Compartir
Publicidad

La anatomía de una actualización de Android, infografía

La anatomía de una actualización de Android, infografía
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las críticas más frecuentes que recibe Android es la lentitud con la que las actualizaciones del sistema operativo llegan a algunos terminales. Y no sólo eso, sino que la tardanza también depende de la versión que tengamos del mismo (si es libre, de operadora o de edición Google Play).

Conscientes del trabajoso proceso, desde HTC han publicado una infografía en la que se explica paso a paso para el público general qué tienen que hacer ellos para que la actualización llegue al teléfono del usuario final. En total, 12 pasos si el teléfono está atado a una operadora, 9 si es libre y 8 si es la edición de Google Play. Todo ello se divide en cuatro etapas. Os dejamos la infografía completa a continuación y explicamos un poco en qué consiste todo esto.

Así es el arduo proceso de actualización

El proceso de actualización siempre comienza de la misma forma: Google lanza el PDK (Platform Development Kit) y, una vez anunciada la nueva versión de Android, proporciona el código fuente a los fabricantes de los chipsets (pensemos, por ejemplo, en Qualcomm) y a los fabricantes del teléfono (en este caso, HTC). Ambos evalúan esta nueva versión y, si consideran que será compatible con su hardware, siguen adelante.

Una vez HTC recibe los drivers y los cambios por parte del fabricante del chipset, comienza su trabajo y se pone manos a la obra para desarrollar el nuevo software. Esto ocurre en el caso de los móviles libres (línea verde) y móviles de operador (línea naranja). En la edición Google Play (línea azul) no es necesario ya que no reciben esta personalización.

En el caso de que el móvil pertenezca a una operadora, HTC tiene que trabajar con cada una de ellas para personalizar las aplicaciones, servicios y otros cambios requeridos con ellas. El proceso se ralentiza más porque las operadoras también hacen pruebas y después hay que incluir todo esto en el código.

Una vez todo está correcto, HTC comienza sus pruebas internas y, si descubre bugs, los soluciona. La nueva versión también tiene que pasar por varias pruebas o certificaciones en función del tipo de teléfono. Por ejemplo, si es la edición Google Play, sólo necesita el ok de Google, mientras que si es un móvil de operador necesitará certificaciones regulatorias y de la industria.

Si todo ha ido bien, Google dará su visto bueno (o technical acceptance) y se preparan los servidores OTA para llevar la actualización definitiva hasta los móviles de los clientes.

Infografía completa

Infografía HTC

Así se explica, por ejemplo, que la versión Google Play del HTC One ya tenga disponible Android 4.4 mientras que la versión normal de HTC todavía no lo hará hasta 2014.

Un proceso en el que intervienen muchas partes

En el documento, HTC explica cómo una actualización está sujeta a varias aprobaciones y personalizaciones, algo que puede ralentizar todo el proceso. El peor de los casos, el que más se demora, es el de la telefonía de operador, al meterse también la operadora por medio para realizar cambios y meter sus propias personalizaciones. ¿Se llegará a simplificar el proceso algún día?

Vía | "9to5google":http://9to5google.com/2013/12/26/htc-details-the-android-software-update-process-with-one-long-infographic/ En Xataka Móvil | "Android 4.4 ya disponible para los HTC One y Samsung Galaxy S4 de Google Play":https://www.xatakamovil.com/htc/android-4-4-ya-disponible-para-los-htc-one-y-samsung-galaxy-s4-de-google-play

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio