Publicidad

Aplicaciones iOS para dormir mejor (II): Napbot

Aplicaciones iOS para dormir mejor (II): Napbot
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras la primera parte de nuestro especial de aplicaciones que tienen como fin ayudarnos a disfrutar de un mejor descanso nocturno con la pintoresca aplicación anti-ronquidos Snoring U, abordamos la segunda parte desde una óptica un tanto diferente. Si con anterioridad tratamos como controlar nuestro sueño tratando de no molestar a nuestra compañera o nuestro compañero de dormitorio, ahora vamos a tratar alcanzar el estado del sueño de una forma rápida y relajada a la vez con la ayuda de Napbot.

Desarrollado por el programador George Talusan que ya tiene en su haber un buen número de aplicaciones dedicadas a la difusión de técnicas de yoga y meditación, además de la creación de ambientes relajantes a través de sonidos y música, el programa se basa en éste último aspecto para fundamentar su funcionamiento.

Interfaz sencilla y funcional

napbot-1.jpg

Napbot juega ya con su propio nombre a la hora de unir la palabra inglesa "nap" (siesta o dormitar) con el sufijo "bot", tratando de crear una especie de asistente para el sueño. El cual, por otro lado, conserva las líneas básicas de diseño y colores utilizados en otras aplicaciones sobradamente conocidas como Weightbot, Calcbot, Converbot o Pastebot aunque para nada tenga que ver con Tapbots, compañía desarrolladora de estas últimas.

La sobria y a la vez intuitiva interfaz nos lleva a identificar de forma rápida un pequeño reproductor de sonido con un controlador de volumen suficientemente resaltado y una zona en la parte superior que emula una pantalla luminosa en la que se identifican diferentes nombres correspondientes a diferentes pistas de sonido.

Sonidos relajantes al gusto

napbot-3.jpg

La filosofía del programa se basa en la reproducción de sonidos que se suponen relajantes para la consecución de un sueño placentero. Claro está, todo ello con unos controlados niveles sonoros, función más que evidente que corresponde a la barra de volumen mostrada en el programa.

Con la particularidad de que éste es totalmente independiente de la regulación de volumen general del dispositivo, de tal modo que podemos adecuar el de Napbot sin alterar la intensidad de otros sonidos, tales como las alarmas necesarias para devolvernos al mundo real unas horas más tarde. Eso sí, silenciado el teléfono mediante el botón correspondiente, ningún sonido que parta de esta aplicación será audible.

Los botones de "cambio de pista" nos ayudan a elegir el sonido adecuado de entre una colección de diez grabaciones. Desde el rumor de las olas de mar, hasta el discurrir de un riachuelo pasando por una ligera lluvia, el rugir de una catarata o la paz de un bosque.

Para aquellos de manías extrañas o que simplemente requieren de un ruido, propiamente dicho, repetitivo y monótono el desarrollador ha incluido los sonidos de una lavadora y diferentes tonos de ruido de estática, tal cual nos hubiésemos quedado adormilados en el sofá con la televisión en marcha tras finalizar las emisiones correspondientes, simulando una de las más típicas escenas de película.

No obstante, el programa ofrece un pequeño apartado en el cual el usuario puede ampliar el paquete de sonidos mediante la adquisición de cinco diferentes expansiones de forma independiente al precio de 0.79 cada uno, o bien todo el compendio con una ligera rebaja quedando en 2.39 euros.

Paquetes de expansión en los que, por otro lado, podemos encontrar sonidos de tormentas o diferentes cadencias de latidos cardiacos, por citar algunos de ellos.

Control de reproducción y mantenimiento de batería

napbot-2.jpg

A pesar de la incorporación de la multitarea con la versión 4.0 de iOS, el programa no mantiene su actividad una vez salimos del mismo. Por lo que, de decidirnos a hacer uso cotidiano de Napbot, debemos mantener la aplicación en ejecución.

Lo que no implica que debamos estar al tanto del mismo en ningún momento, ya que incorpora dos mecanismos que no sólo ayudan a controlar la reproducción del sonido, sino que velan por el mantenimiento de la carga de la batería dentro de sus posibilidades.

Por un lado, podremos establecer el tiempo máximo durante el cual Napbot debe permanecer reproduciendo el sonido elegido, partiendo de un simple minuto hasta un máximo de 4 horas y 59 minutos. La reproducción del mismo finaliza con un ligero fundido que se queda sencillamente en una buena intención, ya que éste no logra atenuar el sonido por completo cortando su audición de forma brusca. Aunque el usuario también puede interrumpir en cualquier momento la cuenta atrás programada en el momento que se le antoje.

Similar a lo que ocurre con la opción de desactivar pantalla, mediante la cual ésta se apaga relativamente. Es decir, la pantalla no muestra nada salvo su propia retroiluminación, lo cual no deja de ser un vano intento por dejar el habitáculo del potencial durmiente en la más absoluta oscuridad, pudiendo recobrar la actividad de la pantalla con un simple toque.

Esto es así ya que apagar la pantalla mediante la pulsación del botón superior del iPhone supone también detener la ejecución del programa.

Cuestiones ambas anteriormente descritas que pueden ser tomadas como un fallo en el diseño y planteamiento del programa que bien podrían haber sido subsanadas incluso tratándose de un programa que se puede encontrar en la App Store de forma totalmente gratuita.

Más información y descarga | App Store. En XatakaMóvil | Aplicaciones iOS para dormir mejor (I): Snoring U | Aplicaciones iOS para dormir mejor (y III): iSleep Sphere.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir