Compartir
Publicidad
Caminamos irremediablemente hacia un duopolio en sistemas operativos móviles
Mercado

Caminamos irremediablemente hacia un duopolio en sistemas operativos móviles

Publicidad
Publicidad

El pastel de las plataformas móviles se reparte de forma muy desigual y el duopolio Android/iOS gana fuerza cada día. Los datos lo dejan bien claro y la competencia cada vez es menor. BlackBerry ha dado el giro a Android, Nokia también volverá de la mano de la plataforma de Google y, por si fuera poco, el único sistema móvil que tenía posibilidades de robar algo de cuota parece haberse rendido. Hablamos, por supuesto, de Microsoft.

Hace unos días tuvo lugar un evento de Microsoft en el que aprovecharon para anunciar nuevos productos, pero las referencias a smartphones o novedades relacionadas con el universo móvil brillaron por su ausencia. Es más, el propio Satia Nadella, CEO de Microsoft, admitió que han perdido la batalla. ¿Nos aproximamos a un duopolio total?

Las cifras no son muy esperanzadoras

En esto de las plataformas móviles no hay sistemas mejores y peores. Bueno, sí los hay, pero la calidad importa poco para el triunfo, al menos actualmente. Windows Mobile es un sistema sólido, con una estructura práctica y muchas posibilidades, pero a pesar de todo no lo ha conseguido.

Podemos discutir si es más o menos fluido o intuitivo que Android, pero los números no engañan y la realidad es que, si un día tuvo posibilidades, se están esfumando a un ritmo galopante.

Kantar cuota de mercado SO móviles 2016

Según las últimas cifras de Kantar, excepto en Japón donde ha aumentado un irrisorio 0,3%, Windows Mobile ha continuado su caída con respecto al año anterior en Europa, Australia y Estados Unidos. Por ejemplo en el caso de España el sistema móvil de Microsoft cuenta con un 0,6% de cuota de mercado, frente al 3,9% que ostentaba en el mismo periodo del año anterior.

Los países donde más fuerte era Windows Phone como Italia, Francia, Gran Bretaña o Alemania también han experimentado una caída importante. Todo mientras Android sigue aumentando su cuota de mercado de forma global (sólo cae ligeramente en Estados Unidos) y la propuesta de Apple, aunque con ciertos altibajos, sigue afianzando su puesto de segunda plataforma.

Hubo un tiempo en el que Windows Mobile tenía posibilidades de ser la tercera opción, pero un cúmulo de dificultades y malas decisiones han provocado un descenso, puede que definitivo

No hace mucho, Windows Mobile se alzaba como la tercera opción en un sector dominado por dos sistemas, pero un cúmulo de dificultades, malas decisiones y falta de compromiso han provocado que la curva vuelva a descender, puede que definitivamente.

La evolución de las plataformas móviles

Evolución SO móviles

El gráfico sobre estas líneas representa el ascenso y caída de los distintos sistemas móviles en los últimos ocho años, empezando en 2009 y cubriendo hasta el segundo trimestre de 2016. Las curvas dejan bien clara la progresión que ha seguido cada propuesta y ponen en evidencia quienes son los ganadores y quien los perdedores.

La curva en gris representa a Microsoft y ya empieza en una descendente en 2009, tendencia que no han conseguido revertir, al menos no de forma lo suficientemente contundente. Se observa un ligero repunte en 2013 y 2014 que coincide con la era previa al cierre de la compra de Nokia por parte de Microsoft, pero ya a partir de la mitad de 2015 la curva vuelve a caer junto con BlackBerry y otros sistemas minoritarios.

Sobre el ascenso de Android poco hay que decir, comenzó a mediados de 2009 y se mantiene hasta la actualidad. La naturaleza abierta del sistema y su capacidad de adaptación a todo tipo de dispositivos fueron clave para su expansión y a día de hoy no parece que la cosa vaya a cambiar.

Por su parte, iOS es un sistema cerrado que sólo se encuentra en unos pocos modelos, todos de la misma marca, pero a pesar de ello mantiene su público. Resulta curioso ver como la curva de iOS, en negro, muestra los picos que coinciden con el cuarto trimestre de cada año, justo cuando se produce el lanzamiento de nuevos iPhone.

¿Qué ha hecho mal Microsoft?

Compra Nokia Microsoft

Como decíamos, llegados a este punto la calidad de una plataforma poco importa, y si no que se lo digan a Microsoft. Ni Live Tiles, ni Continuum, ni la fluidez del sistema han conseguido que la plataforma se abra paso entre los dos grandes. No es una tarea sencilla, sobre todo cuando el principal interesado en que la cosa funcione (Microsoft, en este caso) no apuesta lo suficientemente fuerte por su propio sistema.

Los primeros años de la era Lumia no fueron del todo mal y el sistema logró hacerse ese codiciado hueco, pero entonces llegó Microsoft y compró Nokia, una decisión que no dio los frutos esperados. Principalmente, que la misma empresa que ofrece el software sea también el principal fabricante de hardware no es algo que anime demasiado a otras empresas a lanzar terminales con Windows Phone.

El hecho de que la misma empresa que ofrece el software sea también el principal fabricante de hardware no es algo que anime demasiado a otras empresas a subirse al carro de Windows Phone

No hay más que echar un vistazo a la oferta actual para ver que la fórmula no funcionó. Ya ni la propia Microsoft lanza smartphones, pero si echamos la vista atrás, desde el acuerdo de compra la cifra de marcas que se animaron a probar suerte con Windows Mobile disminuyó drásticamente. Todavía hay valientes como HP que se atreven con equipos tan completos como el HP Elite X3, pero el compromiso de una empresa no es suficiente.

Además de la escasez de oferta, no hay que obviar que Windows Phone siempre ha estado en una posición de desventaja por la falta de contenidos, por lo que Microsoft tampoco podía hacer milagros. El Windows Phone de las Live Tiles llegó en un momento en el que ya estaba prácticamente todo el pescado vendido y conseguir el compromiso de los desarrolladores ha sido su principal lucha, una batalla que terminaron perdiendo.

La App Store y Google Play ya superaron la barrera de los dos millones de apps hace tiempo, mientras que Windows Store carece de una enorme cantidad de aplicaciones conocidas por todos y, no nos engañemos, eso le resta un gran atractivo de cara al gran público.

Tal y como están las cosas no parece que el duopolio Android/iOS vaya a ceder terreno a nuevas propuestas

Tal y como están las cosas no parece que el duopolio Android/iOS vaya a ceder terreno a nuevas propuestas, al menos no excesivamente disruptivas. Tizen por ejemplo vende en países asiáticos porque permite instalar las apps de Android, pero hoy en día conseguir que un nuevo sistema llegue al nivel de los grandes no parece factible. Sin embargo, no hay nada imposible y, como dice el refrán, torres más altas han caído.

En Xataka Móvil | ¿Qué ha sacado Microsoft de la compra de la división de móviles de Nokia?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos