Publicidad

El tardío lanzamiento del Moto Z puede haberle condenado a una guerra de precios
Otras

El tardío lanzamiento del Moto Z puede haberle condenado a una guerra de precios

Publicidad

Publicidad

Cuando Google compró Motorola allá por 2011, muchos esperaban que el fabricante de smartphones acabase convertido en una suerte de constructor de Nexus, algo que curiosamente sólo ocurrió con un modelo que llegaría mucho más tarde, el Motorola Nexus 6. En su lugar, se lanzó una nueva línea de teléfonos, los Moto, cuyo modelo más conocido por ahora está en su cuarta generación, el Moto G4.

Pero antes de la llegada del primer Moto G, Motorola dejó en el mercado un terminal que no decepcionó en cuanto al rendimiento pero sí en cuanto a su equipamiento interno. Lo que se esperaba fuese una apuesta por conquistar la gama alta acabó convertido en una de las primeras súper gamas medias, el Moto X aterrizó en agosto de 2013.

La primera súper gama media

Moto X Original

Como decimos, sus especificaciones no eran las esperadas para una gama alta pues montaba un procesador Snapdragon S4 Pro mientras que por la competencia, el Snapdragon 600 corría como la pólvora. La fórmula de un software limpio y optimizado sí funcionó en el Moto G pero para el Moto X suponía ponerse a la venta por un precio demasiado elevado para la oferta en prestaciones.

Además, el primer Moto X se quedó en Estados Unidos demasiado tiempo, poniendo los dientes largos a los que querían catarlo en otros países, y cuando aterrizó en España en 2014 ya era tarde, tardísimo. No fue desde la nuevo la mejor estrategia de ventas que, sin embargo, se solucionó con el Moto X 2014 que sí se vendió a nivel internacional.

Todas las partes de un teléfono suman para que el modelo en cuestión se encuentre en una categoría o en otra, al menos cuando hablamos del ecosistema de terminales que conviven y compiten entre sí en Android. Pero hay un componente concreto, el procesador, que es el que más claramente posiciona a un modelo. Por mucha soltura que demos al sistema, el cerebro es el que te sitúa.

Procesadores de segunda línea, demasiado tiempo

Moto X Style

Motorola apostó por procesadores de segunda línea para sus Moto y esto no ocurrió sólo en la primera generación sino que continuó en el Moto X 2014 (Snapdragon 801 con el 805 ya circulando) y también en el Moto X Style, el modelo superior del desdoblamiento que sufrió la línea Moto en 2015 y que eligió el Snapdragon 808 en lugar del 810. Algo que también hizo LG con el G4, por cierto, nunca hay un solo culpable.

Ha tardado cuatro generaciones en entender que el procesador es realmente importante, y quizá haya sido gracias a la ayuda de Lenovo, el actual dueño de la marca. De hecho, este Moto Z, que debería haber sido el Moto X 2016 o Moto X de cuarta generación, ha sido renombrado como Moto Z by Lenovo, y al fin ha elegido el Snapdragon 820.

La configuración actual sí invita a pensar que estamos ante una auténtica gama alta. No sólo por el procesador sino también por la pantalla, 5,5 pulgadas QHD, o por las memorias, 4GB en la RAM y 64GB en el almacenamiento interno. De hecho, el modelo único de este Moto Z es superior al de los demás modelos de la competencia, que han partido en su mayoría de los 32GB de memoria.

En manos del precio

Moto Z

La pregunta que debemos hacernos es, ¿ha llegado Motorola demasiado tarde? Tal vez sí o tal vez no, pero lo veremos en cuanto se publique el precio oficial. Como suele ocurrir, la ventana de presentaciones de los terminales que conquistan el mercado está fijada en torno al MWC de Barcelona. Si presentas más tarde, has de ser más barato porque todos reducen el precio con el tiempo.

Si este nuevo Moto Z by Lenovo llegase a un precio inferior a los 600 euros tendría oportunidades de competir, pues sobre el papel tiene una pinta impresionante y aunque no optemos por probar los módulos, el smartphone de Lenovo tiene características suficientes para triunfar por su cuenta. El problema es que, justo en este momento, las cosas están así:

Samsung Galaxy S7

LG G5

Huawei P9

Moto Z

Pantalla

5,1 pulgadas QHD

5,3 pulgadas QHD

5,2 pulgadas FullHD

5,5 pulgadas QHD

Procesador

Snapdragon 820

Snapdragon 820

Kirin 955

Snapdragon 820

RAM

4GB

4GB

3GB/4GB

4GB

Memoria

32GB + microSD

32GB + microSD

32GB/64GB + microSD

64GB + microSD

Cámaras

12 y 5 mpx

16 y 8 mpx

12 y 8 mpx

13 y 5 mpx

Batería

3000 mAh

2800 mAh

3000 mAh

2600 mAh

Precio actual

575 euros

520 euros

490 euros

¿?

Como vemos, el precio marcará el éxito de este Moto Z by Lenovo. La gama alta tiene ya tan pocas diferencias entre sí en cuanto a rendimiento, calidad de las fotografías y otros aspectos que el precio puede ser un punto fundamental. Sí, el Moto Z es una gama alta con todas las de ley pero una gama alta que llega meses tarde. Y eso, por mucho que duela leerlo, tiene que compensarse con el precio.

En Xataka Móvil | ¿Es el Moto Z el smartphone más delgado del mundo? Éstos seis le ganan

Samsung Galaxy S7 - Smartphone libre Android (5.1", 32 GB, 4 GB RAM, 4G, 12 MP), color negro [Version Alemana]

Samsung Galaxy S7 - Smartphone libre Android (5.1", 32 GB, 4 GB RAM, 4G, 12 MP), color negro [Version Alemana]

LG G5 - Smartphone libre Android (pantalla 5.3", 4 GB RAM, 32 GB memoria interna, cámara 16 MP), color dorado

LG G5 - Smartphone libre Android (pantalla 5.3", 4 GB RAM, 32 GB memoria interna, cámara 16 MP), color dorado

Huawei P9 - Smartphone de (5.2", 4G, 3 GB de RAM, 32 GB, 12 MP), color gris

Huawei P9 - Smartphone de (5.2", 4G, 3 GB de RAM, 32 GB, 12 MP), color gris

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir