Compartir
Publicidad
Publicidad

Los Galaxy S7 tiran de las cuentas de Samsung, con menos ventas pero más beneficio

Los Galaxy S7 tiran de las cuentas de Samsung, con menos ventas pero más beneficio
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 2016 de Samsung no ha sido un año cualquiera. Tras las buenas críticas recibidas con los Galaxy S7 la marca coreana presentó un ambicioso Galaxy Note 7 que enseguida enamoró a muchos usuarios. Se trataba de una de las mejores phablets del mercado, pero ya sabemos lo pronto que acabó su aventura en el mercado, retirado y con un recall global por los problemas originados por sus defectuosas baterías.

Los efectos en la imagen de la marca y en sus ventas eran esperados, aunque ya hemos visto como no se ha producido ninguna catastrofe. El sorpasso de Huawei en ventas de smartphones en Italia y España era algo que ya estaba en las previsiones antes de todo lo relacionado con el Note 7 y la gama tendrá un nuevo miembro. Y hoy Samsung ha dado a conocer sus resultados económicos del cuarto trimestre de 2016, en los que vemos como ha obtenido menos ingresos por las ventas de móviles, pero más beneficios.

18.815 millones de euros de ingresos generó la división móvil de Samsung en el último trimestre de 2016. A pesar de lo abultado de la cifra, el dato supone un 5,5% menos que el de un año atrás, pero contrasta con el dato del beneficio generado, que ascendiendo a 199 millones de euros ha crecido un 12%. Menos móviles vendidos pero más beneficio no parece un mal negocio, sobre todo teniendo en cuenta la amenaza a la imagen de la marca del caso Note 7.

Es turno para los Galaxy A y Galaxy J

Samsung no ofrece datos concretos del número de smartphones vendidos, ni globales ni de ciertos modelos, pero sí que habla de las buenas ventas reportadas por los Galaxy S7 y S7 edge. Dichos terminales fueron presentados en el pasado MWC, en el mes de febrero, por lo que su efecto podría haberse diluido según pasaban los meses, pero a falta de un Note que tirase de las ventas del final del año parece que los S7 han seguido vendiéndose a buen ritmo.

Samsung también ha querido destacar que ha mejorado la rentabilidad de las gamas de entrada y media, donde cuenta con numerosas opciones, centradas en las gamas Galaxy A y Galaxy J. Precisamente es a estos terminales a los que Samsung señala como los protagonistas del primer trimestre de 2017, que le ayudarán a incrementar sus ventas, aunque pronostican un descenso del beneficio debido a un aumento del gasto en marketing.

Mientras no se haya presentado el Galaxy S8, serán los Galaxy A y Galaxy J de 2017 los protagonistas del catálogo de la marca

Conociendo ya que el Samsung Galaxy S8 no llegará, probablemente, hasta el mes de abril es hora de vitaminar las gamas más bajas. Los Galaxy A de 2017 ya son conocidos, mientras que seguimos esperando a conocer oficialmente los Galaxy J5 y Galaxy J7 2017. Tampoco parece que tenga que preocuparse Samsung por los gamas altas de otras marcas que se presentarán en el MWC, ya que el Snapdragon 835 parece que no llegará a ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos