Compartir
Publicidad

Samsung manipula su Galaxy S4 para obtener mejores resultados en benchmarks [Actualizada]

Samsung manipula su Galaxy S4 para obtener mejores resultados en benchmarks [Actualizada]
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir de un artículo de Anandtech, lleva moviéndose por la red la idea de que Samsung truca su Galaxy S4 para conseguir mejor resultados en benchmarks, a sabiendas que muchos usuarios están pendientes de este tipo de pruebas. Los datos que nos proporcionan son bastante claros, es fácil interpretar que los coreanos hacen un poco de trampas con su teléfono estrella. Será interesante ir viendo las correpondientes contestaciones entre el medio especializado y la empresa coreana.

Teniendo en cuenta la variedad de mdelos, principalmente se habla de la versión con el procesador de ocho núcleos, Samsung Exynos 5 Octa (5410), que os recordamos que tiene una configuración big.LITTLE, con cuatro núcleos potentes (ARM Cortex-A15) y cuatro que piensan en la autonomía (Cortex-A7). La GPU es una PowerVR SGX 544MP3.

Lo que han descubierto en Anandtech, con ayuda de otras webs, es que Samsung pone la velocidad de GPU al máximo, 533MHz, en determinadas aplicaciones o benchmarks, cuando únicamente están disponibles 480MHz. El incremento de potencia es del 11% con respecto al funcionamiento normal.

Samsung

Los coreanos nunca han hecho realmente oficial la velocidad máxima de reloj de la GPU, ni tampoco si se utiliza en determinadas circunstancias. Es buen momento para recordar que Samsung acaba de anunciar que tiene un nuevo modelo de Samsung Exynos 5 Octa, en el que principalmente hay un incremento en la velocidad de reloj.

En favor de Samsung decir que conocemos que no pone trabas para descubrir esta situación, por lo que podríamos considerar que es bastante transparente para el que entienda de la materia. Algunos benchmarks en los que el teléfono se pone a tope son: GLBenchmark 2.5.1, AnTuTu o Quadrant. ¿Lo hará en algún momento más?

La CPU también se pone a tope

Parece ser que la CPU también está afectada, ya que comprobando con un monitor de sistema las frecuencias de funcionamiento en GLBenchmark 2.5.1, se comprueba que nunca cae de 1,2GHz (en Cortex-A15), incluso en estados de reposo dentro de la prueba.

Samsung

Al contrario que lo que supuestamente ocurre con la GPU, no estamos ante una frecuencia no permitida para otras aplicaciones - es la velocidad de los cuatro núcleos ARM Cortex-A15-, pero sí nos cuentan que fuerza un funcionamiento al máximo durante la prueba. Algo similar ocurriría con los cuatro núcleos ARM Cortex-A7.

Nos descubren además que es un comportamiento que se repite en la versión Qualcomm Snapdragon 600, exigiendo que el hardware se ponga al máximo de sus posibilidades cuando entra en una prueba reconocida por el sistema. No sabemos cuál será el mecanismo para determinar cuándo tiene que funcionar así, pero es lo que nos comentan desde la fuente.

La gente de Anandtech le da un tiró de orejas a Samsung, y no podemos estar más de acuerdo con ellos, siempre y cuando las informaciones se confirmen como ciertas:

"El riesgo de seguir con estas prácticas es que terminamos en una carrera armamentista entre todos los SoC y los fabricantes de dispositivos, que gastan tiempo y esfuerzos en mejorar unas cifras en lugar de la experiencia de usuario”

Sinceramente, a mi los benchmarks cada día me importan menos, no creo que mucha gente los tenga en cuenta para comprar un teléfono. Creo que es más importante asegurarse una buena actualización del software, que te guste su diseño, o que tenga una buena cámara.

Samsung contesta...

*Actualización*, Samsung ha realizado un comunicado en su blog oficial, informando de que ellos no utilizan ninguna herramienta o trampa para mejorar los benchmarks. No se han extendido demasiado, y lo han hecho en coreano, así que se complica un poco su interpretación. La empresa coreana comenta que los modos de funcionamiento a máximo rendimiento - que se describen líneas arriba - están presentes en el día a día del Samsung Galaxy S4, como cuando se pasa a trabajar en modo pantalla completa, momento en el que la GPU pasa a 533MHz. Se entiende por pantalla completa a las aplicaciones donde la barra de estado no está presente, como la cámara, o el reproductor de video. Sobre juegos, comentan que no todos necesitan el máximo de potencia, pero también podrían utilizar las frecuencias de reloj más altas. Estaremos pendientes a más actualizaciones.
El uso prolongado de ciertas aplicaciones en la máxima frecuencia podría causar una sobrecarga y se cambia la frecuencia para proporcionar una experiencia de usuario óptima a nuestros clientes, sin la intención de mejorar en ese tipo de tests

Vía | Anandtech

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio