Compartir
Publicidad

Apple comienza a perder los papeles

Apple comienza a perder los papeles
Guardar
110 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa de Cupertino está comenzando a reaccionar de forma imprevista ante los anuncios de sus principales rivales, y el mejor ejemplo lo tenemos en las declaraciones y acciones de sus responsables justo antes y después del lanzamiento del Samsung Galaxy S4.

Como señalan en MondayNote, justo antes de ese lanzamiento el vicepresidente de marketing de Apple, Phil Schiller, cometió un error en una entrevista con el WSJ al indicar que el Galaxy S4 se lanzaría con un sistema operativo "que tendrá un año de antigüedad", algo en lo que claramente se equivocó ya que este móvil se ha presentado con Android 4.2.2, la última revisión de Android, y ya está confirmado que se actualizará a Android 5.0 Key Lime Pie lo antes posible. Según el análisis realizado en ese blog, "Apple ha perdido el control de la narrativa", y se basan en un estudio del uso de superlativos y calificativos que hacen que la comunicación de Apple haya "dejado que otros cuenten su historia", y compara la situación con la época en la que Jobs aún estaba al frente de Apple, y en la que pocas veces cayó en el error de esa forma equivocada de destacar sus productos de forma sospechosamente exagerada ante los de la competencia.

Apple iPhone nueva web

A este análisis se une una nueva página web que publicita el smartphone de Apple y que con un mensaje que desacredita "a todo lo demás" trata de destacar las virtudes de los últimos modelos de la familia, los iPhone 5. La fabricación del dispositivo, su pantalla retina o su cámara de fotos. Pero lo hace siempre con claras alusiones a la competencia, algo que antes era raro ver en Apple. El mensaje sobre su tienda de aplicaciones es un ejemplo de ello:

Y la App Store es el hogar de más de 800.000 aplicaciones, todas revisadas por Apple para protegerte contra el malware. Otras plataformas móviles tienen un millar de opciones fragmentadas de tiendas, lo que resulta en problemas de disponibilidad, frustración para los desarrolladores, y riesgos de seguridad.

Es raro ver a Apple a la defensiva

Galaxy S4 vs iPhone 5

Durante años la empresa liderada por Steve Jobs ha podido permanecer intocable gracias al éxito sin parangón de sus iPhone y sus iPad, dispositivos que revolucionaron la industria y que mantuvieron la ventaja sobre sus competidores durante mucho tiempo, tanto en el apartado hardware como en el software.

Pero ahora que dichas distancias se han eliminado, Apple ha recurrido a tácticas que no son habituales en ella, y en las que claramente trata de dejar en evidencia a los fabricantes que apuestan por Android. Es una nueva postura de Apple a la que no estábamos acostumbrados: una Apple a la defensiva.

Ni siquiera en anteriores acciones de marketing Apple había mostrado tan claramente sus problemas para competir en un mercado que está demandando más y más. La propia campaña "Get a Mac" que mostraba aquellos famosos anuncios que siempre empezaban con el "I'm a Mac... I'm a PC" y en el que dos simpáticos actores dejaban siempre claro que el Mac era el ordenador más sencillo, más potente y más completo. Pero el tono era distinto. Irónico, pero simpático. Incluso el personaje que encarnaba al PC, interpretado por John Hodgman, acabó ganándose esa simpatía entre usuarios de ambas plataformas. Tanto es así que se dice que Apple decidió retirar aquella campaña porque muchos usuarios acabaron prefiriendo a ese personaje al del propio Mac.

Lo cierto es que Apple ha tenido una reacción extraña e inesperada ante el anuncio del Galaxy S4, que hace pensar que en Cupertino comienzan a verle las orejas al lobo. Sus acciones (actualmente,rondando los 440 dólares) están muy lejos de aquellos míticos 700 dólares que la convirtieron en la envidia del NASDAQ, y sus productos en el terreno móvil han dejado de sorprender (iPhone 5) o han provocado quejas, como el caso del iPad de cuarta generación, que ha llegado apenas 6 meses después del primer iPad con Retina Display, o del iPad mini, un dispositivo que no ha integrado pantalla Retina aunque aún así haya tenido una excelente acogida.

Queda por ver qué nos desvelará la empresa durante este año, y puede que tengamos pistas importantes en la WWDC que se celebra del 11 al 15 de junio en San Francisco. Los rumores apuntan a iPhones de bajo coste y a iPads mini con pantalla Retina, y si había un momento en el que Apple necesitara de un anuncio realmente sorprendente, es este.

Vía | MondayNote En Applesfera | Apple se pone a la defensiva con la nueva campaña del iPhone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos