseguido en los dos últimos años en los teléfonos de entrada, la Serie 1 se refuerza con el Alcatel 1S (2020). Presenta un precio competitivo con conectividad 4G y las especificaciones que demandamos hoy día.

Si repasamos cómo es un smartphone de entrada con el que no echar en falta nada relevante que tengamos en dispositivos mucho más caros, podemos sacar cuatro puntos importantes: sistema operativo actualizado, cámaras avanzadas, inteligencia artificial y hardware capaz.

En este sentido, el nuevo modelo de Alcatel reúne bajo el gobierno de Android 10 un sistema de triple cámara con IA que aporta gran versatilidad, un botón específico para invocar al asistente de Google directamente, la potencia de un procesador de ocho núcleos, unos generosos 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y mucha batería: 4.000 mAh.

2_Alcatel1S

12 formas en las que el teléfono móvil ha cambiado nuestro mundo

Esa evolución de los teléfonos asequibles hacia hardware más potente  es asombrosa, pero es mucho más interesante darnos cuenta de la integración del dispositivo en nuestras vidas. Vamos a hacer un repaso por los ejemplos más cotidianos en los que el pequeño dispositivo es el protagonista.

1. Fotografiar a otro nivel

El cambio más obvio lo encontramos en la fotografía. Los teléfonos han arrinconado a las cámaras compactas por sus múltiples sensores y la evolución en calidad de los mismos, que ha alcanzado también a la gama de de entrada.

De hecho, la triple cámara del nuevo Alcatel 1S 2020 luce un sensor de 13 MP con detección de escena IA y 22 escenarios de disparo diferentes; un objetivo macro  de 2 MP y un tercer sensor  súper gran angular de 5 MP para crear un efecto bokeh de desenfoque. A este conjunto se suma una cámara frontal de 5 MP con flash LCD.

Pero también los smartphones asequibles han avanzado en capacidades de edición de las instantáneas gracias a aplicaciones integradas que proporcionan la opción de compartirlas de forma directa.

2. La inteligencia artificial a nuestro servicio

3_alcatel1s.jpeg

Gracias al reconocimiento de voz y elementos como el Asistente de Google la interacción con el teléfono ha alcanzado otro nivel e incluso  empezamos a tener pequeñas conversaciones con lenguaje coloquial.

La inteligencia artificial de sistemas como Android, la mejor  conexión con la nube y el nuevo hardware que llevan los teléfonos más  asequibles acercan sus beneficios a todo tipo de usuarios. En paralelo,  la fotografía computacional también ha llevado a las  masas el arte de capturar sacando el mayor partido posible de lo que  registran los teléfonos con varias cámaras.

3. Nuestra segunda memoria

Desde la lista de tareas a la lista de la compra, pasando por la agenda, el calendario o la lista de contactos. La cantidad de información que nos hemos acostumbrado a tener dentro de nuestro teléfono es tan espectacular como vital.

Si a ello le unimos la capacidad de buscar de forma instantánea entre todo lo que hemos ido guardando, tenemos en el teléfono una poderosa segunda memoria. Es por ello que el Alcatel 1S 2020 está dotado con 32 GB de memoria interna, 3GB de RAM y soporte para tarjeta micro SD  hasta 128 GB.

4. Nuevas formas de comunicación

Alcatel1s 2020 02

Las redes sociales se han convertido en una extensión de nuestras  vidas y la mejor forma de alimentarlas son los teléfonos móviles: llevan  cámara, siempre están conectados y van con nosotros a todos los sitios.  Nos permiten mantenernos activos y al mismo tiempo en línea con nuestros seres más queridos.

Un segundo ejemplo lo tenemos en las videollamadas,  existentes antes de que llegara el teléfono móvil, pero completamente  revolucionadas con la llegada de las cámaras frontales y aplicaciones  como Facetime o Skype.

5. El mapa en el bolsillo

Nos lanzamos a conocer nuevos sitios sin la preocupación de planificar las cosas con antelación. Confiamos en que la tecnología de localización y guiado de nuestros móviles nos lleven con éxito.

De la misma forma que buscamos lugares, también lo hacemos con personas que usen los servicios de localización para ubicar en el mapa dónde se encuentran, algo muy útil para ahorrar tiempo, pero también seguro en el caso de los más pequeños. Como estos servicios suelen consumir bastante energía, se agradecen baterías solventes, como la de 4.000 mAh que integra el nuevo Alcatel 1S.

6. Las reservas, más cómodas

Otra de las cosas a las que nos hemos acostumbrado es a pedir y  reservar sin hablar con nadie, haciéndolo a través de servicios que  están alojados en nuestro teléfono móvil. Las cancelaciones también las  gestionamos de la misma manera.

7. Las citas y relaciones

Alcatel 1s Power Gray

El teléfono inteligente afecta asimismo a cómo se conoce la gente y se relaciona.  Han proliferado las aplicaciones de citas y planes con filtros para dar  en la diana de aquello que buscas, mientras que las redes sociales nos  permiten mantener el nivel de contacto que queremos.

8. Trabajar en remoto

Estar anclado a un puesto de trabajo es cosa del pasado, especialmente en el caso de las personas que desarrollan su actividad delante de un ordenador y un teléfono.

Poder leer y contestar correos en cualquier lugar, o modificar tu agenda sobre la marcha es algo que solo podemos hacer con un smartphone. Bien llevado es algo positivo tanto para la empresa como para el profesional. Más aún si el procesador es suficientemente potente como para ejecutar aplicaciones móviles de productividad, algo perfectamente factible con un micro de ocho núcleos como el que incorpora el Alcatel 1S 2020.

9. Jugar en cualquier lugar

6_alcatel1s.jpeg

Ya existían las consolas portátiles, pero el ocio que se está  gestando en nuestros móviles no tiene parangón. Principalmente por la  capacidad de estar siempre conectados, lo que propicia que el juego online sea algo natural.

10. Comprar informados

Cuántas veces, gracias a búsquedas en Google o aplicaciones relativas a la temática, nos enteramos de cuál es el precio real de un producto o qué piensan los usuarios del mismo. Hoy los  comentarios de otros copnsumidores son muchas veces decisivos en el  proceso de compra, pero también solemos informarnos online de sus características y compararlas con las de otros artículos, todo sobre la marcha, antes de comprar.

11. El streaming llegó a nuestra vidas

Consumir música, películas o series a través de servicios bajo demanda ya es algo bastante cotidiano, y todos ellos cuentan con la opción de hacerlo en nuestros teléfonos móviles. Estos, por su parte, han aumentado el tamaño de sus pantallas sustancialmente. Por ejemplo, el Alcatel 1S 2020 exhibe 6,22 pulgadas de pantalla HD+ Vast con resolución de 720 x 1.520 píxeles sin necesidad de crecer de manera desorbitada en dimensiones gracias a su relación de aspecto 19:9.

7_alcatel1s.jpeg

12. El banco dentro de tu móvil

No llevar dinero encima es una realidad que poco a poco se impone en países desarrollados, y que terminará siendo lo normal a lo largo y ancho del planeta. Aunque el paradigma de los pagos digitales es Suecia, el resto del mundo sigue ese camino y se abren múltples posibilidades de gestión del dinero con los móviles.

Poco a poco, nos estamos acostumbrado a utilizar servicios que intercambian dinero con amigos, a consultar saldos o ingresos. En definitiva, las cosas que podemos hacer en un banco pasan a estar dentro de nuestro dispositivo, y estas facilidades hacen que el smartphone se convierta en una pieza clave y vaya creciendo en ventas.

Motor de desarrollo en economías emergentes

Parece evidente que el aumento de prestaciones en los smartphones de gama de entrada ha llevado todas estas posibilidades que hemos visto a un enorme número de usuarios para los que el precio sí es determinante. Y si es relevante en occidente, especialmente significativa está siendo esta transformación en economías emergentes, donde los teléfonos más asequibles están actuando como motor de desarrollo.

Es el caso de países como India o Kenia. Según un estudio de la GSMA, el  móvil canaliza "las primeras experiencias de Internet de muchas personas y les ofrece una puerta de entrada a la economía digital". En otro informe, insiste en que la proliferación de Internet móvil y teléfono inteligente en los mercados emergentes está creando nuevas oportunidades para reducir la brecha digital.

Pocas pruebas más necesitamos para comprobar que el teléfono es nuestro mejor aliado, no hay ninguna duda de que estamos ante el principal dispositivo de está década. Seguirá creciendo en funcionalidades y capacidades, ganando presencia frente a otros gadgets que nos han estado acompañando tanto tiempo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios