El Android que me hizo olvidar el iPhone ya en España, pero no como debería: los Google Pixel 6 y su estrategia

El Android que me hizo olvidar el iPhone ya en España, pero no como debería: los Google Pixel 6 y su estrategia
6 comentarios

Más de tres meses después de su salida en Estados Unidos y otros países de Europa, como Francia y Alemania, el Google Pixel 6 y Google Pixel 6 Pro han aterrizado por fin en España. Y no sólo traen el inconveniente del retraso, también otros que pueden frustrar la compra de uno de los mejores Android actuales: como que las existencias son limitadas y sólo hay un color disponible, el negro. Extraña estrategia la de Google.

Ser un alma inquieta, sufrir de pasión por adquirir la última tecnología y no querer desprenderse de la mayoría de trastos que pueblan mi casa hace que termine comprando más móviles de los que mi vida da para probar. Compagino un iPhone con el Android que me encuentre analizando en el momento, también tengo otros personales. El Samsung Galaxy Note 20 Pro es una de mis joyas, pero hay uno que ha copado mi "corazoncito tech": el Google Pixel 6. Estoy enamorado del móvil, qué lástima que el lanzamiento español no esté a la altura.

Google quería equipararse a Apple

Google Pixel 6
Mi Google Pixel 6 en una combinación de colores que, lamentablemente, no puede comprarse en España

La evolución de Google como fabricante se fue pareciendo cada vez más a la que imagen que ha erigido Apple de sí misma. Google dejó en manos de las empresas colaboradoras el desarrollo de móviles y tablets, así salieron los míticos Nexus. HTC, Samsung, LG y hasta Huawei: antes del Google Pixel original los dispositivos estaban diseñados, fabricados y y distribuidos por los partners de Google.

La mejor arma para triunfar acostumbra a ser fijarse en los triunfos del resto. Así que, si Google quería convertirse en un fabricante de referencia, mostrando además todo lo buena que es su visión de Android, debía inspirarse en la estrategia de Apple con el iPhone. Hardware propio, software adaptado exclusivamente a dicho hardware, actualizaciones desde el primer día y durante más de cinco años... No, esto último no.

El Google Pixel 6 aspiraba a convertirse en la mejor obra de la marca hasta la fecha. Esto, que suena a perogrullo (y lo es), tiene todo el significado ya que Google ha desarrollado su propio SoC para los móviles, el Google Tensor; basado en un Exynos de Samsung que, en teoría, cubre con la última parte de la estrategia de Apple: desarrollar tanto el software como la clave del hardware.

Google Pixel 6
Android 12 en el Google Pixel 6 es una delicia

Si bien el Google Pixel 6 se muestra intachable en casi todos los aspectos, y se ha convertido en mi móvil preferido desplazando a mi iPhone 12 Pro Max personal, Google no le está haciendo justicia en la segunda ola de lanzamientos. Basta con analizar la manera en la que ha llegado este teléfono, y su hermano mayor, a España.

Unidades limitadas. Tres meses después

Google Pixel 6
El Google Pixel 6 es algo grande y pesado, también diferente en su diseño. Para bien y para mal

Los Google Pixel 6 están siendo un éxito de ventas para la empresa, así lo aseguró Sundar Pichai durante la última comunicación de resultados por parte de Google. Según recogió Ars Technica:

"En el cuarto trimestre, establecimos el récord de ventas trimestrales para los Pixel. Esto se produjo a pesar de los extremos desafíos que planteó la cadena de suministros. La respuesta al Pixel 6 de nuestros clientes y operadoras asociadas fue increíblemente positiva".

Los Google Pixel 6 son los móviles que más éxito han cosechado en el seno de Google, esto demuestra que la estrategia de ofrecer el mejor software junto a hardware propio es la acertada. Entonces, si en los países donde inicialmente se lanzaron los teléfonos éstos obtienen buenas cifras de venta, ¿por qué limitar la ampliación en la distribución? ¿Será para favorecer las ventas en esos primeros territorios olvidando a los nuevos usuarios?

Muchos me han preguntado por la calidad del Google Pixel 6, recibí valoraciones muy positivas de mis comentarios y anticipé expectación entre aquellas personas que, como yo, aprecian los smartphones. Sé que un Pixel jamás tendrá tanta atención como un iPhone ya que Apple se ha ganado a pulso introducir su marca como principal ejemplo de móvil aspiracional. No obstante, no me parece apropiado ponerle tantas zancadillas a los futuros usuarios.

Pixel 6 Iphone 12
Mi Google Pixel 6 frente a mi iPhone 12 Pro Max. Fight!

Los Google Pixel 6 llegan a España e Italia más de tres meses después de su comercialización inicial, sólo pueden adquirirse en negro, con almacenamiento de 128 GB y las unidades son limitadas. Google asegura que en mayo habrá mayor disponibilidad, nada menos que siete meses después de su lanzamiento. Las cifras hablan por sí solas.

Si, como yo, también aprecias el estilo y prestaciones de los Pixel, mi recomendación es que adquieras cuanto antes el Google Pixel 6, seguramente vuele en pocos días. No veo tan apropiado el Google Pixel 6 Pro ya que no aporta mejoras que justifiquen los 250 euros de sobrecoste con respecto al hermano "pequeño". Por el precio del Pixel 6 Pro yo iría a por un iPhone 13.

Temas
Inicio