Compartir
Publicidad
Así es la tecnología Dual Pixel: el modo Retrato para smartphones sin cámara dual
Varios

Así es la tecnología Dual Pixel: el modo Retrato para smartphones sin cámara dual

Publicidad
Publicidad

Las cámaras duales existen desde hace mucho tiempo, desde el LG Optimus 3D que llegó al mercado en el año 2011 y quiso ofrecer una nueva ventaja fotográfica que no cuajó entonces como tampoco lo hace ahora, pese a que sigan llegando modelos con ella a bordo. El sistema, sin embargo, no se popularizó hasta finales del 2016 y la culpa la tuvo Apple.

El iPhone 7 Plus llegó con dos ojos en la espalda y un software fundamental para aprovecharlo: el modo Retrato. Con su desenfoque personalizando, facilitando un bokeh que hasta entonces no se había visto en móviles, comenzó la carrera por contar con dicho efecto y aunque cada fabricante lo ha llamado de una forma (estéreo, Live Focus, etc) todos se han basado en el mismo sistema de dos lentes en paralelo. ¿Todos? No, realmente todos no.

En el mercado hay otra solución conocida como Dual Pixel y que por ahora sólo vemos a bordo de los teléfonos de Google y de algunos de los más potentes de Samsung. Una tecnología que permite ofrecer este mismo desenfoque con una sola cámara y que ha permitido ya, entre otras cosas, que Google lo ofrezca mediante software a sus teléfonos de primera generación, que ahora disfrutan de este bokeh. Pero, qué es exactamente el Dual Pixel y cómo funciona. Veamos.

Qué es la tecnología Dual Pixel

Dual Pixel en Canon

Para comprender la tecnología Dual Pixel necesitaremos antes un pequeño repaso sobre lo que es un sensor CMOS. Los CMOS nacieron para reemplazar a los CCD cuando la NASA decidió que necesitaba llevar al espacio cámaras más pequeñas, fue en la década de los 90 cuando nació el primer semiconductor complementario de óxido metálico, el primer sensor CMOS.

Los sensores CMOS contaban con un fotodiodo por cada pixel registrado y allí era donde se realizaba el trabajo de captación y procesamiento de la imagen. Eso no sólo hizo que no fuese necesario contar con un chip adicional sino que permitió reducir el tamaño del propio sensor. Y, como añadido, también los hizo más baratos. Pero para lo que nos interesa ahora, la clave es la existencia de los fotodiodos.

El Dual Pixel consiste en construir sensores CMOS que tienen dos fotodiodos por cada pixel en lugar de uno

Un sensor no es más que una serie de fotodiodos colocados unos al lado de otros, encargados de captar un único punto de luz. La cámara del OnePlus 5T, por ejemplo, de 16 megapíxeles cuenta con un sensor CMOS que tiene 4.608 x 3.456 fotodiodos. Transistores que capturan la fotografía directa de la lente y la envían al procesador.

Samsung Dual Pixel Galaxy S7

En la tecnología Dual Pixel estos fotodiodos se multiplican por dos. Dos transistores por cada pixel de la fotografía, dos fotodiodos trabajando en paralelo y de forma simultánea y que permiten, entre otras cosas, ofrecer un enfoque mucho más veloz. Más veloz incluso que el enfoque por detección de fase, que se basa en última instancia en el mismo concepto: captar la luz desde dos ángulos para localizar los puntos de mayor contraste.

Así, un móvil con un sensor Dual Pixel está capturando dos fotografías de forma simultánea cada vez que pulsamos el botón de Tomar Fotografía. Y esto, como veremos ahora, permite ofrecer el tan ansiado modo Retrato sin necesidad de recurrir a dos lentes en paralelo, o un modo Retrato más económico al poder contar el móvil con un equipamiento más reducido.

Cómo logra el modo Retrato un sensor Dual Pixel

El modo Retrato del Pixel 2 XL El modo Retrato del Pixel 2 XL

Las cámaras duales que ofrecen modo Retrato, o como cada marca quiera llamarlo para diferenciarse, emplean dos sensores en paralelo, uno de los cuales obtiene la imagen en primer plano mientras que el otro se dedica a capturar el fondo. Son dos fotografías simultáneas, distintas si tenemos diferentes distancias focales, pero con distinto enfoque: primer plano, segundo plano.

Una vez se obtienen estas dos fotografías, el software del teléfono es el encargado de combinarlas en una sola, dando como resultado una fotografía con el primer plano elegido enfocado y el segundo con un desenfoque artificial pero similar al que ofrecen las cámaras fotográficas tradicionales. El tan apreciado bokeh de las cámaras con mayor apertura.

Los sensores Dual Pixel pueden hacer este mismo proceso con un único sensor dado que cada fotodiodo se programa para enfocar por parejas. En cada pixel obtenemos la captura del primer plano y del fondo, y posteriormente el procesador del móvil hace el resto del trabajo. Es la forma que ideó Canon en su momento, y ahora usan Google y Samsung, para poder ofrecer este efecto de forma más eficiente.

Contar con sensores Dual Pixel permite que el modo Retrato dependa del software, de ahí que Google lo haya portado ahora a los Google Pixel originales

Google cuenta con sensores Dual Pixel en sus teléfonos Pixel, valga la redundancia y con el añadido de otras ventajas para fotografía y vídeo, y Samsung hace lo propio con sus gamas altas desde el pasado Samsung Galaxy S7. Curiosamente el Galaxy Note 8 optó por dos lentes aunque no hubiese hecho falta, no para el modo Live Focus aunque sí para el zoom óptico, que sólo se obtiene con dos ojos en paralelo.

Tener esta tecnología Dual Pixel instalada en un teléfono móvil garantiza, por tanto, un enfoque más veloz y la posibilidad de contar con bokeh como el que ofrece cualquier modo Retrato dependiendo únicamente del software. Algo que hará que dependamos del propio fabricante para obtenerlo, pero que permitirá que se nos "active" con una actualización.

En Xataka Móvil | El camino a seguir para ganar la batalla de la fotografía móvil: el modo retrato

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio