Compartir
Publicidad
¿Tiene Huawei las armas necesarias para cazar a Apple en dos años y a Samsung en cinco?
Otras

¿Tiene Huawei las armas necesarias para cazar a Apple en dos años y a Samsung en cinco?

Publicidad
Publicidad

En más de una ocasión hemos analizado el caso de Huawei, un fabricante que estaba especializado en gamas medias y bajas hasta que decidió dar el salto, dar un giro a la estrategia comercial que ejecutaba hasta entonces y comenzar a ascender en el siempre complejo mercado de los smartphones. El resultado es que, a día de hoy, es el tercer mayor fabricante del mundo y tiene a Apple a tiro de piedra.

Hace algunos meses, Huawei confesó en una entrevista que tenía un plan de crecimiento en mente. Un plan que les llevaría a dominar el mercado de los smartphones para el año 2020, cinco años de plazo para hacerse con el primer puesto que hoy ocupa Samsung. Las últimas cifras, sin embargo, muestran que puede darse un nuevo paso al frente dentro de no demasiado tiempo.

Incluso Huawei ha vuelto a afirmarlo públicamente. En cinco años quieren dar caza a Samsung pero pretenden rebasar a Apple en menos de dos. La pregunta es, ¿está Huawei capacitada para llevar a cabo esta gesta? ¿Podría Huawei coronar la cima de los fabricantes de teléfonos móviles? Veamos de qué armas dispone y qué tendría que corregir para lograrlo.

Primer paso, Apple en dos años

Iphone 7 Plus

Es la última afirmación de los responsables de Huawei: cazar a Apple en dos años. Es la parte sencilla, qué duda cabe. Apple cuenta con una cuota de mercado bastante estable en los últimos años, descendiendo durante tres trimestres en ventas para crecer de forma notable en el trimestre en el que sus nuevos iPhone se ponen a la venta. El resultado es que se mantiene de forma invariable una cuota de entre el 10% y el 14% año tras año.

Apple dispone de unos usuarios bastante fieles, un núcleo duro que repite con sus smartphones año tras año sin hacer caso de los cantos de sirena de la competencia. El usuario menos fiel, aquel que salta hacia Android e iOS en función del terminal que necesite en cada momento, no afecta en demasía a estas cifras. Como suele decirse, "Apple tiene su público" y, por el momento, subsiste a la perfección con él.

Las últimas cifras publicadas en cuanto a cuota de mercado situaban a Apple con un 12,5% de la cuota mundial de smartphones, y a Huawei con un 9,3%. Más de tres puntos porcentuales que, justo un año antes, eran casi seis puntos. 13,4% y 7,6% es la cuota de Apple y Huawei el mismo trimestre de 2015. La curva ascendente del fabricante chino le favorece.

Es por ello que Huawei continúa creciendo y dando caza a Apple, pues sus usuarios acuden a su compañía desde mercados emergentes y robando cuota a otros fabricantes de Android. Esta estabilidad de Apple, unida a las cifras en crecimiento de Huawei, harán que el sorpasso se produzca sí o sí dentro de no demasiado tiempo. A no ser que Huawei encuentre pronto su techo.

Segundo paso, Samsung en cinco años

S7 Edge

Éste es posiblemente el gran reto de Huawei, pues los fabricantes Android compiten mucho más entre sí que contra Apple. La guerra por hacerse con el dominio del sistema operativo de Google es encarnizada y el motivo es obvio, hablamos de un sistema que copa ya casi el 90% de todo el mercado. Resulta por tanto más sencillo arrebatarse clientes entre sí que continuar creciendo hacia fuera, sobre todo después de que las ventas de smartphones llevan un último año sin crecer apenas.

Las distancias, al igual que en el caso de Apple, se han reducido notablemente. Fijándonos de nuevo en el último año, del 23,3% de Samsung al 7,6% de Huawei hemos pasado a un 20% y 9,3%. Más de seis puntos de distancia recortados entre ambas empresas y un gráfico que muestra a Samsung en recesión, descendiendo lentamente allí donde Huawei incrementa unidades vendidas y cuota de mercado.

Huawei es fuerte en China, India y otros mercados, pero se le resiste Estados Unidos

A favor de Huawei y su crecimiento está su propio hogar y territorios como América Latina, India o el sudeste asiático. Terrenos en los que Huawei cuenta con una buena cuota de mercado y en los que supera a sus dos principales rivales. También se trata de territorios en los que las ventas de smartphones crecen año tras año y representan, por tanto, un buen nicho en el que continuar ascendiendo.

China, por ejemplo, es el lugar en el que Huawei, con un 26% de cuota, planta cara tanto al 20% de Apple como al 9% de Samsung. Es allí sin embargo donde están creciendo un par de potenciales piedras en el zapato del creador del Mate 9, Vivo y Oppo. El aumento de cuota de estos dos hasta hace poco desconocidos puede hacer daño a Huawei a la larga a nivel mundial.

Qué debe hacer Huawei para coronar la cima

Mate 9

¿Podrá dar caza Huawei a Samsung en los próximos cinco años? Las cifras de crecimiento actuales dicen que sí pero, conociendo el mercado y su evolución, todo podría cambiar en unos pocos trimestres. Samsung cuenta con una base de usuarios gigantesca que prácticamente duplica la de su principal perseguidor, Apple. Dentro de Android, su dominio es aplastante.

Las claves para el dominio de Samsung todos estos años han estado muy localizadas y son las que Huawei debe "clonar" si quiere ascender hasta lo más alto:

  • Una inversión en marketing descomunal que ha generado una poderosa imagen de marca. Algo en lo que Huawei sigue mejorando pero que Samsung maneja a la perfección. Patrocinios, campañas de televisión, ciudades completas empapeladas con la promoción de sus nuevos productos. Es posible que Galaxy sea una marca incluso más fuerte que Samsung en teléfonos, o que como poco estén equiparadas. Recorrer este terreno requerirá una fuerte inversión por parte de Huawei. Imposible no, pero sí muy difícil pese a que la marca china se valora cada vez más.

Honor es el gran aliado de Huawei, su "sidekick", su Robin

  • Un catálogo abrumador de productos con opciones para todos. Samsung comienza a contener más su línea de productos pero, aún así, asistimos a nuevos lanzamientos prácticamente cada semana. Samsung ha cimentado parte de su crecimiento en tener un smartphone para cada necesidad y, sobre todo, en tener las tiendas físicas y online inundadas con sus productos. El catálogo de Huawei ha tenido algo muy bueno en los últimos tiempos, no obstante. La llegada de la línea Honor ha supuesto el desdoble de su fabricación y de su cuota. Puede ser determinante en el futuro, como lo ha sido en su crecimiento.

  • Una primera línea con el poder de liderar. Quizá Samsung anduvo algo perdido en años anteriores, pero la cosa cambió con el Galaxy S6 y sus modelos curvos. Un año después, tanto el S7 como el S7 Edge parecen claros candidatos a smartphone del año tanto por ventas como por críticas tanto de especialistas como de usuarios. Huawei ha dado un gran salto con los Huawei P9 y ahora busca el mismo efecto con el Huawei Mate 9, aprovechándose en parte de la ausencia del Note 7 en la fabricación. Los flagships, y no las líneas secundarias, son las que abren brecha en las líneas enemigas.

Un futuro incierto que no depende sólo de Huawei

Huawei Mate 9

Samsung cuenta con sus Exynos mientras que Huawei apuesta por los Kirin. El fabricante coreano ha dado un paso adelante con las pantallas curvas y sus cámaras mientras que el chino evoluciona su línea de dobles sensores y pone a punto la capa que corre sobre Android. El diseño exterior de ambos ha mejorado notablemente en los últimos dos años. Pero Huawei tiene algo a su favor que Samsung no, la línea Honor que comentábamos anteriormente.

Huawei tiene aún mucho trabajo por hacer pero, por ahora, las cifras le respaldan. Su principal talón de Aquiles son los Estados Unidos. Mientras se desenvuelve con soltura en China e India, dos de los principales mercados del mundo, no logran entrar en un territorio poco receptivo a fabricantes de origen chino y que, sin embargo, ha dado la bienvenida recientemente a LeEco.

Huawei tiene tantas posibilidades de alcanzar el nº1 como de no hacerlo, y no depende únicamente de él mismo

Como comentábamos antes, las cosas pueden cambiar de un trimestre a otro en un mercado tan variable como el de la telefonía móvil. Hoy eres líder indiscutible y mañana un terminal defectuoso afecta a tu imagen y tus ventas, como el caso del Note 7, y también puede ocurrir que otros lo hagan mejor que tú a lo largo del tiempo y te acaben rebasando, como Oppo y Vivo.

La carrera hacia 2020 es larga y puede pasar cualquier cosa. Las armas de Huawei son tan poderosas como su competencia, y de seguir en esta línea no sabemos qué mapa dibujaremos dentro de un año. Lo único cierto es que el plan 2020 de Huawei no parecía una locura cuando se formuló hace unos meses, y sigue sin serlo ahora. En el futuro, ya veremos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos